Inicio » Enfermedades » Vacuna pentavalente

Vacuna pentavalente

¿Qué es la vacuna pentavalente

?

En el primer año de vida, los niños reciben vacunas que previenen enfermedades como el sarampión, la rubéola, la difteria, la tos ferina, la hepatitis B, la neumonía, la meningitis, el rotavirus y la polio, entre otras, la mayoría de las cuales son inyectables. Para reducir el número de inyecciones al mismo tiempo, se desarrollaron vacunas combinadas, como la vacuna pentavalente.

La vacuna pentavalente está compuesta de toxoides de difteria y tétanos, suspensión celular inactivada de Bordetella pertussis, antígeno de superficie de la hepatitis B (HBs-Ag) y oligosacáridos conjugados de Haemophilus influenza tipo b.

Variaciones

Triple bacteria, vacuna contra la hepatitis B, vacuna contra el Haemophilus influenzae tipo b.

Enfermedades que la vacuna previene

La difteria, una enfermedad causada por un bacilo tóxico, a menudo ocurre en las amígdalas, la faringe, la laringe, la nariz y ocasionalmente en otras membranas mucosas y la piel. La transmisión es por contacto directo de una persona enferma o portadora con una persona susceptible, a través de gotas de secreción respiratoria, eliminadas al toser, estornudar o hablar. En casos raros, puede ocurrir contaminación por objetos compartidos.

El tétanos es una enfermedad transmisible, no contagiosa, con dos formas de aparición: accidental y neonatal. La primera forma suele afectar a las personas que entran en contacto con el bacilo del tétanos al manipular el suelo o a través de lesiones o lesiones causadas por materiales contaminados, lesiones cutáneas o mucosas. El tétanos neonatal es causado por la contaminación durante el seccionamiento del cordón umbilical por el uso de instrumentos de corte o material de hemostasia inadecuadamente esterilizado o no esterilizado, por el uso de sustancias contaminadas en el muñón umbilical tales como telaraña, polvo de café, humo, estiércol.

La tos ferina es una enfermedad infecciosa aguda de transmisión respiratoria, de distribución universal, inmunoprevenible y notificable. Compromete específicamente el sistema respiratorio (tráquea y bronquios), y se caracteriza por una tos seca y fuerte. La transmisión ocurre principalmente a través del contacto directo de una persona enferma con una persona susceptible, eliminando las gotitas de secreción orofaríngea que se eliminan al toser, hablar o estornudar. Es raro, pero la transmisión también puede ocurrir a través de objetos contaminados con secreciones del paciente. El agente etiológico de la tos ferina es la bacteria Bordetella pertussis, un bacilo que tiene al hombre como su principal reservorio.

La hepatitis B es la irritación e hinchazón (inflamación) del hígado debido a la infección por el virus de la hepatitis B (VHB). La infección por hepatitis B puede transmitirse por contacto con la sangre, el semen, los fluidos vaginales y otros fluidos corporales de alguien que ya tiene la infección por hepatitis B. La mayor parte del daño causado por la hepatitis B se debe a la forma en que el cuerpo responde a la infección. Cuando el sistema inmunológico del cuerpo detecta la infección, envía células especiales para combatirla. Sin embargo, estas células que combaten la enfermedad pueden causar inflamación del hígado.

La bacteria Haemophilus influenzae tipo b causa afecciones como neumonía, inflamación en la epiglotis, otitis, infecciones en el torrente sanguíneo y meningitis; la meningitis es la inflamación de las meninges, membranas que rodean nuestro cerebro. La neumonía es una infección que se instala en los pulmones. Puede afectar la región de los alvéolos pulmonares, donde fluyen las ramas terminales de los bronquios y, a veces, el espacio entre un alvéolo y otro. Es una infección pulmonar más común en los bebés e incluso puede llevar a la hospitalización. La otitis media aguda es una infección del oído en la parte interna de esta estructura, que causa mucho dolor entre los síntomas. Son más comunes en niños y bebés, debido a que una estructura llamada trompa de Eustaquio se congestiona más fácilmente en ellos. Al menos el 30% de la otitis es causada por esta bacteria.

Indicaciones de la vacuna pentavalente

La vacuna pentavalente está indicada para la inmunización activa de niños a partir de los dos meses de edad contra la difteria, el tétanos, la tos ferina, la hepatitis B y las enfermedades causadas por Haemophilus influenzae tipo b.

Con la introducción de la vacuna pentavalente, se refuerza el hecho de que en todas las indicaciones de vacunas separadas en situaciones especiales, deben mantenerse las recomendaciones de la Norma para Centros de Referencia para Inmunobiológicos Especiales.

¿Puedo quedar embarazada de esta vacuna?

Para las mujeres embarazadas, la contraindicación sólo se pierde si están en riesgo de exposición a alguna enfermedad.

Más información:
Siete vacunas que los adultos necesitan recibir

Dosis requeridas de la vacuna

La vacunación básica consiste en la aplicación de tres dosis, con un intervalo de 60 días (mínimo de 30 días), a partir de los dos meses de edad.

Los dos refuerzos necesarios se realizarán con la vacuna DTP (difteria, tétanos y tos ferina). El primero a los 15 meses de edad y el segundo a los 4 años de edad.

La edad máxima para la aplicación de DTP es de seis años, 11 meses y 29 días. También cabe destacar que formará parte de este esquema, para los recién nacidos, la primera dosis en las primeras 24 horas, preferiblemente en las primeras 12 horas, con la vacuna contra la hepatitis B (recombinante).

Administración de la vacuna pentavalente

Se debe administrar una dosis de 0.5 mL de la vacuna por vía intramuscular en el músculo vasto lateral del muslo en niños menores de dos años de edad y en la región del deltoides en niños mayores de dos años de edad. También puede administrarse en la región ventroglútea (más lateral), ya que está libre de estructuras anatómicas importantes (no presenta vasos sanguíneos ni nervios significativos), y está indicado para cualquier grupo de edad.

La vacuna no debe administrarse en la región del dorso glúteo (más posterior), debido al riesgo de lesión del nervio ciático (Villarejo y Pascaul, 1993; Pigot, 1988) y a la posibilidad de inyectar la vacuna en grasa, en lugar de músculo. No debe administrarse en un vaso sanguíneo (intravenoso).

Contraindicaciones

No debe administrarse a los niños:

– Con hipersensibilidad conocida a cualquier componente del
o tienen signos manifiestos de hipersensibilidad después de la vacuna
administración previa de vacunas contra la difteria, el tétanos, la tos ferina y la hepatitis B
o haemophilus influenzae B;

– Niños con afecciones neurológicas activas

– Niños que han presentado, después de la aplicación de la dosis

previa, cualquiera de las siguientes manifestaciones: fiebre alta
(temperatura superior o igual a 39°C) dentro de las 48 horas siguientes a la vacunación
(y no por otras causas identificables), convulsiones de hasta 72 horas
después de la administración de la vacuna; colapso circulatorio, con un estado típico de
shock o episodio hipotónico-hiperresistente (SHE), hasta 48 horas
después de la administración previa de la vacuna; encefalopatía en los primeros siete casos
días después de la administración de la vacuna anterior, púrpura trombocitopénica
post-vacunal.

Posibles efectos adversos

El tipo y la frecuencia de los eventos adversos de la vacuna no difieren significativamente de las reacciones de la vacuna descritas por separado. Para las vacunas contra la difteria, el tétanos y la tos ferina con células enteras, son comunes las reacciones locales o sistémicas leves. Edema temporal, aumento de la sensibilidad y eritema (enrojecimiento) en el sitio de la inyección junto con fiebre ocurren en una gran proporción de casos. Ocasionalmente, reacciones severas de fiebre alta, irritabilidad y llanto sin alterar pueden aparecer dentro de las 24 horas de la administración. Se han reportado episodios hipotónicos hipotónicos hipotónicos (EHH) y convulsiones febriles a una tasa de una en 12,500 dosis administradas.

Un estudio en el Reino Unido mostró un pequeño aumento en la encefalopatía aguda (principalmente convulsiones) después de la inmunización con la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, sin embargo, revisiones más detalladas de todos los estudios disponibles por grupos de expertos del Instituto de Medicina de los EE.UU. y el Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los EE.UU. (Advisory Committee on Immunization Practices – ACIP), las asociaciones pediátricas de Australia, Canadá y el Reino Unido, llegaron a la conclusión de que los resultados no demostraron que existiera una relación de causalidad entre la vacuna de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina y las disfunciones crónicas del sistema nervioso. Por lo tanto, no hay pruebas científicas de que estas reacciones tengan consecuencias permanentes para los niños.

La vacuna contra la hepatitis B es una vacuna bien tolerada. En los estudios controlados con placebo, con la excepción del dolor local, los síntomas como la mialgia y la fiebre transitoria no han sido más frecuentes que en el grupo del placebo. Los reportes de reacciones anafilácticas severas son muy raros. Manifestaciones generales como fiebre, irritabilidad, fatiga, mareos, dolor de cabeza, molestias gastrointestinales, también pueden ocurrir en las primeras 24 horas y con evolución benigna. La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) después de la vacunación es un evento poco frecuente cuya relación causal es difícil de probar. El tiempo de latencia entre el inicio de los síntomas, que suele ser de unos pocos días a dos meses, sugiere esta relación. Los datos disponibles no indican una asociación causal entre la vacuna contra la hepatitis B y eventos neurológicos adversos graves como el síndrome de Guillain-Barré (EGB), enfermedades desmielinizantes como la esclerosis múltiple, y no hay datos epidemiológicos que apoyen una asociación causal entre esta vacuna y el síndrome de fatiga crónica, la artritis, las enfermedades autoinmunes, el asma, el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) o la diabetes.

Con la vacuna Haemophilus influenzae tipo b localizada, pueden producirse reacciones leves y transitorias dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación, como dolor y aumento de la sensibilidad en el lugar de la inyección, que en la mayoría de los casos desaparecen espontáneamente en un plazo de 2 a 3 días. Eventualmente, pueden ocurrir abscesos locales, como resultado de la contaminación bacteriana secundaria debido a la falla técnica en la aplicación de la vacuna. Las manifestaciones generales, como la fiebre, rara vez ocurren y las reacciones más graves son muy raras, y no se ha establecido una relación causal entre las reacciones más graves y la vacuna.

Dónde encontrar la vacuna pentavalente

La vacuna está disponible en redes públicas y privadas. Algunos planes de seguro médico cubren esta vacuna en el sistema de salud privado.
Salud. Verifique con su operador para ver si su plan ofrece esto
cobertura.

Preguntas más frecuentes

¿Existen pruebas que puedan identificar si estamos vacunados?

Vacunas
de patógenos vivos, que pueden causar la enfermedad, pero que pueden ser
identificado por medio de análisis de sangre – pero esto no tiene relevancia
desde un punto de vista médico. Eso es porque la única manera de probar que
una persona es vacunada o no es mediante la presentación de la inscripción en el
tarjeta. El Ministerio de Salud sólo tiene en cuenta las vacunas válidas que en el caso de
que el registro ha sido correctamente acreditado por una sociedad anónima
autorizado.


¿Puedo actualizar mi tarjeta de vacunación a cualquier edad?

No
sólo puedes, como deberías. Aunque lo ideal es seguir el calendario de
vacunación e inmunización a las edades recomendadas, es importante llevar a cabo las siguientes tareas
las vacunas que llegan tarde. Sin embargo, esta regla sólo se aplica a las vacunas
que todavía se recomiendan en la edad adulta, como la hepatitis B,
tétanos, tos ferina y difteria. Incluso las enfermedades infantiles clásicas,
como las paperas, el sarampión y la rubéola, siguen teniendo recomendaciones de vacunas
para los adultos y necesitan ser tomados. Sin embargo, las vacunas que usted
debe haber tomado durante la infancia solamente, y que pierden el
recomendación para los adultos, porque el riesgo de la enfermedad ya no existe, no
deben ser tomadas. Un ejemplo es el rotavirus, una enfermedad muy común.
grave en la infancia y debe ser vacunado en el período, pero que para la
los adultos no causa impacto más allá de la comodidad, perdiendo la necesidad de la
vacunación.

Si no recuerdo haber recibido la vacuna, ¿puedo ir al puesto y repetir la dosis?

Sí.
La mejor forma de proceder en estos casos es comprobar la tarjeta de
vacunación. Pero si lo perdiste por alguna razón, o pensaste que
Me vacunaron, pero no está en el registro, lo mejor es si
para vacunar, aunque repetidamente.

Si tengo la vacuna combinada, ¿necesito recibirla individualmente?

Vacunas
combinados, como el triple viral (difteria, tétanos y tos ferina), el
MMR (paperas, sarampión y rubéola) y el pentavalente (triple más el
haemophilus y hepatitis B), son un conjunto de varias vacunas en una sola.
solo, como su nombre indica. Al tomarlo, usted ya está adecuadamente
para todas las enfermedades enumeradas en la vacuna, y no necesita vacunarse.
vacunar contra una enfermedad de forma aislada – un ejemplo sería tomar el triple
viral y luego una vacuna antitetánica. “Sin embargo, puedes ser
para volver a recibir la vacuna sola en el caso de
necesidad de refuerzo por el tiempo o la exposición a uno de los patógenos en
como una epidemia de sarampión”, dice el médico general.
Eduardo.

¿Puedo vacunarme antes de la hora establecida?

No,
las edades mínimas deben ser respetadas. Probablemente no hay
riesgo de vacunarse prematuramente, pero no hay estudios de seguridad
para ese grupo de edad, y no hay indicios de la vacuna. El
las indicaciones de edad tienen en cuenta la recomendación epidemiológica, o
es decir, el período de la vida en el cual usted está en mayor riesgo de sufrir que
enfermedad o sus complicaciones. Es por eso que algunas vacunas infantiles
ya no es necesario enseñar a los adultos, ya que el período de riesgo ya es de por sí
pasó. La lógica es la misma para las vacunas administradas sólo en adultos.
“Un ejemplo es el triple virus (difteria, tétanos y tos ferina), que el
El sistema inmunológico inmaduro del niño puede no ser suficiente para contener el
virus, y el niño puede enfermarse gravemente”, dice el
médico generalista Eduardo Finger.

¿Puedo actualizar toda la tarjeta de vacunación de una vez?

Si
usted es una persona sana, que no está en el sistema inmunológico
debilitado, no hay impedimento. El único problema es el
incomodidad de haber sido vacunado varias veces a partir de entonces. También están los que
vacunas que se separan en dosis, y lo ideal es que éstas sean
para asegurar que la respuesta del sistema inmunológico sea sostenible.

¿Las personas que son alérgicas a una vacuna no pueden volver a recibirla?

En
en general, es muy difícil para una persona ser alérgica a la vacuna en sí, pero el
otros elementos que están dentro de ella. Las contraindicaciones existen
sólo para personas que hayan sufrido un choque anafiláctico en los siguientes casos
casos: para la anafilaxis de los huevos, las vacunas contra el sarampión están contraindicadas,
paperas, rubéola y fiebre amarilla, ya que estos virus vivos se cultivan
en el alimento antes de ir a la vacuna; en casos de anafilaxis por
mercurio son vacunas contraindicadas con este elemento, en general, las vacunas con este elemento no están indicadas.
SUS; y aquellos que ya han sufrido un choque anafiláctico por el látex deberían
Infórmese sobre las vacunas en su sitio de vacunación estándar, porque
algunos pueden contener rastros de la sustancia.

Si pierdo mi tarjeta, ¿tendré que vacunar todo de nuevo?

Sí,
porque la vacuna válida es sólo la que ha sido registrada. Si
te vacunarás en una clínica privada, probablemente el lugar
usted tendrá un registro de sus vacunas, sin necesidad de registrarse
a tomar otra vez. Sin embargo, la red pública aún no ha podido
para computarizar estos datos, para que una persona que se vacune en la red
y perderá su tarjeta tendrá que recibir todas las vacunas que necesita.
recomendado para los adultos de nuevo.

Fuentes

Ministerio de Salud

Médico generalista Eduardo Finger (CRM: SP72161), coordinador del departamento de investigación y desarrollo de SalomãoZoppi Diagnósticos.

SABER MÁS

Vacuna bacteriana en tres partes: previene el tétanos, la difteria y la tos ferinaVacuna de 15 años? Comprender la importancia de la vacunación en la adolescencia

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.