Tuberculosis ósea

Tuberculosis y tuberculosis ósea.

La tuberculosis es una enfermedad extremadamente infecciosa causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis . Es una de las 10 principales causas de muerte en todo el mundo. La tuberculosis (TB) es más común en los países en desarrollo, pero se notificaron más de 9,000 casos en los Estados Unidos en 2016. La tuberculosis es prevenible, y si se contrae y descubre temprano, generalmente es tratable.

La tuberculosis afecta principalmente a los pulmones, pero en algunos casos puede extenderse a otras partes del cuerpo. Cuando la tuberculosis se propaga, se conoce como tuberculosis extrapulmonar (EPTB). Una forma de EPTB es la tuberculosis ósea y articular. Esto compensa sobreFuente confiable del 10 por ciento

¿Qué causa la tuberculosis ósea?

La TB ósea ocurre cuando contrae tuberculosis y se disemina fuera de los pulmones. La tuberculosis normalmente se transmite de persona a persona a través del aire. Después de contraer tuberculosis, puede viajar a través de la sangre desde los pulmones o los ganglios linfáticos hasta los huesos, la columna vertebral o las articulaciones. La tuberculosis ósea generalmente comienza debido al rico suministro vascular en el medio de los huesos largos y las vértebras.

La tuberculosis ósea es relativamente rara, pero en las últimas décadas la prevalencia de esta enfermedad ha aumentado en los países en desarrollo, en parte como resultado de la propagación del SIDA . Si bien es poco frecuente, la tuberculosis ósea es difícil de diagnosticar y puede provocar problemas graves si no se trata.

¿Cómo se ve la TB ósea?

No siempre es fácil reconocer los síntomas de la tuberculosis ósea hasta que está muy avanzado. La TB ósea, en particular la TB espinal, es difícil de diagnosticar porque es indolora en las primeras etapas y es posible que el paciente no presente ningún síntoma. Cuando finalmente se diagnostica TB ósea, los signos y síntomas generalmente están muy avanzados.

Además, a veces la enfermedad puede estar latente en los pulmones y propagarse sin que el paciente sepa que tiene alguna forma de tuberculosis. Aun así, una vez que un paciente ha contraído TB ósea, hay algunos síntomas a tener en cuenta:

  • dolor de espalda severo
  • hinchazón
  • rigidez
  • abscesos

Cuando la tuberculosis ósea está más avanzada, algunos síntomas peligrosos incluyen:

  • complicaciones neurológicas
  • paraplejia / parálisis
  • acortamiento de extremidades en niños
  • deformidades óseas

Además, los pacientes con TB ósea pueden o no experimentar síntomas normales de tuberculosis, que pueden incluir:

  • fatiga
  • fiebre
  • sudores nocturnos
  • pérdida de peso

Tratamiento de tuberculosis ósea

Si bien la tuberculosis ósea puede provocar algunos efectos secundarios dolorosos, el daño generalmente es reversible cuando se trata temprano con el régimen adecuado de medicamentos. En muchos casos, la cirugía de columna es necesaria , como una laminectomía (donde se extrae una parte de las vértebras).

Los medicamentos son la primera línea de defensa para la tuberculosis ósea, y el curso del tratamiento puede durar entre 6 y 18 meses. Los tratamientos incluyen:

  • medicamentos antituberculosos, como rifampicina, isoniazida, etambutol y pirazinamida
  • cirugía

Para llevar

La tuberculosis ósea es más riesgosa en los países en desarrollo o para las personas que viven con SIDA. Sin embargo, si bien el riesgo de tuberculosis es bajo en los países desarrollados, la tuberculosis ósea sigue siendo algo a tener en cuenta. Cuando se diagnostica esta enfermedad, se puede tratar con un régimen de medicamentos y, en casos más graves, se pueden usar medicamentos además de la intervención quirúrgica.

6 fuentes

  • Fulco Santos FC, y col. (2013) Tuberculosis ósea: reporte de un caso en un niño. DOI:
    10.1590 / 0037-8682-0010-2012
  • Lee JY. (2015) Diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis extrapulmonar. DOI:
    10.4046 / trd.2015.78.2.47
  • Pigrau-Serrallach C, y col. (2013) Tuberculosis ósea y articular. DOI:
    10.1007 / s00586-012-2331-y
  • Preguntas y respuestas sobre la tuberculosis. (2014)

    cdc.gov/tb/publications/faqs/qa_introduction.htm
  • Rasouli MR, y col. (2012) Tuberculosis espinal: diagnóstico y manejo. DOI:
    10.4184 / asj.2012.6.4.294
  • Tuberculosis de hueso y articulación. (2008)
    www0.sun.ac.za/ortho/webct-ortho/tb/tuberculosis.html
  • Categorías