Trabeculectomía: lo que debe saber

¿Qué es una trabeculectomía?

Una trabeculectomía es un procedimiento quirúrgico para tratar el glaucoma. El glaucoma ocurre cuando el líquido que produce su ojo, llamado humor acuoso, no puede drenar normalmente. Esto hace que la presión intraocular (PIO) aumente con el tiempo, posiblemente resultando en pérdida de visión o ceguera si no se trata.

La trabeculectomía reduce la presión intraocular (PIO) dentro de su ojo. Esto puede retrasar o detener la pérdida de visión causada por el glaucoma . Su médico puede recomendarle una trabeculectomía si su PIO no responde a los tratamientos estándar para el glaucoma, como gotas o medicamentos recetados.

La trabeculectomía se usa para crear un nuevo canal, o «ampolla», a través del cual el líquido puede drenar del ojo. Restaurar la capacidad del ojo para drenar el líquido debería reducir la PIO.

No curará ninguna pérdida de visión relacionada con el glaucoma que pueda haber experimentado antes del procedimiento, pero puede ayudar a frenar o detener la pérdida de visión progresiva en el futuro.

¿Cómo te preparas para una trabeculectomía?

Antes de la cirugía, informe a su médico sobre sus medicamentos actuales, incluidos los anticoagulantes y las gotas para los ojos. Es posible que quieran que continúe con su rutina habitual hasta el día de su procedimiento, pero también pueden pedirle que pare.

Durante la consulta de antemano, su oftalmólogo evaluará el ojo afectado y considerará cualquier condición preexistente en el ojo que pueda causar complicaciones durante o después del procedimiento. Su médico también puede realizar un control de bienestar general para abordar cualquier posible afección subyacente antes de la cirugía, especialmente si se someterá a anestesia general.

Si el procedimiento se realizará con anestesia general, su médico le pedirá que ayune durante 12 horas antes del procedimiento.

¿Cómo se realiza una trabeculectomía?

Su procedimiento se completará en la sala de operaciones y se puede realizar con anestesia local o general. Si recibe anestesia local, su ojo estará adormecido. Si se le administra anestesia general, se le administrará una vía intravenosa para sedación. Si está recibiendo anestesia local, es posible que su médico le haya recetado un sedante con anticipación para que le resulte más fácil relajarse.

Su ojo estará adormecido, limpiado y equipado con un espéculo de tapa para mantenerlo abierto. Luego, estará cubierto con una cortina que no expone nada más que su ojo. Durante el procedimiento, sabrá que el cirujano está operando, pero no debería poder sentir nada.

Su cirujano abrirá una ampolla en la parte superior de su ojo. Esto se hará debajo de su párpado, por lo que no será visible después del procedimiento. Una vez que se ha creado el nuevo sitio de drenaje, su cirujano colocará suturas cerca del sitio que deben sostener el «colgajo» sobre la ampolla abierta, ya que el sitio no debe volver a cerrarse durante el proceso de curación. Sus puntos no se disolverán y su médico deberá retirarlos dentro de aproximadamente dos semanas.

La cirugía debe durar entre 45 y 60 minutos. Después del procedimiento, su ojo será reparado y protegido hasta su cita de seguimiento con su cirujano al día siguiente.

¿Cuáles son los riesgos de una trabeculectomía?

Si bien la trabeculectomía se considera un procedimiento seguro y efectivo, existen algunos riesgos involucrados. Éstos incluyen:

  • infección postoperatoria
  • párpado caído
  • visión doble
  • hinchazón
  • sangría
  • desarrollar un agujero cerca del sitio de operación
  • cicatrices
  • PIO baja (hipotonía)

En casos severos, algunas personas experimentan:

  • hemorragia dentro del ojo afectado
  • desprendimiento coroideo
  • Pérdida de la visión
  • muy raramente, pérdida del ojo mismo

Aproximadamente 1 de cada 250 personas experimenta desprendimiento coroideo.

La cicatrización y la baja PIO son los riesgos más comunes de la cirugía. La PIO baja es un factor de riesgo para el desprendimiento coroideo. Los síntomas incluyen un dolor sutil o latidos en el ojo afectado. Puede ser difícil de detectar, pero su cirujano puede corregirlo apretando los puntos o ajustando su medicamento para aumentar la PIO.

Si la ampolla cicatriza demasiado rápido o si desarrolla tejido cicatricial que obstruye el drenaje de líquidos, su oftalmólogo puede necesitar masajear o reabrir el sitio mediante un proceso llamado punción. Este procedimiento ambulatorio se realiza bajo anestesia local y puede repetirse de manera segura según sea necesario. También puede recibir inyecciones de esteroides en el ojo y medicamentos que retrasan el proceso de curación.

¿Cuál es la tasa de éxito de una trabeculectomía?

A largo plazo, se ha demostrado que la trabeculectomía tiene una alta tasa de éxito. Se estima que el 90 por ciento tuvo éxito, con dos tercios de las personas que ya no necesitan medicamentos para controlar la afección después.

Aproximadamente del 10 al 12 por ciento de las personas que reciben una trabeculectomía requerirán un procedimiento repetido. La investigación indica que aproximadamente el 20 por ciento de los procedimientos de trabeculectomía no controlan la PIO durante más de 12 meses, y el 2 por ciento de los procedimientos fallan cada año después de ese período de tiempo. Las personas que tienen elFuente de confianza de mayor riesgo para esto incluyen aquellos que tienen lentes artificiales y aquellos cuyas ampollas se encapsulan.

Recuperándose de una trabeculectomía

Después de la cirugía, los efectos secundarios inmediatos incluyen molestias y visión borrosa en el ojo afectado. El desenfoque puede durar hasta dos semanas, pero puede tomar hasta 12 semanas para que su ojo se sienta normal y vuelva a ver normalmente. Su sitio quirúrgico y sus puntos estarán doloridos, pero el dolor debería mejorar una vez que se quiten los puntos.

Durante las primeras dos semanas después del procedimiento, dormirás con un escudo protector sobre tu ojo mientras el sitio quirúrgico se cura para evitar que se lastime durante la noche. Después de eso, su cirujano le quitará los puntos en el consultorio. Su ojo estará adormecido con gotas para su eliminación.

Tendrá seguimientos regulares para verificar la curación y el progreso, y para monitorear la PIO en el ojo afectado. Después de que el período postoperatorio ha pasado, muchas personas que se sometieron a la cirugía ya no requieren gotas para los ojos. Su oftalmólogo le aconsejará si necesitará continuar con cualquier medicamento adicional para el glaucoma.

Durante dos o tres meses después de la cirugía, deberá seguir una estricta rutina de aplicación de antibióticos recetados y gotas para los ojos con esteroides durante todo el día. Su médico le pedirá que deje de usar sus medicamentos regulares para el glaucoma en el ojo afectado después de la cirugía.

Debe evitar actividades extenuantes, como deportes, natación y ejercicio de alto impacto mientras se recupera. Además, debe evitar cualquier actividad que requiera inversión, reverencia o flexión, como el yoga. Bajar la cabeza puede causar dolor extremo en el ojo afectado. Actividades como leer y mirar televisión son seguras. Consulte a su oftalmólogo para saber cuándo es apropiado que reanude sus actividades regulares.

Dependiendo de su trabajo y la industria en la que trabaje, es posible que también deba consultar a su médico sobre cuándo volverá a trabajar. Dos semanas pueden ser un período de recuperación apropiado para los trabajadores de oficina. Las personas cuyo trabajo implica más trabajo manual pueden necesitar más tiempo antes de regresar.

Los resultados postoperatorios pueden variar mucho de un individuo a otro, así que dependa de su oftalmólogo para que lo guíe a través de su propio proceso de recuperación paso a paso. Debido a que la recuperación se ve muy diferente para cada persona, es posible que su médico no pueda proyectar qué seguimiento tomará el suyo.

6 fuentes

  • Chen T. (2003). Cirugía de filtración de glaucoma (trabeculectomía).
    djo.harvard.edu/site.php?url=/patients/pi/420
  • Khandelwal RR, et al. (2015) Resultado quirúrgico de la trabeculectomía segura del sistema quirúrgico combinado con extracción de cataratas. DOI:
    10.1038 / ojo.2014.294
  • Moster M. (2013). Trabeculectomía postoperatoria: mantenerse en el camino.
    reviewofophthalmology.com/article/trabeculectomy-postop-staying-on-track-42261
  • Murdoch I. (2012). Manejo postoperatorio de la trabeculectomía en los primeros tres meses. DOI:
    ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3588120/
  • Trabeculectomía (Dakota del Norte).
    hopkinsmedicine.org/wilmer/services/glaucoma/book/ch17s01.html
  • Trabeculectomía (Dakota del Norte).

    glaucoma-association.com/about-glaucoma/treatments/surgery/trabeculectomy/
  • Categorías