Inicio » Enfermedades » Tos (seca, con flema, crónica): causas y tratamientos

Tos (seca, con flema, crónica): causas y tratamientos

¿Qué es la tos?

La tos es un reflejo protector del sistema respiratorio como consecuencia de un proceso irritante. Es un proceso beneficioso que evita que los gérmenes, la secreción, los alimentos o los cuerpos extraños entren en las vías respiratorias. En otros, sin embargo, la tos puede ser un signo de un problema de salud más grave, más aún cuando la tos es excesiva y viene acompañada de secreción.

Tos en bebés

Los bebés tienen un sistema inmunológico inmaduro, por lo que la prevención es una medida muy importante. Es importante evitar los lugares cerrados, las multitudes y las personas enfermas, especialmente en los meses de otoño e invierno, época de mayor circulación viral. (7)

Además, es esencial utilizar alcohol en gel en las manos, fomentar la lactancia materna exclusiva, es decir, hasta los 6 meses y complementada hasta los 2 años o más, y mantener una dieta saludable.

Otra forma de prevención es la vacunación, tanto para los bebés como para los niños y para sus contactores y cuidadores. Vacunas muy importantes para prevenir enfermedades que causan tos y otras complicaciones respiratorias: tos ferina, neumocócica 13 Valiant, neumocócica 23 Valiant, gripe.

Tipos

La tos se puede dividir según la producción y duración de la mucosidad:

Tos seca

La tos seca es muy incómoda y no hace ningún ruido de secreción – ni en la garganta ni en los pulmones. La tos seca casi siempre sufre alguna alteración en el sistema respiratorio, como:

  • Rinitis alérgica
  • Faringitis aguda irritativa, viral, bacteriana o micótica
  • Amigdalitis viral o bacteriana
  • Laringitos irritantes, virales o bacterianos
  • Traqueítis o laringotraqueítis viral o bacteriana
  • Crisis de asma/bronquitis aguda
  • Neumonía viral o bacteriana
  • Una causa grave y potencialmente mortal es la embolia pulmonar.

Tos productiva

Al toser se expulsa la mucosidad o mejor conocida como flema, que puede ser clara, espesa, blanca, verde, amarillenta o en algunos casos grisácea. La mucosidad o flema es producida por pequeñas glándulas que se encuentran debajo de la mucosa, una capa que recubre las vías respiratorias internamente.

Su función es proteger las vías respiratorias de los ataques de virus, bacterias y otros microorganismos que pueden infectar nuestro cuerpo. Al igual que la tos seca, la tos productiva también puede ocurrir después del tratamiento de algunas enfermedades, ya que el cuerpo todavía está eliminando los microorganismos.

Tos con tabaco

Fumar conduce a una tos crónica, persistente y muy incómoda. Por lo general, también hay secreción crónica asociada. La secreción liberada en la tos del fumador suele ser oscura, de color marrón. El tabaco es un irritante importante de las vías respiratorias, tanto nasales como bronquiales, y puede estimular las glándulas para que produzcan más moco. Dejar de fumar aumenta las probabilidades de que este tipo de tos disminuya con el tiempo.

Otras clasificaciones

Existe otra posible clasificación de la tos:

  • Tos aguda: por lo general comienza repentinamente y a menudo se debe a un resfriado, gripe o sinusitis. Ocurre cuando el síntoma está presente durante un período de hasta tres semanas
  • .

  • Tos subaguda: ocurre durante un período de tres a ocho semanas
  • Tos crónica: el que dura más de ocho semanas.

Causas

Las infecciones recientes de las vías respiratorias superiores, como el resfriado común o la gripe, pueden causar tos. Otras causas comunes son:

  • Inhibidores ACE (medicamentos usados para controlar la presión arterial)
  • Rinosinusitis alérgica (inflamación de la nariz y los senos paranasales)
  • Asma
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (enfisema o bronquitis crónica)
  • Fumar
  • Exposición al humo del cigarrillo
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Enfermedades pulmonares como bronquiectasias, enfermedades pulmonares intersticiales o tumores
  • Infecciones pulmonares como neumonía o bronquitis aguda
  • Sinusitis que lleva a goteo post-nasal
  • Tuberculosis.

Factores de riesgo

Las principales causas de la tos aguda son las infecciones virales de las vías respiratorias superiores, especialmente el resfriado común, y de las vías respiratorias inferiores. Otras causas comunes son la sinusitis aguda, la exposición a alérgenos e irritantes y las exacerbaciones de enfermedades crónicas como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la sinusitis.

Además de estas entidades con bajo riesgo de complicaciones, otras enfermedades potencialmente graves como la neumonía, el edema pulmonar por insuficiencia ventricular izquierda, la embolia pulmonar y las exacerbaciones graves de asma y EPOC pueden manifestarse con tos aguda y, a diferencia de las causas anteriores, requieren una intervención precoz por el riesgo de complicaciones.

Síntomas

Síntomas de la tos

Se puede presentar tos con otros signos y síntomas, que pueden incluir:

  • Goteo o congestión nasal
  • Una sensación de líquido que fluye por la parte posterior de la garganta (goteo posnasal)
  • .

  • Acidez estomacal y dolor de garganta frecuentes
  • Robo
  • Zumbido y falta de aliento
  • Acidez estomacal o sabor amargo en la boca
  • En casos raros, tosa con sangre
  • Secreción pulmonar verdosa o sanguinolenta
  • Sangrado
  • Caída de estado general
  • Pérdida de peso
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre por más de 72 horas.

Diagnóstico y exámenes

En la cita con el médico

Los especialistas que pueden diagnosticar la tos son:

  • Clínica Médica
  • Pulmonología
  • Cardiología
  • Infectología
  • Inmunología
  • Otorrinolaringología

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a alguien que lo acompañe.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Tose sangre? ¿Cuánto? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Está seca la tos o está acompañada de mucosidad o flema? ¿Es espeso y difícil de expulsar?
  • ¿Es grave la tos? ¿Le impide comer y dormir?
  • ¿Cuál es el patrón de tos? ¿Empezó de repente? ¿Ha estado aumentando recientemente?
  • ¿Empeora la tos por la noche? ¿Cuándo te despiertas?
  • ¿Cuánto tiempo duró la tos?
  • ¿Tiene ataques de tos repentinos donde se ahoga y hay vómitos?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

También es importante llevar sus preguntas a la consulta escrita, empezando por la más importante. Esto asegura que usted obtendrá respuestas a todas las preguntas relevantes antes de que termine la consulta. Para la tos, algunas preguntas básicas incluyen:

  • ¿Cuáles son las posibles causas de mi condición?
  • ¿Necesito realizar otras pruebas diagnósticas?
  • ¿Qué tratamiento está indicado?
  • ¿Existen tratamientos caseros para mi condición?
  • Tengo otras condiciones de salud, ¿cómo podemos conciliar los tratamientos?
  • ¿Está curada mi tos?
  • ¿Existen maneras de prevenirlo?

No dude en hacer otras preguntas si surgen en el momento de la consulta.

Diagnóstico de tos

El diagnóstico de tos es clínico, por lo que el especialista revisará su historia clínica y le realizará un examen físico. Muchos médicos deciden comenzar el tratamiento para una de las causas más comunes de toser, en lugar de ordenar pruebas costosas. Sin embargo, si el tratamiento no funciona, es posible que se le realicen pruebas para detectar causas menos comunes.

Exámenes

Los principales exámenes para diagnosticar las causas de la tos son…:

  • Radiografía de tórax
  • Investigación viral y/o cultivo de secreción traqueal
  • Tomografía de tórax
  • Análisis de sangre
  • Espirometría
  • Ecocardiograma.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la tos

El tratamiento dependerá de la causa. Como la mayoría de los casos se deben a infecciones virales, la recomendación es descanso, hidratación, inhalación y lavado nasal con solución salina.

Medicamentos para la tos

Una tos puede tener varias causas, por lo que el tratamiento varía según el diagnóstico establecido por el médico. Por lo tanto, sólo un especialista cualificado puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Los medicamentos más comunes para la tos son:

  • Abrir
  • Ambroxol
  • Antux
  • Benalet
  • Clobutinol (jarabe)
  • Clobutinol (gotas)
  • Clobutinol + succinato de doxilamina
  • Desalex
  • Dropropizina
  • Expec
  • Hixizina
  • Fenergan Expectorante
  • Flextoss
  • Fluitosis
  • Mucosolvan
  • Notuss
  • Desloratadina.

Siempre siga las instrucciones de su médico de cerca y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

¿Existe una cura para la tos?

En la mayoría de los casos, la tos desaparece en unas pocas semanas. Si se enferma durante más de dos semanas, hable con su médico para descartar la posibilidad de otros problemas médicos.

Posibles complicaciones

Tener una tos persistente puede ser estresante. Toser puede interrumpir su sueño y causar una variedad de otros problemas, incluyendo:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Sudoración excesiva
  • Pérdida del control de la vejiga (incontinencia urinaria)
  • Costillas fracturadas
  • Desmayo (síncope).

Viviendo juntos / Pronóstico

Algunos medicamentos y jarabes para aliviar la tos se pueden encontrar en las farmacias y no requieren receta médica. Consulte al farmacéutico para saber cuál es la mejor opción para usted.

La tos persistente o asociada, la falta de aliento, la fiebre y el cansancio son señales de advertencia de buscar ayuda médica.

Además, trate de mantenerse hidratado. Beber mucha agua es esencial para aliviar los síntomas y seguir tosiendo.

Remedios caseros

Una vez que se siguen las recomendaciones médicas, es posible recurrir a remedios caseros para la tos que no es el último síntoma que queda.

Consulte los tratamientos caseros para la tos indicados por nuestros expertos:

1. inhalación de eucalipto, menta y pino

Las inhalaciones son una gran opción de medicina casera para la tos, especialmente si se hacen con las hierbas correctas. Según los expertos, el eucalipto, la menta y el pino son plantas con acción de eliminación de moco ligero y pueden ayudar en algunos cuadros de tos con flema en los que la secreción espesa es difícil de eliminar. Sin embargo, es necesario tener cuidado en la dosis utilizada de esencial en estos procedimientos, ya que este exceso puede irritar la membrana mucosa de la nariz y la garganta en lugar de causar un alivio. (5)

2. té de jengibre

El jengibre es una raíz llena de propiedades, por lo que el té de jengibre se utiliza a menudo como remedio casero, incluso para la tos. Este alimento tiene acción antibacteriana y es un antiviral y antiinflamatorio natural. El consumo de té ayuda a hidratar las cuerdas vocales, lo que ayuda a mejorar la tos. (6)

3. miel

La miel es también un remedio casero para la tos vieja, y eso tiene su razón de ser. Es beneficioso especialmente en casos de tos seca, ya que puede proteger las membranas mucosas de la garganta y reducir la irritación local. Tanto es así que un estudio publicado en la revista científica Pediatrics, realizado con 300 niños de 1 a 5 años con tos nocturna, demostró que ayudaba a reducir la inflamación y mejorar el sueño.

¡Mira más medicinas caseras para la tos aquí!

Prevención

Prevención

Algunas medidas pueden prevenir la aparición de la tos. Conózcalo y prevenga su uso:

  • No fume
  • Vacúnese contra la gripe y el neumococo anualmente
  • Reduzca su exposición a la contaminación del aire y a los agentes químicos que pueden causar irritación a sus pulmones
  • .

  • Lávese las manos con frecuencia para prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.