Terapia hormonal para el cáncer de próstata

La terapia hormonal, a veces llamada «terapia de privación de andrógenos», es una de las principales opciones de tratamiento para el cáncer de próstata . Esto es lo que debe saber sobre esta importante opción.

Terapia de privación de andrógenos y cómo funciona

Su cuerpo produce una variedad de hormonas a lo largo de su vida. Algunas de estas hormonas se producen en niveles mucho más altos en los hombres y se llaman andrógenos. La testosterona es el andrógeno más conocido. Los andrógenos se producen principalmente en los testículos, pero las glándulas suprarrenales ubicadas en la parte superior de los riñones también producen una pequeña cantidad.

Se ha demostrado que los andrógenos hacen que crezcan las células de cáncer de próstata. La premisa o idea básica detrás de la terapia de privación de andrógenos es bloquear la producción o los efectos de los andrógenos en el cuerpo y, por lo tanto, retrasar o detener el crecimiento de las células de cáncer de próstata.

Deteniendo la producción de andrógenos

La producción de andrógenos tiene lugar principalmente en los testículos. Hay un par de formas en que esta producción se puede detener casi por completo.

  • Orquiectomía La orquiectomía es una cirugía que involucra la extirpación de ambos testículos. Obviamente, una vez que se extirpan los testículos, ya no pueden producir andrógenos.
    • La orquiectomía es diferente de otras opciones por dos razones clave. Primero, el procedimiento resulta en un efecto permanente. No hay forma de revertirlo una vez completado. En segundo lugar, hay un cambio físico obvio después de completar la cirugía.
    • Por estas razones, muchos hombres eligen una de las opciones de privación de andrógenos no quirúrgicas.
  • Agonistas y antagonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH) Estos dos grupos de medicamentos funcionan bloqueando las hormonas que causan la producción de andrógenos. Por lo general, funcionan tan bien como la orquiectomía para reducir los niveles de testosterona en el cuerpo.
    • Se administran mediante implantes debajo de la piel o como inyecciones. Los medicamentos comunes en esta categoría incluyen leuprolida, goserelina, triptorelina y abarelix.
    • Estos medicamentos se han vuelto más populares que la orquiectomía en los últimos años, pero son más caros y requieren visitas frecuentes a su médico.

    Cómo se puede bloquear el funcionamiento de los andrógenos

    También existen medicamentos antiandrógenos que no detienen la producción de andrógenos, sino que bloquean su función en el cuerpo. Estos se usan típicamente después de la orquiectomía o mientras se usan agonistas o antagonistas de LHRH. Raramente se usan solos.

    Los antiandrógenos bloquean la función de los andrógenos en todo el cuerpo, independientemente de si el andrógeno se produjo en los testículos o las glándulas suprarrenales. Los antiandrógenos generalmente se administran como una píldora que se toma todos los días.

    Los medicamentos comunes en esta categoría incluyen flutamida (Eulexin) y bicalutamida (Casodex).

    Opciones de tratamiento que ya no se usan tanto

    Es posible que haya escuchado que los estrógenos solían usarse para bloquear los efectos de las hormonas masculinas en el cuerpo. Eso es cierto, pero rara vez se usan hoy en día.

    Desafortunadamente, se descubrió que los estrógenos aumentan significativamente sus posibilidades de desarrollar algunas complicaciones significativas, incluidos los coágulos sanguíneos. Debido a esto, cayeron en desgracia. Hoy en día, se usan solo en situaciones específicas donde otras terapias hormonales más comunes han perdido su efectividad y se necesitan otras opciones.

    Categorías