Tendinitis: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis es la inflamación del tendón, una estructura fibrosa, como una cuerda, que conecta el músculo con el hueso. La inflamación se caracteriza por la presencia de dolor e hinchazón del tendón y puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en el hombro, codo, muñeca, rodilla y tobillo.

Causas

El tendón no es tan fuerte como el hueso y no tan elástico como el músculo, por lo tanto, en caso de sobrecarga, es la estructura que generalmente sufre más.

Las causas de la tendinitis suelen estar relacionadas, principalmente, con algunos factores de riesgo.

Factores de riesgo

  • Falta de estiramiento muscular: termina sobrecargando el tendón
  • Postura inadecuada: los hombros anteriorizados reducen el espacio destinado para el deslizamiento de los tendones que mueven el hombro, causándoles fricción y lesiones
  • .

  • Movimientos repetitivos, especialmente en el uso de computadoras, tabletas o teléfonos móviles: causan fatiga del tendón
  • .

  • Edad del paciente: con el paso de los años, la circulación sanguínea hacia el tendón se vuelve deficiente
  • .

  • Estrés: causa contracturas musculares y fatiga dañando los tendones
  • .

  • Actividades deportivas excesivas o con técnicas o materiales inadecuados
  • Enfermedades autoinmunes: donde las células de defensa de nuestro cuerpo reconocen a los tendones como enemigos por error y comienzan a atacarlos.

Síntomas

Síntomas de tendinitis

La tendinitis puede ser aguda (antecedentes de dolor reciente – hasta 45 días) o, si no se trata, puede convertirse en un problema crónico.

Tendinitis: la inflamación del tendón causa dolor y dificultad de movimiento

Los síntomas más comunes son:

Presencia de dolor en el lugar, que puede irradiarse a todos los músculos circundantes, que termina entrando en espasmos de protección y fatiga con una sensación de peso. Dolor que empeora con el movimiento y puede causar disminución de la fuerza y, en casos de larga duración, causar atrofia de la musculatura. En muchos casos notamos hinchazón local y presencia de calor y/o enrojecimiento.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

La mayoría de los casos de tendinitis se resuelven en pocos días descansando el área afectada.

Idealmente, usted debe ir a su médico si sus síntomas persisten. En la consulta, describa todos sus síntomas y haga preguntas. Prepárese también para responder a las preguntas del médico. Aquí hay algunos ejemplos:

  • ¿Dónde siente dolor?
  • ¿Cuándo comenzó el dolor?
  • ¿Tiene dolor al dormir?
  • ¿El dolor fue causado por una lesión?
  • ¿Notó alguna hinchazón?
  • ¿Su trabajo implica la repetición de movimientos?
  • ¿Qué deportes practicas?

Diagnóstico de la tendinitis

La tendinitis generalmente se diagnostica a través de la historia clínica y el examen físico del paciente. El médico buscará signos de dolor y sensibilidad en los lugares indicados por el paciente. Existen pruebas físicas específicas para cada tipo de tendón.

Puede ser, sin embargo, que el médico solicite algún examen por imágenes que considere apropiado para asegurarse del diagnóstico, evaluar el grado de inflamación y también para eliminar otras posibles causas de dolor.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la tendinitis

El tratamiento se divide en:

Medidas para aliviar el dolor:

  • Resto del tendón afectado (tipo de hombro, férula de muñeca, etc.). El tiempo de descanso debe ser determinado por el médico – los períodos de descanso prolongados pueden provocar adherencias y atrofia muscular y son perjudiciales.
  • Aplicación cuidadosa de hielo para reducir la inflamación
  • Posibles medicamentos antiinflamatorios recetados por su médico
  • Acupuntura
  • Fisioterapia para la analgesia (ultrasonido, láser, masaje miofacial, entre otros).

Medidas para prevenir la reaparición del dolor

  • Corrección de la postura y mejora de la ergonomía en el trabajo
  • Estiramiento de los músculos involucrados
  • Fortalecimiento muscular
  • Respetar la advertencia de dolor
  • Cambios en los hábitos – adoptar descansos durante el trabajo.

En algunos casos seleccionados, cuando el tratamiento conservador falla, puede ser necesario realizar un procedimiento quirúrgico; ya sea para descomprimir un tendón tenso, liberar adherencias e inflamaciones claras alrededor del tendón, como la resección de fibrosis o calcificaciones dentro del tendón o tener que coserlo para corregir una lesión.

Medicamentos para la tendinitis

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la tendinitis son:

  • Bi Profenid
  • Cataflampro
  • Cetofenid (solución)
  • Cetoprofeno
  • Diclofenaco Diethylammonium
  • Fenaflan
  • Flanax 550mg
  • Ibupril 300mg
  • Ibupril 400mg
  • Ibupril 600mg
  • Ibuprofeno
  • Meloxicam
  • Naproxeno
  • Profenid.

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

El reposo y la inmovilización de los tendones afectados son medidas útiles para la recuperación. Esto se puede lograr utilizando una férula o un soporte removible. Aplicar calor o frío en el área afectada también puede ayudar.

También trate siempre de mantener alto el sitio de inflamación para reducir el enrojecimiento y la sudoración en las áreas afectadas.

Pero cuidado: aunque el descanso es una de las medidas más recomendadas por el médico, pasar demasiado tiempo sin hacer ejercicio en el lugar de la inflamación puede agravar la tendinitis. Por lo tanto, es importante seguir descansando al principio del tratamiento, pero luego trate de añadir algunos ejercicios ligeros a su rutina para alargar y fortalecer el músculo.

Posibles complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, la tendinitis puede llevar a problemas más graves, como la ruptura del tendón, que puede requerir cirugía para reparar el daño. También puede provocar otras lesiones y la recurrencia de la tendinitis.

Postura en el coche: posicionarse correctamente y prevenir el dolor de espalda, tendinitis y varices

.

Prevención

Prevención

Las principales medidas capaces de prevenir la tendinitis consisten en evitar los movimientos repetitivos y tratar siempre de hacer estiramientos antes y después de los ejercicios físicos.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.