Síndrome urémico hemolítico

¿Qué es el síndrome urémico hemolítico?

El síndrome urémico hemolítico (SUH) es una afección compleja en la que una reacción inmune, más comúnmente después de una infección del tracto gastrointestinal, causa niveles bajos de glóbulos rojos, niveles bajos de plaquetas y daño renal.

Las infecciones del tracto gastrointestinal (estómago e intestinos) son la causa más común de este síndrome. El sistema inmunitario del cuerpo reacciona a las toxinas liberadas durante una infección bacteriana intestinal. Esto causa daño y destrucción a las células sanguíneas a medida que circulan a través de los vasos sanguíneos. Estos incluyen glóbulos rojos (RBC) y plaquetas, lo que hace que mueran prematuramente. El riñón se ve afectado de dos maneras: la reacción inmune puede causar daño directo a las células del riñón y provocar una lesión renal. Alternativamente, una acumulación de glóbulos rojos o plaquetas destruidas puede obstruir el sistema de filtración del riñón y causar lesiones renales o una acumulación de productos de desecho en el cuerpo, ya que el riñón ya no puede eliminar eficientemente los desechos de la sangre.

La lesión renal puede ser bastante grave si no se trata. La insuficiencia renal, las elevaciones peligrosas de la presión arterial, los problemas cardíacos y los accidentes cerebrovasculares son todas preocupaciones si el SUH avanza sin un tratamiento inmediato.

El SUH es la causa más común de insuficiencia renal aguda en niños. Es más común en niños menores de 5 años, aunque los niños mayores y los adultos también pueden sufrir el trastorno.

Afortunadamente, la mayoría de las personas que reciben un tratamiento rápido pueden recuperarse por completo sin daño renal permanente.

Reconociendo los síntomas del síndrome urémico hemolítico

Los síntomas del SUH varían. Los síntomas pueden incluir:

  • diarrea con sangre
  • dolor abdominal
  • piel pálida
  • irritabilidad
  • fatiga
  • fiebre
  • moretones o sangrado inexplicables
  • disminución de la micción
  • hinchazón abdominal
  • sangre en la orina
  • Confusión
  • vómitos
  • inflamación en la cara
  • extremidades hinchadas
  • convulsiones (poco frecuentes)

¿Qué causa el síndrome urémico hemolítico?

El SUH ocurre cuando una reacción inmune causa destrucción a las células sanguíneas. Esto da como resultado niveles bajos de glóbulos rojos, niveles bajos de plaquetas y daño renal

SUH en niños

La causa subyacente más común de SUH en niños es la infección con Escherichia Coli (E. coli) . Hay muchas formas diferentes de E. coli , y la mayoría no causa problemas. De hecho, la bacteria E. coli normalmente se encuentra en los intestinos de personas y animales sanos. Sin embargo, algunas cepas específicas de E. coli , transmitidas a través de alimentos contaminados, son responsables de infecciones que pueden conducir al SUH. Los cuerpos de agua que están contaminados con heces también pueden transportar E. coli .

Otras bacterias como Shigella dysenteriae y Salmonella typhi pueden causar SUH.

SUH en adultos

El HUS en adultos también puede desencadenarse por infección con E. coli. . También hay muchas causas no bacterianas de SUH en adultos que son menos comunes, que incluyen:

  • el embarazo
  • Infección por VIH / SIDA
  • quinina (utilizada para calambres musculares)
  • quimioterapia y medicamentos inmunosupresores
  • pastillas anticonceptivas
  • medicamentos antiplaquetarios
  • cáncer
  • lupus sistémico y glomerulonefritis

Diagnóstico del síndrome urémico hemolítico

Se pueden ordenar algunas pruebas muy básicas para determinar si las células sanguíneas han sido dañadas o la función renal comprometida:

CBC

Un conteo sanguíneo completo (CBC) mide la cantidad y la calidad de los glóbulos rojos y las plaquetas en una muestra de sangre.

Otras pruebas de sangre

Para evaluar la pérdida de la función renal, su médico puede ordenar una prueba de BUN (que busca subproductos de urea elevados) y una prueba de creatinina (en busca de subproductos musculares elevados). Los resultados anormales pueden indicar problemas renales.

Examen de orina

Su médico querrá analizar sangre o proteínas en su orina.

Muestra de heces

Las bacterias o la sangre en las heces podrían ayudar a su médico a aislar la causa subyacente de sus síntomas.

¿Cómo se trata el síndrome urémico hemolítico?

Los tratamientos comunes para el SUH pueden incluir:

Reemplazo de fluidos

El tratamiento clave para el SUH es el reemplazo de líquidos. Este tratamiento reemplaza los electrolitos que el cuerpo necesita para funcionar. Los electrolitos son minerales como el calcio, el potasio y el magnesio. El reemplazo de líquidos también aumenta el flujo sanguíneo a través de los riñones. Su médico le administrará líquidos por vía intravenosa, pero también puede alentarlo a aumentar la ingesta de líquidos al beber más agua o soluciones de electrolitos.

Transfusión de sangre

Una transfusión de sangre roja puede ser necesaria si tiene un nivel bajo de glóbulos rojos. Las transfusiones se realizan en el hospital. Las transfusiones pueden aliviar los síntomas asociados con un recuento bajo de glóbulos rojos, como dificultad para respirar y fatiga extrema.

Estos síntomas son consistentes con la anemia, una condición en la cual su cuerpo no puede producir suficientes glóbulos rojos para suministrar a los órganos del cuerpo suficiente oxígeno para llevar el metabolismo normal. Esto causado por la pérdida de los glóbulos rojos.

Otros tratamientos

Su médico lo suspenderá de cualquier medicamento que pueda ser la causa subyacente del SUH.

La transfusión de plaquetas puede ser necesaria si tiene un recuento bajo de plaquetas.

El intercambio de plasma es otra forma de tratamiento, en el cual su médico reemplaza su plasma sanguíneo con plasma de un donante. Recibirá plasma saludable para apoyar la circulación de glóbulos rojos y plaquetas nuevos y saludables.

¿Cuáles son las posibles complicaciones del síndrome urémico hemolítico?

En casos extremos, si sus riñones han fallado, se puede usar diálisis renal para filtrar los desechos de su cuerpo. Este es un tratamiento temporal hasta que los riñones puedan funcionar normalmente. Si no recuperan la función normal, es posible que necesite un trasplante de riñón.

Complicaciones a largo plazo

La principal complicación del SUH es la insuficiencia renal. Sin embargo, el SUH también puede causar:

  • alta presion sanguinea
  • pancreatitis
  • estado mental alterado
  • convulsiones
  • cardiomiopatía
  • carrera
  • coma

Afortunadamente, la mayoría de las personas pueden recuperarse completamente del SUH.

¿Cuál es la perspectiva para el síndrome urémico hemolítico?

El SUH es potencialmente una afección muy grave. Sin embargo, es probable que se recupere por completo si se le diagnostica en las primeras etapas de la afección y comienza el tratamiento de inmediato. Llame a su médico cada vez que desarrolle síntomas que le preocupan.

¿Cómo se puede prevenir el síndrome urémico hemolítico?

La causa más común de SUH son las infecciones por E. coli. Aunque no puede evitar estas bacterias por completo, puede reducir su riesgo de infección al:

  • lavarse las manos regularmente
  • lavar bien los utensilios
  • mantener limpias las superficies de preparación de alimentos
  • mantener los alimentos crudos separados de los alimentos listos para comer
  • descongelar carne en el refrigerador en lugar de en el mostrador
  • No dejar la carne a temperatura ambiente (esto puede causar crecimiento bacteriano).
  • cocinar carne a 160 grados Fahrenheit para matar bacterias dañinas
  • lavar bien las frutas y verduras
  • no nadar en aguas contaminadas
  • Evitar la ingestión de jugo o leche no pasteurizada

Boletines de Healthline

Obtenga nuestro correo electrónico semanal de Healthy Family

Para ayudarlo a dominar todas las edades y etapas, las cosas divertidas y las partes difíciles, le enviaremos consejos de expertos e historias personales.

Categorías