Inicio » Enfermedades » Síndrome de fatiga crónica: síntomas, tratamientos y causas

Síndrome de fatiga crónica: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad caracterizada por fatiga extrema, que no puede ser explicada por ninguna condición médica subyacente. En este síndrome, la fatiga generalmente empeora con la actividad física o mental, pero tampoco mejora con el descanso.

Sinónimos

SFC, síndrome de disfunción inmune, encefalomielitis mielógena

Causas

Los científicos no saben exactamente qué causa el síndrome de fatiga crónica, aunque existen muchas teorías, desde infecciones virales hasta estrés psicológico. La hipótesis más aceptada hoy en día, de hecho, es que una combinación de factores puede estar involucrada en la causa de la enfermedad. Algunos de estos factores que han sido estudiados incluyen:

Infecciones virales

Muchas personas desarrollan el síndrome de fatiga crónica después de haber tenido una infección viral, lo que lleva a una gripe, resfriado, sinusitis, etc. Por esta razón, los especialistas comenzaron a prestar especial atención a algunos virus que pueden estar involucrados en la aparición de la enfermedad. El misterio es entender por qué, en estos casos, la infección desaparece, pero deja algunos síntomas en su estela que caracterizan el síndrome de fatiga crónica.

Problemas del sistema inmunológico

Los médicos también han descubierto que el sistema inmunológico de las personas con síndrome de fatiga crónica parece más débil que el de las personas totalmente sanas. Sin embargo, no está claro si esta deficiencia es suficiente para causar el trastorno.

Desequilibrios hormonales

Las personas con síndrome de fatiga crónica a veces también tienen niveles hormonales en cantidades anormales en el torrente sanguíneo, especialmente las hormonas producidas por el hipotálamo, la hipófisis o las glándulas suprarrenales. Pero, de la misma manera, las motivaciones de estas anomalías también son desconocidas.

Factores de riesgo

Aunque las causas del síndrome de fatiga crónica aún no son completamente entendidas por los médicos, se sabe que algunos factores aumentan el riesgo de que ocurra la enfermedad. Ver:

Edad

El síndrome de fatiga crónica puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en personas entre los 40 y 50 años de edad.

Sexo

Las personas de sexo femenino son más comúnmente afectadas por el síndrome de fatiga crónica que los hombres. Los médicos, sin embargo, tampoco saben por qué la enfermedad parece ser más recurrente entre ellos.

Estrés

Una gran carga de estrés en la rutina, especialmente en el trabajo y en las relaciones íntimas y familiares, parece estar implicada en la aparición del síndrome de fatiga crónica.

Síntomas

Síntomas del síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica tiene ocho signos y síntomas oficiales, enumerados por los médicos como una especie de criterio para el diagnóstico de la enfermedad. El principal síntoma de la enfermedad, por supuesto, es lo que da origen a su nombre: fatiga.

Las otras siete señales son:

  • Pérdida de memoria o concentración
  • Garganta inflamada
  • Aumento de los ganglios linfáticos en el cuello o las axilas
  • Dolor muscular inexplicable
  • Dolor articular, especialmente cuando el dolor migra de una articulación a otra sin mostrar ningún signo de hinchazón o enrojecimiento en el área afectada
  • .

  • Dolor de cabeza
  • Sueño recurrente e intermitente
  • Agotamiento extremo que dura más de 24 horas después del ejercicio físico o mental.

Sin embargo, los pacientes pueden tener síntomas distintos a estos, como fiebre, irritabilidad y confusión.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

La fatiga puede ser un síntoma de muchas enfermedades, desde infecciones hasta trastornos psicológicos. En general, la consulta con un médico es importante para determinar con precisión la causa subyacente de la fatiga. Sin embargo, cuando la fatiga se presenta es muy fuerte y persistente, la recomendación es ver a un especialista tan pronto como sea posible.

En la cita con el médico

Los especialistas que pueden diagnosticar el síndrome de fatiga crónica son:

  • Médico generalista
  • Otorrinolaringólogo
  • Pulmonólogo
  • Infectólogo
  • Reumatólogo
  • Neurólogo
  • Psicólogo
  • Psiquiatra
  • Médico del sueño.

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a alguien que lo acompañe.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuáles son sus síntomas?
  • ¿La fatiga crónica está acompañada de otros síntomas? ¿Cuáles?
  • ¿Qué tan intensos son sus síntomas?
  • ¿Ha tenido problemas de memoria y concentración?
  • ¿Has tenido problemas para dormir?
  • ¿Alguna vez le han diagnosticado alguna otra condición de salud? ¿Cuál de ellos?
  • ¿En qué medida los síntomas presentados han afectado su calidad de vida y su rutina?
  • ¿Se siente a menudo deprimido y ansioso?
  • ¿Con qué frecuencia experimenta los síntomas? ¿Son recurrentes u ocasionales?

Diagnóstico del síndrome de fatiga crónica

No existe una prueba específica capaz de confirmar el diagnóstico del síndrome de fatiga crónica. Debido a que los síntomas de esta enfermedad pueden ser muy similares a los de muchos otros problemas de salud, es posible que sea necesario pasar varios exámenes diferentes para poder diagnosticar la causa. Estas pruebas están diseñadas para descartar otras posibles causas que puedan estar involucradas en la fatiga extrema, tales como trastornos del sueño (insomnio, apnea del sueño y síndrome de las piernas inquietas, por ejemplo), anemia, diabetes, disfunción tiroidea (hipertiroidismo e hipotiroidismo), depresión, ansiedad, trastorno bipolar e incluso esquizofrenia.

En general, los criterios para el diagnóstico del síndrome de fatiga crónica, tras la realización de pruebas que eliminan otras posibilidades, incluyen la descripción y presencia de los ocho signos y síntomas principales característicos de la enfermedad.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento del síndrome de fatiga crónica

El tratamiento del síndrome de fatiga crónica se centra principalmente en el alivio de los síntomas. Hay dos enfoques posibles a este respecto. Echa un vistazo:

Medicamentos

Dado que el síndrome de fatiga crónica afecta a las personas de muchas maneras diferentes, el tratamiento a menudo varía de acuerdo con el paciente y los síntomas que éste presenta. Para aliviar los síntomas de estas personas, los médicos a menudo refieren medicamentos específicos como antidepresivos y pastillas para dormir.

Terapia

El tratamiento más efectivo para el síndrome de fatiga crónica parece ser un enfoque dual que combina la asesoría psicológica con un programa de ejercicio ligero.

Un fisioterapeuta puede ayudarle a determinar qué tipo de ejercicio es mejor para usted. Las personas sedentarias suelen comenzar la serie de ejercicios con actividad física y estiramientos de sólo unos pocos minutos al día. Poco a poco, esta carga se va incrementando, a medida que se gana más fuerza y resistencia.

En cuanto a la monitorización psicológica, la terapia se realiza con un profesional que le ayudará a entender algunas de las razones por las que puede haber desarrollado síntomas negativos, como depresión, ansiedad, estrés y tristeza.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

Para el síndrome de fatiga crónica, además del tratamiento, algunas medidas de autocuidado también pueden ayudar. Ver:

  • Reducir el estrés. Trate de desarrollar un plan para evitar o limitar el esfuerzo excesivo y el estrés emocional. Relájese por un tiempo todos los días
  • .

  • Mejore sus hábitos de sueño. Acuéstese temprano y levántese siempre a la misma hora. Trate de dormir sólo de noche. Si es posible, evite las siestas. Además, reduzca la cafeína, el alcohol y la nicotina de su rutina
  • .

  • Organice sus actividades para que no las haga todas el mismo día. Aprender a manejar mejor el tiempo y sus ocupaciones puede ayudar en esta tarea.

Posibles complicaciones

Si no se trata, el síndrome de fatiga crónica puede llevar a algunas complicaciones de salud, tales como:

  • Depresión
  • Aislamiento social
  • Restricciones de estilo de vida
  • Mala calidad de vida debido a un desempeño deficiente en el trabajo y el estudio
  • Efectos secundarios de las drogas.

¿Existe una cura para el síndrome de fatiga crónica?

La perspectiva a largo plazo para los pacientes con síndrome de fatiga crónica varía de persona a persona, por lo que es difícil predecir cuándo comienzan los síntomas. Algunos pacientes se recuperan completamente en un plazo de seis meses a un año.

Prevención

Prevención

No se conocen formas de prevenir el síndrome de fatiga crónica.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.