Inicio » Embarazo » Etapas Del Embarazo » Embarazo Semana a Semana » Semana 6 De Embarazo

Semana 6 De Embarazo

Ya has llegado a la semana 6 de embarazo, correspondiente a la cuarta semana de gestación del bebé, esto quiere decir que el embarazo continúa favorablemente, y llegados a estos momentos, aunque tú no lo puedas oír ni sentir aún, el corazón del embrión, está ya latiendo, ya que en la semana 5 del embarazo fue en la que comenzó con su primer latido.

Si tienes sangrado a la sexta semana de embarazo recuerda que debes ir a urgencias, pero normalmente esto no suele pasar, ya que lo que sí es bastante común en algunas mujeres es el manchado a la sexta semana y también a la semana 7 de embarazo, pero recuerda que no es lo mismo manchar que sangrar ¡ojo!

Síntomas de la semana 6 de embarazo

Los síntomas de la semana 6 se acentúan, y es muy probable que ahora sí que aparezcan tus náuseas y ascos, también es bastante común que las digestiones se vuelvan más pesadas de la cuenta. Sí, por mucho que diga la matrona que esta condición se da más adelante del embarazo, en ocasiones no es así y se da antes.

  • Puede ser por muchas causas como el aumento del nivel de la hormona progesterona, que hace a nuestros intestinos “vagos”;
  • Otro motivo es que tengas el útero en retroversión y éste comience a presionar el recto;
  • Ingesta de las vitaminas prenatales, así que, si tienes estreñimiento y digestiones pesadas, esto es de lo más normal del mundo.

La distensión abdominal también comienza en esta semana, por lo que es probable que muchas mujeres parezcan estar de más tiempo del que están, esto sucede porque el vientre se hincha, ya que cuando comenzamos con el embarazo retenemos mucho más líquido del que habitualmente retenemos y tenemos también más gases por lo anteriormente citado.

El dolor en los ovarios en la semana 6 de embarazo es normal, pero siempre y cuando no sean terriblemente fuertes, aún así, si sientes que tienes molestias típicas de regla, en principio no te alarmes salvo que tengas un sangrado rojo y brillante, mientras tanto disfruta, que es normal, ya verás que cuando llegues a la semana 9 de embarazo, esas molestias serán muy pequeñas en comparación con las de ahora.

Embriología

semana 6 de embarazo
Imágenes de la 4ª semana de gestación.

A lo largo de esta semana 6 de embarazo se comenzará a formar la bolsa de líquido amniótico, gracias a ella, el embrión/feto/bebé, amortiguará todos los golpes o movimientos bruscos que reciba la mamá, y de esta manera lo protegerá de cualquier cosa.

El cordón umbilical ya está formado, el saco vitelino sigue estando ahí para ayudarle con la nutrición hasta que la placenta esté totalmente formada y la colita de su columna sigue estando ahí, ya que hasta la semana 8 de embarazo no se incorporará al interior de su cuerpo para dar lugar al hueso sacro.

Ahora mismo en la ecografía de la sexta semana de embarazo no se distinguiría si el embrión es el de un gato, un perro, un mono o un humano.

Esto sucede porque biológicamente, todos los mamíferos somos iguales a diferencia de que el ser humano tiene un desarrollo bastante más complejo que el de todos los demás mamíferos, principalmente por el desarrollo de su cerebro, pero en todo lo demás, son idénticos en esta etapa gestacional.

En la semana 6 no están todavía formados los bracitos, y sus órganos siguen formándose poco a poco. Comienza la semana midiendo unos 3 mm y termina midiendo unos 4 mm.

Si te hiciesen una ecografía en la sexta semana se vería ya su corazoncito palpitando, pero normalmente no las suelen hacer tan pronto, sobre todo si tu seguimiento es por la Seguridad Social (España).

Esta semana el embrión parecería más “una coma”, similar a las que usamos ortográficamente que a un bebé. La placenta todavía sigue formándose y cada vez irá creciendo más y más adhiriéndose a la pared del útero de la mamá, así que paciencia que todo va bien.

Resumen

  • Todavía tiene colita;
  • Aún no se parece a un bebé;
  • La semana 6 de embarazo es la correspondiente a la cuarta semana gestacional;
  • Se forma la bolsa de líquido amniótico;
  • El embrión mide entre 3 mm y 4 mm;
  • Tiene el tamaño de una lenteja aproximadamente.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *