Inicio » Embarazo » Etapas Del Embarazo » Embarazo Semana a Semana » Semana 4 De Embarazo

Semana 4 De Embarazo

Ya estás en tu semana 4 de embarazo, que corresponde a la segunda semana de gestación, en esta semana ya se debe de haber producido la implantación del blastocito en la pared del útero (endometrio), por lo cual es una semana bastante importante, puesto que además de la implantación, se producirá la ausencia de regla.

La semana 4 de embarazo es la semana en la que esperas que llegue la menstruación, pero que en el caso de que haya embarazo, sencillamente no llega, así que es en esta semana en la que te enterarás de que vas a ser mamá, y que estás embaraza.

Si estabas buscando el embarazo probablemente estuvieses esperando esta semana con muchas ganas, el test de embarazo será recomendable hacerlo a finales de la cuarta semana de embarazo, de lo contrario puede que te de un falso negativo, así que toca esperar unos días.

Síntomas en la cuarta semana de embarazo

El primer síntoma que encontrarás en esta semana es la ausencia de tu período. Ese es el síntoma más importante y el que te dará la voz de alarma de que posiblemente estés en estado de buena esperanza.

Hay mujeres que dependiendo del día en el que se produjo la fecundación y si tiene un ciclo irregular, por esta semana puede presentar otra sintomatología propia del embarazo temprano, que pueden ser tales como estos:

  • Sensación de tener el estómago revuelto;
  • Hinchazón abdominal;
  • Dolor en las mamas;
  • Dolores de “como si fuese a bajar la regla”;
  • Náuseas;
  • Cansancio;
  • Sensación inequívoca de que se está embarazada.

Entre los más propensos se encuentran los anteriormente citados, pero no se alarme la embarazada que no tenga ninguno o muy pocos de los síntomas de la cuarta semana, que esto no es igual para todas las mujeres.

En lo personal, yo sentí la sensación de tener el estómago revuelto, la ausencia de regla, dolores como si fuese a bajar la regla y la sensación de que estaba embarazada, pero hay mujeres que solo tienen uno o dos, o ninguno, o todos, esto es porque cada embarazo y cada cuerpo es distinto, así que no te alarmes.

Sangrado en la semana 4 de embarazo

El sangrado en la cuarta semana de embarazo no se suele dar en la mayoría de los casos, pero ¡ojo! Que esto no quiere decir que no pase y que al pasar no haya nada por lo que preocuparse. Ahora bien, toda futura mami tiene que tener en cuenta la diferencia entre sangrado y manchado, porque no es lo mismo, y a lo mejor nos alarmamos sin tener por qué.

  • El sangrado, como la propia palabra dice, viene de sangre, hay un derramamiento o hemorragia, lo que podemos decir “ como si fuese una regla normal”
  • El manchado viene de mancha, hay un manchado, o sea, hay algo que mancha. En el embarazo la mujer sufre miles de cambios, y yo creo que cuando se desea al hijo/a que llevas dentro esos cambios por muy “jodidos” que sean, nos encantan.

Entre los cambios que sufre la mujer en la semana 4 y en todo el ciclo de gestación de 40 semanas al completo, está la vasodilatación, o sea, nuestros minúsculos vasos sanguíneos se dilatan, de manera que son más frágiles a sufrir roturas.

La pared vaginal y el cuello del útero están formados por multiples vasos sanguíneos que aumentan su tamaño ahora, por lo cual, en las primeras semanas es normal manchar, porque esa pequeña fuga mancha nuestro flujo y es normal la aparición del manchado de implantación, o de simplemente un manchado sin importancia por la vasodilatación.

Otro asunto es el sangrado, puesto que  si presentas un sangrado rosa o rojo de similar abundancia que tu regla, tienes que ir a urgencias en la mayor brevedad posible , ya que es importante que vean a que se debe.

En el caso del manchado marrón o verduzco, normalmente suele ser normal, propio de los cambios a los que se está sometiendo el cuerpo de la mujer, pero si no te quedas tranquila, también vas a urgencias y que te vea un médico. No obstante, es importante que te lo tomes con tranquilidad pase lo que pase.

Embriología

embrión cuarta semana de embarazo
Imágenes de la implantación del blastocito en el útero.

En esta semana el blastocito ya ha anidado en el útero, una vez aquí comienza a producir HCG, la conocida hormona del embarazo, de esta manera el embrión manda una señal a los ovarios como diciéndoles: “Eh chicos, estoy aquí, soy un embrión, suprimid la ovulación y seguid fabricando progesterona para asegurar mi supervivencia”

Sí, digamos que así es como intercepta los ovarios la llegada de la HCG, ya que a partir de ahora y hasta la semana 9 más o menos, la placenta comenzará a formarse, y hasta que no esté lista no podrá producir la progesterona que necesita el embrión para que el embarazo llegue a término.

Este trabajo lo harán los ovarios, que se encargarán de que no falten las dosis diarias, de ahí el dolor bajo parecido a la regla, etc… pero tranquila, que esto se irá en muy poco tiempo.

En esta semana comenzarán a formarse todos los órganos externos del embrión, así como el saco vitelino, la placenta y el embrión, para ello ya el blastocito está dividido en tres partes esenciales.

Resumen

  • En la semana 4 de embarazo se produce la implantación;
  • Se puede detectar el embarazo en orina a finales de la misma semana;
  • Se puede detectar el embarazo en sangre en cualquier momento;
  • Comienza a formarse la placenta, el saco y el embrión;
  • La cuarta semana de embarazo corresponde a la segunda semana de gestación;
  • Acabas de cumplir tu primer mes de embarazo;
  • En esta semana el embrión acabará midiendo entre 0.4 mm y 1.1 mm;
  • Esta semana el embrión tiene el tamaño de una semilla de amapola.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *