Inicio » Enfermedades » Embarazo: ¿cómo funciona el seguimiento de las infecciones congénitas con ecografía?

Embarazo: ¿cómo funciona el seguimiento de las infecciones congénitas con ecografía?

El seguimiento ecográfico de las infecciones congénitas debe realizarse en todas las mujeres embarazadas que presenten alguna enfermedad con potencial de transmisión al feto, es decir, infecciones que puedan transmitirse al bebé durante el embarazo.

Los pacientes con virus como la hepatitis B, la hepatitis C y/o el VIH deben ser objeto de seguimiento. Otras infecciones pueden ocurrir durante el embarazo, como la toxoplasmosis, la rubéola o el citomegalovirus, y en esta situación el riesgo de transmisión de la madre al feto varía según la edad gestacional.

La ecografía es muy importante en la sospecha de estas infecciones para definir la edad gestacional en la que ocurrió la infección, para evaluar la formación fetal y para monitorear el embarazo.

Es importante destacar que la ecografía no es un método sensible para el diagnóstico de infecciones fetales, ya que no todos los bebés infectados presentan cambios morfológicos detectables por ultrasonido. Sin embargo, los hallazgos ecográficos más comunes son:

Lea más después de LinksNinjaJournalist¿Qué fue de la supermodelo Esther Cañadas? No te vas a creer lo que estás haciendo en este momentoNinjaJournalistUndoorElvenar – Juego Online GratuitoSi te gusta jugar, este Juego es AddictiveElvenar – Juego Online GratuitoDesfazereasyviajar23 fotos nunca antes vistas en el Titanic que te darán la oportunidad de hacer este ejercicio de tres minutos regularmente y te sorprenderás con el resultado!Consejos y TrucosPestaña Taboola para el usuarioEnlaces PatrocinadosEnlaces Patrocinados

  • Placa gruesa
  • Hidrocefalia (aumento de líquido en el cerebro)
  • Calcificaciones cerebrales
  • Hepatoesplenomegalia (agrandamiento del hígado y el bazo)
  • Hidropesía (edema o hinchazón en el feto)

Indicaciones

Cada mujer embarazada realiza una serie de pruebas al inicio de la atención prenatal, y entre ellas se encuentran las serologías para:

  • Sífilis
  • Rubéola
  • Toxoplasmosis
  • Citomegalovirus
  • VIH
  • Hepatitis B
  • Hepatitis C

Otras enfermedades pueden ocurrir durante el embarazo, como el dengue, la varicela, la malaria, la infección por eritrovirus, la fiebre amarilla, el herpes y otras.

Más información:
Bebé de 8 meses: cómo entender y tratar este paso

Los resultados positivos en cualquiera de estas serologías requerirán un seguimiento ecográfico más estricto para buscar cualquier posible cambio fetal. Además, la mujer embarazada inicia el tratamiento apropiado para las infecciones y se necesitan ecografías periódicas para asegurar el éxito del tratamiento.

Contraindicaciones

El seguimiento de las infecciones congénitas durante el embarazo sólo se recomienda para las mujeres que presentan alguna enfermedad con potencial de transmisión al feto. De lo contrario, la mujer embarazada realizará ecografías morfológicas normales del primer, segundo y tercer trimestre.

Preparación de exámenes

No hay ningún cuidado especial para realizar el examen. No es necesario estar con la vejiga llena o ayunando y no hay necesidad de cambiarse de ropa.

Cómo se hace

Al llegar al laboratorio, se le indica a la paciente que se acueste con el vientre hacia arriba y la espalda elevada (aproximadamente 45 grados). Luego, el médico esparcirá un gel transparente a base de agua sobre el abdomen y la pelvis de la mujer embarazada. Este gel sirve para facilitar la transmisión de las ondas sonoras.

Se utiliza una sonda de mano sobre el abdomen y la pelvis del paciente, la cual capta las ondas sonoras y crea las imágenes en la máquina de ultrasonido. El dispositivo de ultrasonido captura las ondas sonoras que se emiten desde todas las partes del útero, incluyendo los movimientos del bebé. Estos ecos se transforman en una imagen y se muestran en un monitor, permitiendo al médico analizar todas las características del feto, así como el útero, los ovarios y el cuello uterino.

En unos pocos casos, dependiendo de la posición del feto y del útero de la madre, puede ser necesaria la complementación transvaginal. Las imágenes de ultrasonido muestran al bebé en movimiento y es posible escuchar los latidos de su corazón.

La ecografía para monitorear infecciones congénitas también evalúa el flujo sanguíneo en ciertos vasos maternos y/o fetales, utilizando Doppler en color. En este examen, se analiza el flujo en el cordón umbilical y en las arterias uterinas maternas que nutren la placenta.

También se realiza una ecocardiografía fetal, una evaluación de posibles cambios anatómicos y funcionales en el corazón del bebé.

Más información:
Inseminación artificial: Qué es, cómo funciona la fertilización y cuánto cuesta

En casos de sospecha de alteración del citomegalovirus, se pueden realizar imágenes por resonancia magnética fetal en el tercer trimestre del embarazo para completar la evaluación del sistema nervioso central.

Duración de la prueba

El ultrasonido morfológico dura un promedio de 30 a 60 minutos; sin embargo, la duración del examen dependerá de varios factores, como la posición del bebé.

Recomendaciones posteriores al examen

No existe una recomendación especial después de la ecografía morfológica para el seguimiento de las infecciones congénitas. La mujer embarazada puede reanudar sus actividades normalmente.

Periodicidad del examen

La orientación en casos de infecciones en el embarazo es el ultrasonido morfológico mensual. En casos de infección con compromiso fetal, el control debe ser quincenal.

Los bebés con restricción del crecimiento requieren la evaluación de la vitalidad fetal mediante ecografía y cardiotocografía, según la gravedad del caso.

El seguimiento es importante para evaluar el crecimiento fetal y diagnosticar nuevos hallazgos a fin de elegir el mejor tratamiento. El seguimiento ecográfico también es útil para la evaluación del bienestar fetal y la posible anticipación del momento del parto.

Riesgos

Al tratarse de un test no invasivo, la ecografía morfológica no perjudica en modo alguno a la madre ni al bebé.

Resultados

Los resultados y las pautas varían de acuerdo con cada infección, y depende del médico y del paciente discutir cada caso. En algunas situaciones, se indicará una prueba de ADN (agente) en el líquido amniótico para confirmar la presencia de infección y comenzar el tratamiento, o un análisis de sangre fetal para confirmar la posible anemia y programar el tratamiento del feto.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.