Inicio » Enfermedades » Secreción nasal: tratamientos y causas

Secreción nasal: tratamientos y causas

¿Qué es la secreción nasal?

La secreción nasal es un problema extremadamente común. La mucosidad o flema es producida por pequeñas glándulas que se encuentran debajo de la membrana mucosa, una capa que recubre las vías respiratorias internamente. El moco consiste en agua (90 a 95%), glicoproteínas, sales y restos celulares. Su función es proteger las vías respiratorias de los ataques de virus, bacterias y otros microorganismos que pueden infectar nuestro cuerpo. Precisamente por ello, el color, la consistencia e incluso el olor del moco nos puede decir si hay algo mal, ya que para eliminar los organismos invasores puede volverse más concentrado, con sangre o incluso maloliente.

Sin embargo, no todo el moco es un signo de un problema serio. Ese moco transparente, inodoro y de grano fino es normal y no despierta sospechas.

Sinónimos

Catarro, mucosidad nasal.

Causas

Entre las causas más comunes de secreción nasal están:

  • Sinusitis
  • Alergias
  • Uso excesivo de aerosoles descongestionantes
  • Presencia de un objeto extraño en la nariz, especialmente en niños
  • Rinitis
  • Infecciones respiratorias virales.

Otras causas menos comunes de secreción nasal son:

  • Varicela
  • Embarazo
  • Desviación del tabique
  • Dolor de cabeza guardado
  • Drogadicción.

Compruebe las características del moco anormal y cuándo preocuparse:

Consistencia

Ya sea que sea delgada o más gruesa, la consistencia de la flema puede decir mucho sobre la salud de sus vías respiratorias. La consistencia normal del moco es líquida, ligeramente espesa.

La cantidad de sales minerales y proteínas presentes en el moco que le dan consistencia al moco. Necesita tener cierta viscosidad, por lo que las pestañas de las células mucosas pueden llevarlo hacia la laringe para eliminar virus, bacterias o partículas que se han quedado atascadas en la garganta y que necesitan ser eliminadas. Si es demasiado fluido o demasiado viscoso no progresa hacia su eliminación.

Además, el moco muy consistente puede indicar infecciones y enfermedades crónicas de las vías respiratorias, o puede indicar que su cuerpo está mal hidratado. Un ejemplo de una enfermedad congénita relacionada con una mucosidad muy espesa es la fibrosis quística.

Olor

El moco normal rara vez huele. El olor fétido de leve a moderado sugiere la presencia de infección, generalmente por bacterias anaeróbicas, que pueden causar lo que llamamos un absceso. Este tipo de bacterias causan olores en el moco ya que producen gases como resultado de la digestión, en un proceso similar al de las bacterias que producen mal aliento.

Si la consistencia del moco también se ve alterada, más espesa, con olor maloliente y color más oscuro, hay una alta probabilidad de ser una infección bacteriana de origen pulmonar y bronquial, como la neumonía. Es necesario someterse a una evaluación médica para diagnosticar el problema.

Color

Una flema sana no tiene color. Si es demasiado blanquecino, puede indicar asma, rinitis, condiciones alérgicas e infecciones virales (gripe, resfriado). En casos raros, el moco blanquecino puede ser un síntoma de un tipo de cáncer de pulmón llamado carcinoma bronquiolo-alveolar. Si es inodoro y consistente, puede indicar que el cuerpo está deshidratado.

Si el moco es amarillento, es un signo de infección respiratoria del tracto superior, como rinitis, sinusitis y laringitis, y puede ser de origen viral o un comienzo de infección bacteriana. Si es más verde o purulento, indica una infección bacteriana, como amigdalitis y neumonía.

También existe esa mucosidad más pardusca, que suele ir acompañada de un olor fuerte y una consistencia espesa. Es un fuerte indicio de neumonía por Aspergillus (el tipo de hongo que infecta el pulmón) que puede causar sangrado que tiñe de marrón el catarro. Además, los fumadores suelen tener una coloración diferente y más oscura de la flema. El tabaco es un irritante importante para las vías respiratorias, tanto nasales como bronquiales, y puede estimular las glándulas para que produzcan más moco. En este caso, el color oscuro no siempre es una infección.

Cuando el moco manchado dura más de tres semanas, se considera una afección crónica. Puede estar relacionado con infecciones crónicas como la tuberculosis y con condiciones crónicas de alergia como el asma o incluso el cáncer. Si el moco está acompañado de otros síntomas, como estornudos en la salvia, tos o picazón en la nariz y los ojos, también se debe realizar una investigación.

Catarro en la sangre

La causa principal del esputo en sangre son las infecciones de las vías respiratorias, que causan inflamación local, lo que favorece la ruptura de pequeños vasos durante la tos y/o el esputo. Sin embargo, si la sangre persiste o si hay una gran cantidad de sangre viva desde el primer episodio, es necesario buscar ayuda médica. En estos casos, es más probable que se trate de enfermedades más graves como la tuberculosis, la embolia pulmonar y el cáncer de pulmón. La presencia de sangre en cualquier secreción del cuerpo es motivo de preocupación y debe investigarse.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Si usted está experimentando una producción de catarro por encima de lo normal durante más de dos a tres semanas, considere buscar ayuda médica. Otros síntomas como tos, fiebre, dolor de cabeza y dolores corporales pueden ser indicativos de alguna enfermedad.

Vivir juntos (pronóstico)

Precauciones

La mejor manera de eliminar la flema cuando hay una condición clínica involucrada es a través de la tos y la expectoración, pero nunca forzándola. Este esfuerzo puede causar dolor muscular, vómitos, ruptura de pequeños vasos en las vías respiratorias y, en casos extremos, incluso fractura de los arcos costales. Para catarros muy gruesos y difíciles de eliminar, lo ideal es proceder con el tratamiento indicado por el médico y beber abundante agua para ayudar a diluir el moco y facilitar su eliminación. Si la flema no es expulsada de las vías respiratorias, puede haber acumulación y obstrucción de ciertos bronquios, además de favorecer la proliferación de bacterias, ya que puede servir como medio de cultivo. El moco no eliminado puede generar problemas como sinusitis y rinitis crónica.

Si la persona tiene una producción crónica de flema, lo ideal es buscar ayuda médica y seguir las instrucciones para su eliminación. Generalmente, el exceso de moco está relacionado con alguna condición de salud, que puede ser leve o severa, pero en todos los casos debe ser investigado.

Diagnóstico y exámenes

Exámenes

Durante el examen físico, el médico puede observar la nariz y el área a lo largo de los senos paranasales para identificar cualquier cambio. También observará la hinchazón y los cambios anormales en el color, la consistencia y el olor de la secreción nasal.

Se pueden realizar exámenes como la videonasofibroscopia, que proporciona una visión clara de la cavidad nasal hasta su porción posterior y ayuda en el diagnóstico de la rinosinusitis aguda. En casos crónicos, la tomografía computarizada de los senos paranasales puede ayudar a identificar los cambios que han hecho que el proceso sea crónico.

La radiografía de los senos paranasales no es un buen método para diagnosticar la rinosinusitis aguda, ya que no puede diferenciar entre el engrosamiento del moco que puede ocurrir en casos virales o la rinitis alérgica por acumulación de secreción de sinusitis.

Dependiendo del caso, el médico puede recolectar parte de la secreción nasal para analizarla en el laboratorio y detectar la presencia de bacterias o virus. (ESTA COLECCIÓN NO ES HABITUAL Y NORMALMENTE NO SE REALIZA).

Medicamentos para la secreción nasal

Los medicamentos indicados para tratar la secreción nasal son:

  • Desloratadina.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.