Inicio » Embarazo » Complicaciones En El Embarazo » Retención De Líquidos En El Embarazo

Retención De Líquidos En El Embarazo

¿Qué es lo que causa exactamente la retención de líquidos en el embarazo? ¿Será que puede evitarse esta clase de problemática en un proceso de gestación? ¿Cuándo es más común sentir la retención de líquidos? Si estas preguntas no te dejan dormir por las noches, entonces no dejes de leer esta información pensada especialmente en ti. ¡Aprende todo cuanto a retención de líquidos en la gestación se refiere!

Causas principales de la retención de líquidos en el embarazo

El cuerpo está conformado casi completamente por sustancias líquidas. Ello hace que siempre tiendan a acumularse toda clase de líquidos al interior de nuestro organismo. ¡Cosa que se agrava un poco más en el caso de las embarazadas!

Los edemas en el embarazo, llamados simplemente como retención de líquidos, suelen aparecer en el tercer trimestre de embarazo. Esto, suele ocasionar síntomas específicos en la mujer tales como:

  • Sensación de pesadez.
  • Fatiga.
  • Hinchazón de las piernas y de los tobillos.
  • Dolores fuertes de cabeza.

Los mismos, pueden llegar a agravarse excesivamente si no se hace algo al respecto. Además, ¡podrías poner en peligro la vida del feto que está creciendo dentro de ti!

El motivo de la aparición de este padecimiento deriva primeramente de los cambios hormonales de una embarazada. ¡Esta suele ser la causa principal! Si a eso se le suma una gestación mal realizada, ello solo puede causar exceso de edemas en el organismo.

Siendo más específicos, las causas de los edemas en el embarazo pueden ser:

  • Liberación excesiva de sustancias placentarias y fetales.
  • Compresión extrema que ejerce el útero sobre los vasos sanguíneos. Hecho que pasa generalmente en el tercer trimestre de embarazo.
  • Los diversos cambios hormonales de la mujer embarazada que ya se habían mencionado.

Riesgos de la retención de líquidos en el embarazo

retención de líquidos en el embarazo

Pese a lo que pueda parecer, esta problemática puede complicarse muchísimo si no se trata de manera adecuada. Prueba de ello, son la gran cantidad de riesgos que existen si se tiene retención de líquidos de manera general. Entre estos riesgos resalta:

Todo esto es prueba inequívoca de que este padecimiento debe ser tratado de la mejor manera. ¡Coas que es más que posible de hacer!

La ventaja que tiene la retención de líquidos durante el embarazo es que la misma se da por causas hormonales. Ello indica que a medida que se vaya estabilizando el organismo, más rápido desaparecerán los edemas. ¡Tan solo basta con buscar ese equilibro en el embarazo!

Con todo y esto, es realmente difícil encontrar el equilibrio del que se habla anteriormente. Por tal motivo verás a continuación algunos consejos que podrán ayudarte a encontrarlo. ¡No te despegues todavía de este lugar!

Consejos claves para prevenir la retención de líquidos en el embarazo

Con todo lo anterior dicho vale la pena mencionar algunos excelentes consejos que pueden ser de utilidad. Los mismos, están pensados para que puedas eliminar los edemas en el embarazo de manera efectiva. ¡Simplemente no puedes perdértelos!

Estos consejos claves para la retención de líquidos en el embarazo son:

  • Tratar de evitar lo más que se pueda la obesidad en el embarazo. Es normal que una mujer tienda a aumentar de peso mientras está en procesos de gestación. Sin embargo, no tiene por qué salirse de control y provocar problemas catastróficos. ¡Cuida tu peso!
  • Utiliza medias elásticas de compresión para favorecer el correcto flujo sanguíneo. De esta forma se puede evitar la acumulación excesiva de líquidos en los tejidos del cuerpo.
  • Toma un par de duchas con agua fría al día, más si son días caluroso. ¡Esto ayuda a desinflamar el cuerpo!
  • No dejes de ejercitarte bajo ningún concepto. Una leve pero relajante rutina de ejercicios puede ser de ayudar al flujo correcto de líquidos en tu interior.
  • Consume alimentos ricos en potasio tales como:
    • El plátano
    • La espinaca
    • La Patata
    • El calabacín
    • La piña
    • Los champiñones
  • Utilizar en todo momento y lugar, ropa holgada que te permita respirar.
  • Hazte un masaje relajante o deja que otra persona lo haga. Podrás des-estresarte en gran medida y activar el drenaje de los líquidos linfáticos. ¡Así evitas la retención de líquidos!

Mantén un embarazo saludable y seguro en la medida de tus necesidades. ¡No es imposible de hacer!

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario