Inicio » Terapias alternativas » Lo Que No Resuelves En Tu Mente Tu Cuerpo Lo Transforma En Enfermedad

Lo Que No Resuelves En Tu Mente Tu Cuerpo Lo Transforma En Enfermedad

Todos sabemos, o deberíamos saber que una determinada somatización de cualquier tipo de sentimientos y pensamientos negativos, situaciones mal resueltas, palabras no dichas generan problemas aún mayores que el estrés. Hoy en día, se ha comprobado la total influencia mental y emocional en su estado de salud.

Sabemos que obviamente no se trata sólo de eso, pero como el propio título de este artículo dice lo que no resuelves en su mente tu cuerpo lo transforma en enfermedad. ¿Y cómo funciona?

Muy simple, nosotros acumulamos dentro todo lo que debería deshacerse. Tensión acumulada, preocupaciones, sentimientos negativos, en fin, todo lo que no debe pertenecer. Esto genera esa “somatización”.

Cuando tu cuerpo tiene algún problema, para hacerte saber que no está bien, necesita “avisarte”. Esto implica: el sistema muscular, sistema respiratorio, sistema cardiovascular entre otros.

Señales cerebrales

A pesar de cambiar de persona a persona, la somatización es explicada científicamente. La ira, la pasión, la tristeza, el miedo y una serie de emociones causan cambios en el organismo, liberando o inhibiendo la producción de sustancias, como adrenalina, cortisol y serotonina.

Cuando la persona permanece durante mucho tiempo sometida a una situación diferente, desencadena cambios en el sistema nervioso autónomo, responsable de los latidos del corazón, la temperatura corporal, la digestión, la respiración y la sexualidad.

Además, provoca cambios en el sistema endocrinológico, que produce una serie de hormonas, y en el sistema inmunológico, responsable de la defensa del organismo.

De ese modo, el desorden en el cuerpo comienza y los síntomas aparecen, el lugar elegido depende de la herencia genética y racial de cada persona.

“El individuo tiende a somatizar en las áreas del cuerpo que ya están más fragilizadas o ya han tenido un problema en el pasado. Depende de las reacciones y de la composición física de cada persona “, afirma el Dr. Leonard Varea.

Entonces haz una limpieza en tu “basura” interior, libérate de lo que pueda traerte mayores daños. Ámate y se resuelve contigo mismo para que tu cuerpo y tu mente no somatizen y le traigan posibles nuevas enfermedades.