Inicio » Remedios Caseros » Remedios Caseros Para Dejar De Fumar

Remedios Caseros Para Dejar De Fumar

Actualmente, la adicción que antes estaba bien vista, hoy en día se le da toda la atención que merece, después de todo, el daño a la salud ha sido más que probado y, por ello, aparecieron leyes que prohiben fumar en lugares públicos.

La verdad es que el hábito de fumar introduce más de 4000 sustancias tóxicas  en tu cuerpo cada vez que te fumas un cigarrillo. Sí! ¡Todo eso!

Daños que causa el tabaco en nuestra salud

  • El dióxido de carbono y monóxido de carbono llegan a los pulmones y el monóxido de carbono en la sangre reducirá nuestra resistencia física;
  • El tabaco eleva la presión arterial, aumentando el riesgo de ataques al corazón;
  • El monóxido de carbono, junto con la nicotina, aumentan en gran medida el riesgo de contraer diabetes y cáncer de pulmón;
  • El sistema inmunológico se ve afectado y se reducen las defensas contra la enfermedad;
  • El cerebro sufre daños y aumenta el estrés y la falta de memoria en los fumadores (remedios caseros para la falta de memoria);

La adicción es debido a que la nicotina libera neurotransmisores que causan sentimientos de bienestar, tales como la dopamina, por lo que, dejar de fumar, tiene fuertes síntomas de abstinencia tales como dolores de cabeza, depresión, ansiedad, insomnio y estrés elevado.

Te pueden interesar nuestros remedios caseros para el insomnio y los remedios caseros para la depresión.

Abandonar esta terrible dependencia es bastante complicado para algunas personas que realmente quieren cambiar su vida y su salud a mejor.

La principal medida para aquellos que quieren abandonar de una vez y por todas la adicción es la voluntad (sincera y firme). Luego, es suficiente aprender a usar algunos remedios naturales a través de medidas simples, que desvinculen el cigarillo con hábitos diarios como tomar café, almorzar, cenar o simplemente por aburrimiento.

Remedios naturales para dejar de fumar

remedios caseros para dejar de fumar

Té de valeriana

El consumo de té de valeriana, sobre todo cuando está hecho unos minutos antes de la hora de acostarse, ayuda a reducir las ganas de fumar.

La razón es que las sustancias de esta planta disminuyen la ansiedad y el nerviosismo, los grandes (y peligrosos) inconvenientes que conducen al consumo de tabaco.

Para preparar este té, simplemente: Colocar 1 cucharadita de té de valeriana picados en una taza y añadir agua hirviendo. Reposar la mezcla durante 5 minutos, colar y tomar.

La cantidad indicada de consumo de este té es de 2 a 3 tazas por día.

Té de jazmín

El té de jazmín tiene propiedades relajantes que combaten la ansiedad y la depresión, considerándose un gran aliado para las personas que desean dejar de fumar. Para hacereste té, necesitas:

  • 1 taza de agua hirviendo;
  • 1 cucharada de té de hierbas jazmín.

Modo de preparación:

  • Añadir el jazmín en una taza de té grande;
  • Coloque el agua hirviendo para que cubra completamente las hojas;
  • Reposar la infusión y esperar 10 minutos para que se enfríe;
  • Colar y beber inmediatamente.

Este té se puede beber, ya sea caliente como frío y puede ser almacenado en el frigorífico para ser bebido durante el día.

Es de destacar que, además de aliviar el estrés y la ansiedad, el aroma del jazmín también hace que el ambiente sea mucho más agradable, siendo ampliamente utilizado en tratamientos de aromaterapia.

La cantidad diaria recomendada es de 3 tazas al día.

También te pueden interesar nuestros remedios caseros para la ansiedad.

Ginseng

El ginseng es considerado uno de los remedios caseros para dejar de fumar más eficaces que la naturaleza ofrece. La razón es que bloquea los efectos de la dopamina, el neurotransmisor responsable de la falsa sensación de placer ofrecido por la nicotina.

Para hacer este té necesitas:

  • Hervir 1 litro de agua;
  • Añadir 3 cucharadas de polvo o raíz de ginseng;
  • Reposar la mezcla durante 10 minutos, permitiendo que el agua absorva todas las propiedades de esta raíz;
  • Colar, endulzar con miel y tomar.

Se recomienda 3 tazas diarias.

Zumo de berros con zanahoria

Este jugo se presenta como uno de los remedios caseros más eficaces (y sabrosos) para dejar de fumar.

Ingredientes:

  • 1 zanahoria mediana;
  • 100 g de berros;
  • El jugo de 1 limón ;
  • 300 ml de agua fría.

Preparación:

Mezclar el berro, zanahoria y agua helada. Añadir a esta mezcla el zumo de limón, mezclar y tomar 3 veces al día durante un período de 15 días.

Al final de estos 15 días, por supuesto, el deseo de fumar se reducirá drásticamente, ya que, además de ser un poderoso desintoxicante para el cuerpo, inhibe el deseo de fumar.

Té de manzanilla

La manzanilla proporciona relajación física y mental y ayuda a reducir la ansiedad y el estrés que a menudo llevan a las personas a la adicción de fumar.

Para hacer té de manzanilla, sólo hay que poner en una taza grande 1 cucharada de té de manzanilla, añadir 1 taza de agua hirviendo, reposar la mezcla durante unos 10 minutos, colar y beber inmediatamente después.

Este té también se puede tomar frío y se utiliza en la preparación de baños relajantes, que por supuesto reducirá el deseo de fumar.

Además de utilizar estos remedios caseros para dejar de fumar, es esencial que las personas estén realmente dispuestas a verse libre de esta adicción, también la adopción de una dieta saludable y ejercicio físico.

Recomendaciones Para Dejar De Fumar

Además de las soluciones anteriores, la voluntad para dejar de fumar es muy importante y necesaria. Los fumadores que quieran dejar el tabaco tienen que decir al levantarse por la mañana: “A partir de hoy no voy a fumar más”, y reafirmar su voluntad sobre una base diaria.

Si lo deseas, puedes seguir la siguiente dieta recomendada para las personas que quieren dejar de fumar:

En ayunas:

  • Tomar el jugo de dos limones y dos naranjas con miel de abeja.

Desayuno:

  • Comer frutas o cereales (pan integral tostado).

Almuerzo:

  • En el primer día dar preferencia a la fruta. En los siguientes días vegetales especialmente ensaladas crudas, cereales y legumbres.

Cena:

  • Alimentos ligeros. Ensalada de frutas o verduras; leche o zumo de fruta y pan integral.

Hacer ejercicios por la mañana es recomendable, ya que el organismo se oxigena mucho mejor.

Mantén fuera de tu alcance objetos que te puedan incitar a fumar, tales como cigarrillos, ceniceros y encendedores.

Intenta socializar con gente no fumadora (será más fácil para dejar el hábito).

Ten siempre a la mano chicles o caramelos para chupar, de modo que puedas para la ansiedad en caso de abstinencia.

No caigas en la tentación en situaciones asociadas con el tabaquismo, como las pausas para el café o después de las comidas. Intenta romper ese hábito haciendo otra cosa.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario