Inicio » Remedios Caseros » Remedios Caseros Para Las Anginas O Amigdalitis » Remedios Caseros Para La Amigdalitis Crónica

Remedios Caseros Para La Amigdalitis Crónica

No te compliques la existencia y opta por estos excelentes remedios caseros para la amigdalitis crónica. En pocos minutos, podrás sentir como tu cuerpo y tu garganta se siente de mejor manera y sin mucho esfuerzo. ¿Cansado de la amigdalitis?.

La amigdalitis resulta ser una enfermedad muy común entre las personas que aun poseen amígdalas. Es un padecimiento a la altura de la garganta y que no deja de molestar hasta que se calma.

Suele ser algo pasajero, aunque hay casos en donde la amigdalitis puede ser muy constante. A estos casos se les conoce como amigdalitis crónica, siendo esto tratado de la mejor manera con los siguientes remedios caseros.

Remedios Caseros Para La Amigdalitis Crónica

Batido contra la amigdalitis crónica

Este remedio casero consiste básicamente en realizar un batido con los siguientes ingredientes: 3 Zanahorias, 6 fresas y media taza de agua. Estos dos frutos de la naturaleza pueden brindarte un alivio inmediato gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Hojas de Salvia

Si quieres que desaparezca la amigdalitis crónica en cuestión de minutos entonces prueba con las hojas de salvia. Simplemente tendrás que poner a hervir estas hojas y, una vez hervidas, deberás colocarlas en un paño. Dicho paño debe estar humedecido con agua caliente para que puedas colocártelo sobre el cuello. Un remedio casero contra la amigdalitis que sencillamente debes de probar.

Pimienta cayena y Salvia

La Salvia no solo funciona como empasto sino también como una infusión antiinflamatoria para la amigdalitis. En este caso, tendrás que mezclar la Salvia con pimienta cayena para que su efecto sea mucho más eficaz. Con 30 gramos de Salvia y 25 gramos de pimienta cayena basta y sobra para hacer una infusión contra la amigdalitis.

Cebolla o ajo

Comiendo un diente de ajo o una rodaja de cebolla al día podrá prevenir la amigdalitis crónica. También, tomando estas mismas cantidades de los alimentos cotidianamente podrás aliviar en gran medida el malestar de la amigdalitis. ¡Todo gracias a las propiedades antibacterianas de la cebolla y el ajo! Esta porción de alimento deberás tomarla siempre durante las mañanas, antes de desayunar.

Arcilla y leche tibia

Otro remedio natural para la amigdalitis crónica termina siendo la combinación de arcilla y leche. Tendrás que mezclar ambos ingredientes hasta formar una pasta que puedas colocarte en el cuello. Ello puedes hacerlo valiéndote de un pequeño trapo o pedazo de tela gruesa.

Aloe vera y naranjas

Para este remedio casero contra la amigdalitis crónica solo necesitas de una penca de aloe vera. Esta misma, deberás diluirla y mezclarla con un vaso de jugo de naranja recién exprimido.

Tendrás que tomar este remedio para la amigdalitis en ayunas, siendo consumida únicamente en las mañanas. Despídete para siempre de la amigdalitis crónica con este remedio natural casero.

Queda demostrado entonces que no se necesita de mucho tiempo ni dinero para aliviar la amigdalitis crónica. Procura pues seguir todos estos remedios al pie de la letra y así olvidarte de este mal para siempre. ¿Qué esperas para intentarlos?

También te puede interesar

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.