Inicio » Remedios Caseros y Naturales » Remedios Caseros Para La Gingivitis

Remedios Caseros Para La Gingivitis

¿Sufres de inflamación de las encías? Cuando los microbios y las bacterias se acumulan en la boca, podemos experimentar algunas condiciones, tales como caries, enfermedades periodontales y/o encías inflamadas, conocida como gingivitis. Sin embargo, este problema puede también ser causado por daños a la encía, incluso por el cepillado o hilo dental.

La gingivitis es una condición común que implica la inflamación de las encías causando sangrado o molestias. Si no se trata precozmente, la situación puede agravarse y puede convertirse en una enfermedad más grave, conocida como la periodontitis.

En este artículo, veremos algunos remedios caseros para las encías inflamadas que te ayudarán a tener una sonrisa sana.

Tipos de gingivitis

Hay varios tipos de gingivitis, todas con las mismas manifestaciones clínicas. Un tipo particularmente destructivo de la gingivitis se llama gingivitis ulcero necrotizante aguda (GUNA). En este caso el paciente tiene un aliento a podrido, tejido gingival necrótico y sangrado espontáneo grave.

Gingivitis relacionada con la placa bacteriana

También llamada gingivitis simple, es dada por un número de determinantes sistémicos. Microorganismos responsables de esta gingivitis generalmente espiroquetas intermedias, bacterias y Fusobacterium.

Gingivitis no relacionada con la placa bacteriana

También llamada gingivitis compleja, se caracteriza por no resolver por control mecánico o químico la placa bacteriana. Podemos encontrar gingivitis asociada a enfermedades de la piel, tales como pénfigo, infecciones virales, gingivitis alérgica o fúngicas.

Muchas personas sufren de varios grados de gingivitis. Normalmente se desarrolla durante la pubertad o la edad adulta debido a cambios hormonales y puede persistir o recurrir con frecuencia, dependiendo de la salud de los dientes y las encías de la persona.

Síntomas

Esta condición tiene una serie de síntomas muy reconocibles. Por ejemplo, cualquier tipo de enfermedad bucal va a cambiar el olor de la boca, lo que hace tener un mal aliento persistente. Pero la señal más evidente es que se notan las encías rojas o inflamadas.

Quien sufre de gingivitis, al cepillarse los dientes, probablemente notará un poco de sangre, eso es porque las encías están enfermas y sensibles. Además, también puede sentir dolor al masticar.

Cuidados de las encías

Lo primero que se debe saber es que la higiene es el mejor remedio, así que debes siempre cepillarte los dientes muy bien, y utilizar siempre un antiséptico bucal y hilo dental. Se debe hacer estos procedimientos por lo menos 3 veces al día, esa es una tarea muy simple y muy eficaz para evitar varios problemas de encías.

La inflamación de las encías puede ser acompañada por sangrado al cepillarse, esto es un síntoma de que la cosa no va bien, puede ser periodontitis, una enfermedad que se vuelve más regular después de los 30 años y a largo plazo es responsable de la pérdida de dientes.

Consejos para eliminar la inflamación de la encía

Como ya hemos visto arriba la inflamación de las encías es una enfermedad periodontal, en la que las encías se hinchan y se lastiman. Debido a una mezcla de detritos, bacterias y saliva ocasionada por una mala higiene bucal.

Cambios en la dieta

Todas las personas necesitan alimentarse, y son necesarios ciertos nutrientes y vitaminas para hacer que el cuerpo funcione correctamente.

La gingivitis generalmente es causada por la falta de vitamina C en el organismo. Para aumentar la cantidad de vitamina C en su organismo, busque comer kiwis, papaya, brócoli, fresas y col de Bruselas.

Los arándanos tienen propiedades que reducen los niveles de placa bacteriana sobre los dientes, así que trata de consumir los arándanos en forma de jugo, sin azúcar. Sin embargo, consulta a tu médico si estás tomando anticoagulantes o si tienes piedras en los riñones.

También es importante consumir bastante omega-3, puedes encontrarlo especialmente en pescados, ya que tiene propiedades antiinflamatorias.

No se debe olvidar que la salud de la encía no puede ser tratada como una cuestión banal y simplemente no preocuparse por esta parte del cuerpo, este problema debe ser tratado, ya que causa otros daños a largo plazo.

Cambios en el estilo de vida

Es importante evitar el estrés, ya que hace que surjan más placas bacterianas en los dientes, causando la gingivitis. Además, debilita el sistema inmunológico, dificultando la lucha contra los elementos que pueden dañar los dientes y las encías.

Tener niveles ideales de vitamina D también es muy bueno para evitar la gingivitis, trata de tomar bastante sol durante la mañana. El sol ayuda a sintetizar esa vitamina.

Dejar de fumar, el tabaco disminuye la capacidad de combatir los gérmenes que existen en la boca, que aumenta el riesgo de enfermedades en las encías.

No olvides mantener una higiene dental adecuada, ya que es el primer paso para una boca sana.

Tratamiento de la gingivitis

Tome un cuarto de taza de agua oxigenada y un litro de agua caliente, mezclar bien y hacer enjuague 3 veces al día durante 3 días y hacer el cepillado con un cepillo de celdas finas. A continuación, ve al dentista, para hacer una limpieza dental y comprobar la gingivitis.

Remedios caseros para la gingivitis

remedios naturales para la gingivitis

  • Preparar una mezcla de partes iguales de bicarbonato de sodio y agua oxigenada y luego cepilla bien especialmente alrededor de la línea de la encía.
  • Mezclar 1 cucharadita de sal en un vaso de agua, calentar y hacer enjuagues bucales 2 veces al día hasta que vea que sus encías mejoran.
  • Frota las encías varias veces al día con gel de Aloe vera.
  • Coma una pieza o dos de queso cheddar o suizo después de la cena.
  • Comer un cuarto de manzana cruda, especialmente después de las comidas.
  • Preparar un té con una cucharadita de anís, una pastilla de menta y una cucharadita de romero y dejar en 3/4 taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Utilice el líquido como un enjuague bucal a cada hora.
  • Utilizar como un enjuague bucal cada mañana y cada tarde, una cucharada de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua e incluso un vaso de la misma mezcla después de cada comida.
  • Enjuagar la boca con una mezcla hecha de tres gotas de aceite esencial de lavanda y una cucharadita de miel. Para preparar diluir la solución caliente en agua fría.
  • Preparar una solución de agua tibia a la que se añaden dos gotas de tintura de mirra. Este antiséptico se utiliza antes y después de cada comida.
  • Añadir unas gotas de extracto de pimienta de cayena en su cepillo de dientes, o si lo prefiere, aplicar directamente sobre las encías haciendo suaves movimientos circulares.
  • Mezclar un poco de bicarbonato de sodio con agua mineral y masajear las encías. Otra sugerencia es cepillar los dientes con la mezcla para así aprovechar todas sus propiedades curativas.
  • Mezclar 1 jugo de limón con la mitad de un vaso de agua, calentar un poco y luego hacer un enjuague bucal. Repita el proceso 2 o 3 veces por semana, gradualmente notará la diferencia.
  • Mezclar 1 limón con un poco de sal, utilice esta mezcla para masajear las encías, se deja durante un minuto y luego enjuague su boca con una mezcla de agua tibia y sal.
  • Poner bolsas de té heladas sobre la zona inflamada durante 5 minutos. El ácido tánico en el té elimina la inflamación de las encías.

Consejos

Mascar hojas de espinacas, un diente de ajo o cebolla cruda son otras óptimas opciones, mascar el ajo y la cebolla puede ser desagradable, pero sus propiedades eliminan la inflamación de las encías rápidamente.

Después de haber curado la inflamación de las encías, debes considerar una serie de hábitos que ayudan a prevenir la gingivitis y disfrutar de una buena salud bucal:

  • Cepille los dientes siempre después de las comidas para eliminar los restos de comida que, a lo largo del tiempo, crean bacterias.
  • Use hilo dental (especialmente por la noche) para quitar la placa de las encías.
  • Visite a su dentista regularmente para realizar una limpieza dental y deshacerse de la placa en los dientes.