Inicio » Remedios Caseros Para Los Gases Intestinales y Estomacales

Remedios Caseros Para Los Gases Intestinales y Estomacales

Todo el mundo a lo largo de su vida ha sentido algún que otro malestar raro en la zona del estómago, que normalmente va acompañado por las fugas de aire o gases, y que algunas veces tiene un olor bastante desagradable.

Los gases intestinales son normales tanto en adultos como en bebés y en niños, lo que ocurre es que son más molestos en la mayoría de ocasiones a causa del dolor estomacal que provocan, pero no hay nada que no pueda solucionar un pedillo a la mar.

Estos gases molestos se producen de manera constante en el interior de nuestros cuerpos, por lo que se eliminan normalmente de manera natural, pero, algunas veces, determinadas costumbres y también el consumo de ciertos alimentos pueden conducir a la acumulación de gases en el intestino, dejándonos el vientre hinchado y duro.

Para que podamos mejorar este dolor y malestar, no hay necesidad de hacer grandes esfuerzos, ya que hay cosas muy básicas y muy prácticas que pueden aliviar el dolor de estómago, así mismo también existen dietas especiales, masajes, ejercicios suaves, tés y zumos que nos aliviarán.

Por eso siempre es bueno saber lo que te voy a decir, principalmente para que sepas qué alimentos debemos evitar para que no acumulemos gases:

  • Habichuelas
  • Maíz
  • Guisantes
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Cebollas
  • Pepinos
  • Pimientos
  • Coles de Bruselas
  • Nabos
  • Leche
  • Queso
  • Refrescos y gaseosas

Los ejercicios recomendados para no acumular gases y que en el futuro se de lugar a un posible estreñimiento, son por ejemplo el caminar en silencio durante 15 minutos al día, andar en bicicleta, hacerte masajes abdominales suaves, etc… (Aquí puedes ver remedios caseros para el estreñimiento).

Causas De Los Gases Estomacales

Normalmente estos gases se producen como hemos dicho antes, después de hacer una digestión pesada sobre todo en carbohidratos, grasas y proteínas provenientes de los alimentos. También es común que se den los gases después de masticar un chicle o de fumar un cigarro.

Tratamiento Para Los Gases Olorosos

Un buen remedio para apaciguar el olor de los gases olorosos es masticar hierba dulce o hervirla en un poco de agua y beberla.Otro de los remedios para los gases de olor es beber agua de limón para evitar el dolor y la formación de gases en el estómago. Otro de los remedios es hervir jengibre fresco en un poco de agua y beberlo.

Remedios Caseros Para Los Gases

remedios caseros para los gases

Té bálsamo de limón con hinojo

Este té tiene propiedades antiespasmódicas, ayuda en la eliminación de gases y a la reducción del dolor y la sensación de malestar, además de quitar la sensación de estómago hinchado.

Algunos medicamentos también son adecuados para el alivio inmediato del dolor y sensación de hinchazón, tales como dimeticona (Luftal) Almeida Prado 48 y tabletas de carbón activo.

Mascar Anís o Comino

Pero no cualquier semilla. El anís o comino pueden traer grandes beneficios cuando se trata de los gases intestinales. Masticar un puñado de estas semillas no será muy agradable, ni mucho menos sabroso, pero sin duda será beneficioso para los gases.

Papaya y Piña

El consumo de estas frutas inmediatamente después de las comidas proporcionará al cuerpo con enzimas esenciales para una mejor digestión de los alimentos, lo que facilita que no se formen gases.

Jengibre

Ampliamente conocido por sus muchos beneficios, el jengibre también se presenta como un potente agente en la digestión. Un té suave hecho con una pequeña cantidad de raíces tomado con las comidas, o una cucharada de jengibre fresco antes de las comidas, hará que puedas expulsar tus gases con más facilidad.

Diente de león

Es fácil de encontrar esta planta, el diente de león es una hierba que tiene increíbles beneficios para la salud en sus hojas pequeñas, entre algunos de sus beneficios está que es capaz de reducir la producción de gases en el estómago. Puede ser ingerido en forma de té o de hojas, además de como condimento.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana está indicado incluso por algunos médicos, el vinagre de manzana también te traerá buenos resultados contra los gases. Simplemente tienes que diluir en un vaso de agua dos cucharadas de vinagre y tomarlo después de las comidas.

Té de Canela

Este té ayuda a eliminar las bacterias que causan la putrefacción en los alimentos, lo que favorece a la motilidad intestinal y ayuda a contener los síntomas dolorosos de los gases. El té de canela es aconsejable beberlo cuando sientes el estómago hinchado o que te duele a causa de los gases. Una vez al día

Zumo laxante

Una buena opción son también zumos laxantes, como el batido de naranja con papaya y avena. Estos zumos, si se toman unas pocas veces al día, facilitarán la evacuación y con ello la liberación de heces que pueden estar causando los  gases estomacales.

Menta

La menta ayuda en el alivio de dolores y molestias en el estómago y el intestino, promoviendo una mejor digestión. Para ello es necesario 1 cucharada de menta en hoja, 1 taza de agua caliente, después hay que añadir la hierbabuena de la menta a la taza del agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos.

Se puede beber varias veces al día, pero no se le debe añadir azúcar, ya que ésta favorece a la formación de gases intestinales.

Hinojo

El hinojo tiene la propiedad antiespasmódico y es eficaz contra el cólico causado por pequeños espasmos gastrointestinales, especialmente flatulencia. Para usarlo contra ellos tienes que tener 1 cucharada de té de hinojo, 1 taza de agua hirviendo.

Después vas añadiendo el hinojo a la taza de agua hirviendo y dejas reposar durante 10 minutos. Bebe la mezcla varias veces al día.

Genciana

La genciana es una planta medicinal utilizada durante muchos años para combatir problemas digestivos, su eficacia se ha demostrado científicamente, debido a su acción reguladora peristaltismo y su estimulación en la producción de jugo gástrico.

Para usarla como remedio natural sólo necesitas 1 gramo de raíz de genciana seca y 200 ml de agua. El té se hace como una infusión, primero se calienta el agua y después se añaden la raíz.

Una vez hecho estos pasos, hay que dejar que repose durante 10 minutos, se puede tomar 1 vez por cada comida, preferiblemente antes de comer.