Inicio » Remedios Caseros y Naturales » Remedios Caseros Para El Dolor De Oído

Remedios Caseros Para El Dolor De Oído

El dolor de oídos es muy desagradable y por desgracia puede afectar tanto a los niños como a los adultos. El dolor de oído se caracteriza por darnos una sensación de ardor y dolor agudo en principio.

Cualquiera que sea la forma en la que venga, esta afección puede afectar a ambos oídos o sólo a uno, siendo constante o inconstante, por eso es importante tratar esta dolencia para que no vaya a una infección de oído severa.

En algunas personas, el dolor de oído desaparece tan pronto como vino, pero si esto te pasa constantemente, es importante que comiences con algún remedio casero para palear y que no vaya más.

Causas Del Dolor De Oído

remedios caseros para el dolor de oído

Antes de aprender los remedios caseros para el dolor de oídos, hay que entender qué es lo que lo provoca, para así prevenir este molesto dolor y posibles infecciones que lo causan. Las causas más comunes del dolor de oído son las siguientes:

  • Alergias del tracto respiratorio
  • Artritis en la mandíbula
  • Barotrauma
  • Infección de oído (otitis)
  • Amigdalitis
  • Inflamación del oído interno, o laberintitis
  • Bruxismo
  • Lesión del conducto auditivo externo
  • Resfriados
  • Problemas al masticar

El conocer la causa que lo ha provocado, hará que el médico de cabecera te de un diagnóstico mejor para tratar el dolor del oído. El uso de cualquier medicamento debe estar hecho bajo prescripción médica.

Mientras tanto puedes hacerte eco de los siguientes remedios caseros para el dolor de oído y probarlos que de seguro que hallarás mejoría.

Remedios naturales para el dolor de oído

Estos son los mejores remedios caseros, son eficaces y están 100% garantizado, así que  no pierdes nada con probarlos para palear el dolor en oídos por infección, dolor de oídos en niños, en adultos, ya sea por inflamación de garganta o sea por la causa que sea.

Compresas de agua caliente

Uno de los consejos para reducir este problema es utilizar compresas de agua calientes:

  • Sólo cubrir la región de la oreja con un paño caliente (cuidado de no quemarse) Esto traerá alivio del dolor, gracias a la estimulación de la vasodilatación.

Una pregunta que surge normalmente es: ¿puedo utilizar un paño empapado en alcohol?

La respuesta es clara: ¡no! Puede ser peligroso, especialmente si el líquido gotea en el canal auditivo.

Remedio con ajo y aceite de oliva

Otra alternativa interesante es una que involucra el ajo y aceite de oliva:

  • Aplastar una cabeza de ajo
  • Tomar una cuchara grande de aceite de oliva
  • A continuación, calentar al baño maría el aceite con el ajo
  • Humedecer un algodón con unas gotas de la solución
  • Apriete bien para eliminar el exceso y también la temperatura caliente, coloque el algodón en el oído sin presionar, déjelo ahí durante unos 15 minutos.

Este remedio casero también puede ser sustituido por el té de manzanilla o gordolobo.

Agua Caliente

Al colocar el agua caliente en el oído infectado, puede servir como un buen analgésico, ya que con el calor del agua ayudará a aliviar el dolor. Utilice una botella con agua caliente envuelta en una almohadilla de tela y presione durante unos minutos en el oído infectado.

Albahaca

La Albahaca tiene propiedades analgésicas, antibacterianas y anti-inflamatorios, por lo que la albahaca es considerada un gran remedio casero para aliviar el dolor.

Triturar las hojas hasta que se saque caldo. Coloque tres o cuatro gotas de jugo en el oído infectado, repetir al menos dos veces al día.

Hierba de Obispo

La hierba de obispo tiene propiedades antisépticas y antimicrobianas, que es ideal para aliviar el dolor de oído.

Mezcle una cucharada de hierba de obispo junto con tres cucharadas de aceite de sésamo, calentar al baño maría y una vez caliente, tomar un trocito de algodón, mojar, escurrir bien y poner sobre el oído, esperar 15 minutos.

Cebolla

La cebolla tiene propiedades antisépticas, antibacterianas y son ideales para resolver los problemas en el oído. Calentar una cucharada de jugo de cebolla y cuando esté caliente tomamos dos o tres gotas del jugo extraído y lo ponemos en el oído infectado. Repetir dos o tres veces al día.

Jengibre

El jengibre tiene propiedad anti-inflamatoria, por lo que puede ayudar en el tratamiento para el dolor de oído. Tomar un poco de jugo de jengibre y ponerlo en el oído infectado, hará que poco a poco el dolor vaya a disminuyendo.

Menta

Las hojas de menta y el aceite de menta, puede ayudar a aliviar el dolor de oído. Para ello hay que sacar el jugo de sus hojas, y colocar directamente en el oído infectado.

Otra receta: Tome un bastoncillo de algodón, aplicar unas gotas de aceite de menta, y limpie la parte exterior de la oreja, sin dejar que entre en el oído.

Consejos Para Disminuir El Dolor De Oído

A continuación te daremos algunos consejos rápidos para disminuir o prevenir el dolor de oído, mientras que consigues cita con tu médico de cabecera.

Bostezo

El bostezo hace que haya movimiento en la zona de los músculos presentes en el oído, haciendo que éstos estén más relajados y proporcionando alivio al dolor.

Mascar chicle

Esta acción común puede aliviar el dolor, gracias al movimiento, ya que ayuda a abrir las trompas de Eustaquio que es el tubo que conecta el oído a la faringe.

Inhalar vapor de té de manzanilla (o eucalipto)

Junto con la función que hace de aliviar la nariz, el vapor facilitará la salida de fluidos y aliviará el dolor en el oído.

Mantenga su sistema inmunológico fortalecido

Los resfriados y la gripe pueden causar dolores de oído.

Evitar la exposición al viento durante mucho tiempo

Esto causa dolor de oído debido al cambio en la presión del cuerpo.

Y, por último, evitar ambientes que tienen un aire de mala calidad, especialmente con alta contaminación del aire (humo de cigarrillo en el interior, por ejemplo), esto puede aumentar el riesgo de infecciones del oído.