Inicio » Remedios Caseros y Naturales » Remedios Caseros Para El Dolor De Muelas

Remedios Caseros Para El Dolor De Muelas

El dolor de muelas varía mucho de una persona a otra, pudiendo ir de leve hasta llegar al dolor extremo, que en muchas ocasiones se dan en las muelas, el cual se vuelve insoportable. Las principales causas del dolor de muelas suelen ser las infecciones, dolor en la raíz por picadura, caries o problemas de encías o gingivitis, así como también las muelas del juicio.

Al ser las muelas tan sensibles, podemos sentir el dolor y la inflamación muy pronto, de manera que también por el movimiento bucal se irrita más y más aumentando la inflamación llegados el momento.

Antes de darte los remedios caseros para el dolor de muelas, es importante que sepas que lo primero que tienes y debes de hacer es ir al médico para que él o ella te diga qué es lo que pasa con esa muela y cuál es el origen del dolor, una vez dado el diagnóstico puedes probar todos los remedios caseros para el dolor de muelas que quieras.

Entre los síntomas más reconocidos del dolor de muelas está el tener la encía colindante inflamada, tener dolor en la zona de la mandíbula, en algunos casos hay presencia de fiebre y dolor de cabeza.

Remedios naturales para el dolor de muelas

remedios caseros para el dolor de muelas

Un buen cepillo de dientes

Por mucho que te duelan las muelas, cuando estés en pleno dolor deberás lavarte los dientes más que nunca, ya que esto te beneficia para bien, no obstante, el cepillado lo deberás de hacer con un cepillo de dientes que sea suave, ya que las encías estarán inflamadas y no es cuestión de que te dañes más de la cuenta.

Compra un cepillo de dientes nuevo y cepíllate las muelas suavemente al menos 6 veces al día durante 1 minuto.

Zumo de limón

El zumo de limón al tener alto contenido vitamínico es un remedio casero excelente, de manera que también lo podemos usar para aliviar el dolor de muelas fuerte, como puede ser el dolor de las muelas del juicio.

Esto ocurre porque las propiedades del limón luchan contra las bacterias aniquilándolas y ejerciendo su poder antiséptico, teniendo un efecto muy rápido si se comienza desde el primer día a usarlo.

Para hacer este remedio casero sólo necesitarás el zumo de un limón y trocitos de algodón o gasa esterilizada. Después sólo tendrás que ir mojando el algodón en el zumo de limón para aplicarlo en la zona donde se halle la muela y dejar que actúe durante unos 2 minutos, repitiendo 3 veces al día.

Hielo

Otro remedio casero para el dolor de muelas fuerte es el preparar una bolsa de hielo y ponerlo en el lado de la cara donde tenemos mal la muela, dejándolo durante 20 minutos y repitiendo cada 4 horas, el frío del hielo hará que se contraigan los vasos sanguíneos y disminuirá la inflamación y la hinchazón de encías por un rato.

Té verde

El ácido tánico del té verde tiene enormes beneficios para la salud bucodental, para aliviar el dolor de muelas toma 1 hoja de té y mastícala durante unos 3 minutos con la muela que tienes mal, pudiendo repetir el proceso un par de veces al día.

Enjuague bucal casero

Prepara agua templada con sal y enjuaga la boca para que te llegue a la zona en la que tienes la muela inflamada, el agua con sal tibia te ayudará a calmar la inflamación y el dolor y también a eliminar toda la bacteria y resto de comida que pueda hacer que empeore la infección.

Coñac

El remedio de las abuelas universal es el enjuagarte la zona de la muela inflamada con coñac durante unos minutos sin llegar a tragar el líquido alcohólico, sino para que haga efecto calmante. Este remedio es sin duda efectivo, pero no se debe usar en niños

Bicarbonato

De nuevo tendremos que hacer aquí una solución de agua y bicarbonato y proceder del mismo modo que explicamos con el remedio del zumo de limón. De modo que llenamos un vaso de agua tibia y añadimos el bicarbonato de sodio, mezclamos bien y con un algodón vamos mojando y aplicando en la zona inflamada de la muela.

Aceite de clavo

Para realizar este remedio casero es necesario comprar o realizar desde casa un aceite de clavo de olor. Si lo haces tú desde casa te hará falta 500 ml de aceite de oliva y 10 clavos de olor. Sumerge los clavos en el aceite y déjalos macerar durante una semana entera para que se impregne todo con la esencia del clavo.

Después de esto, humedece un trozo de algodón en dicho aceite y muérdelo con mucho cuidado de modo en que no llegues a ingerirlo, al hacer este remedio, el aceite de clavo liberará sobre la muela todas sus propiedades antibacterianas y analgésicas que harán que el dolor de muelas vaya desapareciendo poco a poco.

Ajo

El ajo tiene un efecto de alivio inmediato para el dolor de muelas, ya que su poder antibiótico hace que disminuya la infección de manera rápida, para usarlo como remedio casero toma un ajo y córtalo a una medida que puedas poner en la muela y encía sin que te ocupe mucho sitio en la boca ni te incomode, una vez realizado mete el ajo en la zona y mantenlo ahí durante unos 5 minutos, verás cómo te alivia el dolor, y puedes repetirlo unas seis veces al día.

Agua oxigenada

Puedes hacer enjuagues bucales con el agua oxigenada durante unos 5 minutos por la mañana, por la tarde y por la noche, pero sin llegar a ingerirla porque sería peligroso, sólo realiza enjuagues para aliviar el dolor y la inflamación, ya que el agua oxigenada te limpiará toda esa zona.

Cebolla

La cebolla también tiene muchos antibióticos y un fuerte poder antiinflamatorio, por lo cual el hecho de cortar un trocito pequeño de cebolla y ponerlo en la zona afectada durante unos 10 minutos durante 4 veces al día hará que sientas alivio y desinflamación, pudiendo combinar este remedio con el del ajo, alternando uno con otro.

Hilo Dental

El uso del hilo dental con un dolor de muelas puede llegar a ser molesto, pero deberías usarlo al menos una vez al día, ya que quitarás todos los restos de comida que haya o de inflamación y puedes alternar con otro remedio siendo así de más utilidad los mismos y haciendo más efecto, pero no debes de olvidar de introducir el hilo de manera suave y con cuidado de no hacerte daño.

Mastica Perejil

El perejil reduce notablemente la carga bacteriana de la boca en general, por lo cual el hecho de masticar perejil con la muela mala hará que sientas que cada vez tienes menos dolor y que se anestesia la zona levemente por un ratito.

  • Las mujeres embarazadas no pueden hacer uso de este remedio natural para el dolor de muelas.

Levantar la cabeza

Al levantar la cabeza después de llevar a cabo alguno de los remedios caseros anteriores hará que tengan mayor efecto sobre el mismo, ya que el hecho de levantar la cabeza ayuda a que la presión sanguínea baje en la zona bucal.

Evita bebidas azucaradas y carbonatadas

El consumo de azúcar sólo hará que se alimente la infección y tarde en irse más, por ello es mejor que mientras estás en estas condiciones no tomes nada azucarado, teniendo especial cuidado con las bebidas azucaradas y por consecuencia las carbonatadas que siempre llevan un poco de azúcar en su composición.