Inicio » Remedios Caseros y Naturales » Remedios Caseros Para El Dolor De Garganta

Remedios Caseros Para El Dolor De Garganta

Los remedios caseros para el dolor de garganta son muy reclamados a la llegada del otoño, ya que es ahí cuando empieza el cambio de clima a hacer de las suyas, pero el dolor de garganta y la tos no se reducen sólo a los tiempos  más fríos, sino que también en épocas calurosas pueden hacer acto de presencia.

Los dolores de garganta aparecen en los cambios de estaciones, ya sea por inflamación o por que hayamos contraído un virus, nos puede afectar y limitarnos un poco el día a día.

Causas del dolor de garganta

Cuando la garganta se inflama trae con ella los primeros síntomas que son la carraspera o el sentimiento de tener la garganta arañada, si la cosa pasa a más puede venir con fuertes dolores y de fiebre también, lo cual comienza a dificultarnos cuando bebemos y comemos.

Anginas

También podemos tener dolor de garganta si tenemos anginas. Cuando esto pasa nuestra garganta se pone muy roja y con puntitos blanquecinos o amarillentos.

Infecciones

Otro tipo de dolor de garganta puede venir cuando sufrimos de una infección bacteriana o viral, la cual se manifiesta de buenas a primeras y en la cual los ganglios tienden a inflamarse y a dar fiebre.

Consumo de tabaco y factores externos

El consumo de tabaco, el cambio de clima y las alergias, por ejemplo, pueden dar lugar a la inflamación de las mucosas y por consiguiente ocasionar inflamación en la garganta.

Como resultado de todos estos tipos de dolores podremos llegar a padecer desde laringitis, anginas, etc….el reflujo de los ácidos del estómago en ocasiones también puede causar inflamación de garganta, pero en muy raras ocasiones.

Remedios Naturales Para El Dolor De Garganta

remedios caseros para el dolor de garganta

Hacer Gárgaras

Este remedio sería conveniente aplicarlo tan pronto como tengas síntomas, hay infinidad de combinaciones para hacer gárgaras, la más eficaz es la del agua con sal y también el agua con miel.

El agua salada es buena para aliviar el dolor de garganta de manera eficaz y rápida, ya que la sal reaccionará como un antiséptico muy suave y arrastrará las secreciones que tenga la garganta por lo cual eliminará “la zona mala de la infección o inflamación”

Para preparar el agua toma la mitad de una cucharita pequeña de sal y añádela a un vaso de agua caliente, remueve y tómalo, haga gárgaras sin tragarte el agua y tírala de nuevo, puedes repetir a lo largo del día este mismo proceso.

Salsa Tabasco

Si añades unas 15 gotas de salsa tabasco a un vaso de agua, esta mezcla al contener capsaicina y hacer gárgaras con el agua, te dará mejoría, la capsaicina tiene muchas propiedades antivirales y anti inflamatorias.

Bicarbonato

Toma media cucharadita pequeña de bicarbonato y échala a un vaso de agua caliente, después remuévelo y haz gárgaras con la mezcla tantas veces como necesites al día.

Zumo de limón

Esta vez puedes añadir el zumo de un limón a un vaso de agua templada y hacer gárgaras con la mezcla.

La miel

Uno de los remedios más conocidos para la inflamación de garganta es la miel de abejas, desde siempre las abuelas nos han dicho que tienen propiedades antibacterianas y que ayudan a que la curación sea más rápida.

Con los estudios posteriores y más modernos, se ha demostrado que es también un hipertónico osmótico, lo cual hace que los tejidos inflamados se vean desprovistos de la cantidad de agua que tienen demás porque esta propiedad absorbe de manera automática ese exceso.

Para realizar este remedio necesitas unas 3 cucharadas pequeñas de miel de abejas, un vaso de agua caliente o leche en el caso que te guste más. Primero calientas el agua o la leche y después le añades la miel y tomas el remedio inmediatamente.

Otro modo de usar la miel como remedio casero para quitar el dolor de garganta es exprimiendo el zumo de medio limón y añadirle un vaso de agua caliente, después añadir 1 cucharada grande de miel. En los adultos también podemos añadirle algún licor como el whisky o el brandy por su poder analgésico.

En el caso de los remedios caseros para el dolor de garganta en niños, debemos olvidarnos de esta opción y tomar todas las demás que no sean peligrosas para ellos como el hacer gárgaras, ya que si son muy pequeños probablemente se traguen el líquido.

Infusión de raíz de malvavisco

El malvavisco contiene mucílago, que es una sustancia que protege de manera natural el cuello, necesitarás 2 cucharaditas de malvavisco picado y una taza de agua muy caliente en la que echarás el malvavisco y dejarás reposar durante unos 10 minutos, recuerda que puedes tomarla de 3 a 4 veces al día.

Alimentos con vitamina C

100 miligramos de vitamina C tres veces al día hará que tu dolor de garganta se esfume, eso sí, si el dolor es leve, si es un virus o una bacteria, la dosis de vitamina ayudará a reforzar tu sistema inmunitario y a que puedas luchar contra la infección mejor. Rara vez la dosis prescrita produce diarrea, pero si es tu caso, reduce la dosis una toma menos.

Echinacea

La Echinacea ya sea de la forma que sea (infusión, cápsulas, etc…) hará que sus propiedades antivirales y anti bacterianas aceleren tu curación.

Ajo

El ajo siempre constituye una ayuda muy grande para luchar con cualquier infección. El ajo lo puedes tomar en cápsulas compradas en parafarmacia unas cuatro veces al día siempre y cuando no se sobrepasen los 600mg.

El ajo seco es otro genial remedio con sus poder antibacteriano y antiséptico muy a tener en cuenta, al igual que el ajo crudo, que es el rey de los remedios y lo puedes tomar crudo en ayunas por la mañana.

Zinc

El zinc se puede tomar en forma de pastilla cada tres o cuatro horas durante tres días, ya que según un estudio el zinc cuando se da dolor de garganta que tiene el origen en un virus, acelerará la curación si empezamos a consumirlo.

Pero cuidado, ya que un exceso de zinc puede debilitar tu sistema inmunitario, así que no es recomendable tomarlo por mucho tiempo, aunque de todos modos si eliges esta opción es mejor consultarlo con tu médico de cabecera.

Infusión de leche, tomillo y cebolla

Necesitarás para hacer esta infusión una cebolla, una rama de tomillo y un litro de leche. Primero corta la cebolla en trozos grandes, después echa la leche en una cacerola y añade el tomillo, a continuación llévalo a hervir, después quítalo del fuego y déjalo reposar unos 10 minutos.

Pasado este tiempo, cuela la bebida y tómalo unas tres veces al día como máximo y si por algún caso quieres endulzar la infusión hazlo con miel, no con azúcar.

Decocción de jengibre, ajo, miel y limón

A diferencia de la infusión, con la decocción dejaremos el jengibre y todo en agua hirviendo durante unos minutos para eliminar todos sus ingredientes activos.

Para esta receta se necesita 1 raíz de jengibre fresca, 1 limón y 1 diente de ajo y 1 litro de agua. Después cortamos el jengibre en rodajas y picamos muy fino el ajo. Después echamos el ajo y el jengibre en el agua y dejamos que hierva durante unos 10 minutos.

Acto seguido y sin apagar el fuego se añade una cucharada de miel y el limón en jugo, después apagamos el fuego, dejamos que repose un par de minutos, colamos y tomamos 3 veces al día.

Infusión de tomillo

Para esto necesitarás hervir 150 ml de agua, una vez haya hervido retiramos del fuego y añadimos 1 cucharadita pequeña de tomillo en polvo seco. Dejamos reposar unos 10 minutos y después colamos, añadimos miel y bebemos inmediatamente, se debe de repetir 2 veces al día.

Infusión de limón, clavo y miel

Hierve 250 ml de agua, después añade 6 clavos de olor y medio zumo de limón más una cucharadita pequeña de miel. Apaga el fuego y deja que repose unos 10 minutos, luego cuela la mezcla para eliminar los restos sólidos, acto seguido consúmela tan pronto como puedas, es más puedes beber tantas infusiones como desees y es una de las más eficaces que hay como remedio casero para el dolor de garganta y la tos.