Inicio » Remedios Caseros y Naturales » Remedios Caseros Para La Dermatitis

Remedios Caseros Para La Dermatitis

A la dermatitis también se le conoce como eczema y es una enfermedad de la piel bastante asidua en todo el mundo y que generalmente no tiene gravedad aunque sí que es bastante molesta. La dermatitis seborreica, por ejemplo, es una dermatitis en forma de inflamación crónica que sale en distintas áreas de la piel con un gran número de glándulas sebáceas.

A pesar de ser muy molesta, la dermatitis no afecta gravemente a la salud de la persona, pese a esto algunas personas sienten vergüenza cuando sale en partes visibles del cuerpo, como por ejemplo en la cara.

La dermatitis se caracteriza por lesiones de piel tipo roncha, con áreas rojas que pican y que si nos rascamos se pueden descamar. Las lesiones surgen habitualmente en áreas con gran producción de oleosidad en la piel, como el cuero cabelludo, cara, región pectoral, canal auditivo y espalda.

Cuando sale en el cabello, la salida de caspa es una de las señales más evidentes. La dermatitis hay que decir que no es una enfermedad contagiosa, ni tampoco es una señal de que la persona que la padece tenga una mala higiene persona, así que podemos estar tranquilos que si tocamos a alguien que tenga dermatitis no nos va a pasar nada.

Es una afección que afecta a alrededor del 20% de la población mundial, pero de ese 20% tan sólo el 3% tiene lesiones más graves o que necesiten más atención, siendo los hombres los más afectados por la enfermedad.

Los picos de la enfermedad se encuentran entre las edades primeras de vida y el período de pubertad, pudiendo mejorar por años, aunque siempre vuelve a aparecer, la dermatitis va y viene en los años, habrá períodos de empeoramiento y otros de mejoría en el que casi desaparecerán los síntomas.

Causas de la dermatitis

Las causas de la dermatitis no están totalmente aclaradas. Sabemos que no es propiamente una enfermedad de las glándulas sebáceas, y los pacientes acometidos no necesariamente tienen un aumento de la producción de sebo (oleosidad) por esas glándulas.

Sin embargo, la predilección de la dermatitis seborreica por áreas de la piel ricas en glándulas sebáceas nos indica que estas estructuras forman parte del proceso fisiopatológico de la enfermedad.

La teoría más aceptada es que las glándulas sebáceas, y aceites producidos por la misma juegan un papel permisivo en la patogénesis de la dermatitis seborreica, posiblemente mediante la creación de un entorno favorable para el crecimiento de hongos Malassezia del género (anteriormente llamado Pityrosporum ovale ).

El hongo Malassezia se alimenta de restos de piel muerta y tiene preferencia por áreas con mayor producción de sebo. Es preciso destacar, sin embargo, que aún no existe evidencia directa de que Malassezia esté implicada en el origen de la dermatitis seborreica.

Este hongo forma parte de la flora de gérmenes habituales de la piel, pudiéndose encontrar fácilmente en muchas personas. Además, los pacientes con dermatitis seborreica no necesariamente poseen una mayor población del hongo Malassezia en su piel.

Signos y síntomas de la dermatitis seborreica

La dermatitis se caracteriza por ser una erupción rojiza en la piel, generalmente en agolpadas en costras que normalmente nos dan picazón y descamación de la piel.

La descamación puede generar caspa en el cuero cabelludo, en las cejas, barba y otras regiones con pelos, como la región torácica en los hombres.

Las lesiones del cuero cabelludo pueden sobrepasar los límites del cabello, haciéndose visibles, presentándose como costras o placas ligeramente elevadas, color de salmón y con descamaciones amarillentas o plateadas. Puede haber caída de cabello, que suele retroceder con el tratamiento.

La dermatitis seborreica en el rostro suele aparecer en la frente, cejas, pestañas, atrás de la oreja, región de la barba y alrededor de los surcos de la nariz y la boca. Si sale en la zona de alrededor de los ojos favorece el desarrollo de la blefaritis.

Remedios caseros para la dermatitis seborreica

remedios caseros para la dermatitis

Vinagre de manzana

En un frasco de spray, mezcle partes iguales de vinagre de manzana y agua destilada. Pulverice sobre las partes afectadas. Si sientes ardor o quemazón, se debe lavar el área inmediatamente y volver a intentarlo más tarde con una solución de tres partes de agua por una parte de vinagre de sidra de manzana. Este remedio casero es muy bueno para tratar la caspa y la dermatitis en adultos.

Bicarbonato de sodio

Varias personas que usaron este remedio casero para la dermatitis dicen que los resultados se ven rápidamente. Para ello hay que mezclar la mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio con la mitad de un vaso de agua.

Aplique la solución en la piel afectada con la ayuda de un algodón y deje por 5 a 10 minutos. A continuación, enjuague con agua fría y seque bien.

Ajo con aceite de coco

Tanto el ajo como el aceite de coco tienen propiedades anti fúngicas que pueden servir para aliviar la dermatitis seborreica. Para usarlo, debes aplastar un diente de ajo y añadir una cucharada de aceite de coco, mezclar y aplicar sobre el área afectada. De nuevo, debe ser consciente que, si hay ardor o ardor, la zona debe ser lavada con bastante agua inmediatamente.

Aceite de menta

En un vaso de agua, añada dos gotas de aceite de menta-pimienta. Utilice la mezcla para masajear el cuero cabelludo afectado por la dermatitis seborreica. Después es necesario que dejemos reposar durante unos minutos antes de lavar con bastante agua. Este remedio casero es muy bueno para la dermatitis en niños.

Ajo

El ajo es un buen remedio para la dermatitis, ya que tiene propiedades anti-fúngicas. Es importante que aumentes el consumo de ajo en tu dieta diaria. También se puede utilizar para la aplicación tópica en el cuero cabelludo y otras áreas afectadas.

Extrae el jugo de un ajo entero y mézclalo con un poco de agua. Aplica en las regiones afectadas y deja durante 20 minutos. A continuación, lave el cuero cabelludo con bastante agua y luego sécalo bien.

Aceites naturales

El uso de aceites naturales tales como el aceite de almendra o de coco es bueno para el cuero cabelludo. Estos aceites ayudan a mantener el cuero cabelludo hidratado, además, son anti-fúngicos, anti-bacterianos y antisépticos. Siempre intenta decantarte por los aceites extra-vírgenes, que tienen más propiedades medicinales.

Masajee el cuero cabelludo con el aceite caliente y deje durante la noche. También puede cubrir la cabeza con una toalla caliente para permitir que el aceite penetre en el cuero cabelludo. Lave al día siguiente con un champú indicado para retirar el producto.

Miel

La miel es un tratamiento muy eficaz para la dermatitis. Mezcla 2 cucharadas de miel con un vaso de agua tibia y después aplícala en el área afectada. Enjuaga la zona después de 30 minutos. Haz esto todos los días y verás resultados positivos después de una semana.

La miel posee propiedades anti fúngicas y anti-bacterianas. Es también anti-inflamatoria y cicatrizante, que ayuda efectivamente a tratar el cuero cabelludo.

Recomendaciones adicionales

  • No tomar baños muy calientes y enjuagarse bien y secarse antes de vestirse.
  • Evitar por todos los medios el estrés
  • Evitar el consumo de alimentos grasos y bebidas alcohólicas
  • Evitar los productos cosméticos para el pelo que tengan alcohol
  • Evita el rascarte, ya que esto puede empeorar la irritación o abrir la piel dejándola expuesta a infecciones.
  • Utilizar una crema de hidrocortisona de 1% o 2% de ketoconazol

También se recomienda el uso de un champú con piritonato de cinc o selenio que tenga ketoconazol anti fúngico o con ácido salicílico.