Inicio » Remedios Caseros Para El Asma – Prevención y Cura

Remedios Caseros Para El Asma – Prevención y Cura

El asma es de los problemas respiratorios más comunes, siendo asociado a factores desencadenantes de crisis, el polvo, las condiciones climáticas, entre otros.

Los ataques de asma se caracterizan por la dificultad en la respiración causada por el estrechamiento de las vías respiratorias, que van desde la nariz, pasa a través de la nasofaringe y la laringe, por debajo del cuello, donde se convierten en un solo tubo llamado tráquea y hasta el tórax, donde se divide en los bronquios derecho e izquierdo, que llevan el aire a los pulmones.

En el pulmón, hay una ramificación de los bronquios y estos difunden el aire.

Las vías respiratorias se estrechan debido a la inflamación crónica y los ataques de asma se producen cuando hay un factor desencadenante que provoca la crisis.

Algunos de estos desencadenantes son de tipo alérgicos, así que cuando hay una exposición a ellos, sucede el estrechamiento y la dificultad para respirar, lo que se convierte en un motivo de agonía para la persona asmática.

Síntomas de un ataque de asma

  • Sibilancias;
  • Dificultad para respirar;
  • Tos (no siempre secreción);
  • Opresión o dolor en el pecho;
  • Falta de aire.

Factores que pueden desencadenar una crisis asmática

  • Humo;
  • Cambios en el clima;
  • Polvo;
  • Algunos animales;
  • Olores;
  • Ciertos medicamentos;
  • Ingesta de algunos alimentos.
  • Gripe o resfriados;
  • Polen;

La tos crónica, tanto en niños como en adultos, por lo general es causada por el asma, y las crisis pueden ocurrir a cualquier hora del día o de la noche, pero lo más común es que se produzca por la mañana o por la noche.

Remedios Caseros para el asma

Los remedios caseros tales como las semillas de calabaza, setas de uñas de gato y el reishi son útiles para ayudar al tratamiento del asma bronquial, ya que tienen propiedades anti-infamatórias que combaten la inflamación crónica que está relacionada con el asma.

Sin embargo, estos remedios naturales no sustituyen a los medicamentos prescritos por el neumólogo, solamente estando indicados para complementar el tratamiento y la atención que el asmático debe mantener de por vida.

Las semillas de calabaza

semillas de calabaza para el asma

Un buen remedio casero para el asma es el jarabe hecho con semillas de calabaza, ya que son ricas en sustancias anti-inflamatorias que pueden reducir la inflamación de los bronquios, lo que facilita el paso del aire y la reducción de síntomas tales como tos y falta de aire.

Ingredientes

  • 60 semillas de calabaza
  • 1 cucharada de miel
  • 1 taza de agua
  • 25 gotas de própolis

Modo de preparación

Pelar las semillas de calabaza, echar la miel y el agua. Batir todo en una licuadora y luego añadir los propóleos. Tome 1 cucharada (sopera) de este jarabe, cada 4 horas, cuando el asma ataque.

Té de uña de gato

remedios caseros para el asma

Otro buen remedio casero para el asma es tomar el té de uña de gato, tiene grandes propiedades anti-inflamatorias y analgésicas que ayudan a tratar la inflamación respiratoria causada por el asma, así como su malestar.

Ingredientes

  • 3 gramos de la uña de gato seca
  • 1 litro de agua

Modo de preparación

Añadir los ingredientes y llevar a ebullición. Después de hervir mantener el fuego durante 3 minutos y luego dejar enfriar. Colar y tomar hasta tres tazas de té al día. Este té no se debe tomar por mujeres embarazadas.

Setas Reishi

remedios caseros reishi asma

Otro buen remedio casero para el asma es tomar el té de Reishi, debido a sus propiedades anti-inflamatorias excelentes que ayudan a reducir los síntomas de asma.

Ingredientes

  • 1 seta reishi
  • 2 litros de agua

Modo de preparación

Echar el reishi en 2 litros de agua durante la noche sin eliminar la capa que lo protege. Después, retirar la seta del agua y hervir durante aproximadamente 10 minutos. Dejar enfriar y beber. Se debe beber dos tazas al día.

Té verde

te verde remedio casero asma

Una buena receta casera para el asma es tomar el té verde diariamente, ya que tiene una sustancia llamada teofilina, lo que ayuda a relajar los músculos de los bronquios, reduciendo los ataques de asma, mejorando la respiración.

Ingredientes

  • 2 cucharadas (soperas) de hierbas de té verde
  • 1 taza de agua

Modo de preparación

Hervir el agua y luego agregar el té verde. Dejar enfriar, filtrar y beber a continuación. La persona que sufra de asma debe beber al menos dos tazas de este té al día.

Infusión de tomillo

Un buen remedio casero para el asma es tomar té de tomillo diario con tilia, ya que tiene propiedades que ajustan el sistema inmunológico, que es muy reactivo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de tilia
  • 1 cucharada de sopa de tomillo
  • 2 tazas de agua

Modo de preparación

Colocar todos los ingredientes en una cacerola a fuego lento. Después de hervir, apagar el fuego, tapar la olla y dejar enfriar. Colar y endulzar con miel y beber dos veces al día.

Inhalación de aceites esenciales

La inhalación de aceites esenciales poseen propiedades sedantes y antisépticas que calman y desbloquean de las vías respiratorias, ayudando a controlar el asma.

Ingredientes

  • 1 gota de aceite esencial de lavanda
  • 2 litros de agua hirviendo
  • 1 gota de aceite esencial de pino silvestre

Modo de preparación

Añadir el agua hirviendo y aceites esenciales en un bol, mezclarlo bien. A continuación, sentarse en una silla colocando el recipiente sobre la mesa. Coloque una toalla sobre la cabeza, inclínala hacia adelante e inhala los vapores durante 5 a 10 minutos. Repite este procedimiento una o dos veces al día.

Aunque estos remedio caseros son muy útiles, no excluyen el tratamiento recetado o indicado por el médico.