Inicio » Remedios Caseros y Naturales » Remedios Caseros Para Las Agujetas – Quitar y Prevenir

Remedios Caseros Para Las Agujetas – Quitar y Prevenir

Despreocúpate un poco a la hora de hacer ejercicio y aplica, de ser necesario, estos remedios para quitar las agujetas. Detalla este padecimiento tan fastidioso a continuación y conoce la manera más rápida de erradicarlo de tu cuerpo. ¡Nunca fue más fácil decirle adiós a las agujetas!

Invierte poco en tu salud pero de manera inteligente con este contenido de calidad que promete buenos resultados. Acaba con las agujetas que tanto te fastidian y mejora tu día en un 100%.

Desde cómo se obtiene este dolor hasta cómo deberías manejarlo, esto y mucho más en un solo lugar. Porque la verdad sea dicha, no necesitas salir de tu casa ni gastar dinero para contrarrestar esta clase de molestias. ¿Qué esperas para mejorar tu salud entonces?

Prevención para las agujetas

Es necesario comenzar este tema desentrañando de manera clara y precisa, en qué consiste este padecimiento. Se conoce como agujetas a todos esos dolores corporales que son causados por el sobreesfuerzo. ¿No te ha pasado que haces ejercicio un día y al día siguiente te duele el cuerpo? ¡Pues ese dolor se llama agujetas!

prevenir las agujetas

Las agujetas nacen del sobreesfuerzo que realizan los músculos cuando a los mismos se les presiona demasiado. Estos mismos, cuando no se está debidamente ejercitado, tienden a romperse o debilitarse. Como consecuencia de esto, la fibra muscular se quiebra causándonos una especie de rigidez muscular.

Resulta muy común sufrir de vez en cuando de las agujetas ya que uno no está acostumbrado al sobreesfuerzo físico. Sin embargo, no cabe duda que el dolor es altamente molesto y nos limita en gran medida el día. Por ello, y como prevención para las agujetas, lo mejor que puedes hacer es aplicar alguna de estas recetas.

Remedios caseros para quitar las agujetas es lo que vas a ver a continuación, para esos días de ejercicios extenuantes. Dichos remedios pueden ser usados por niños, jóvenes y adultos de cualquier edad. Sus resultados pueden variar por supuestos, pero en la mayoría de los casos son siempre positivos. ¡No dejes de aplicarlos si son necesarios!

Los mejores remedios para quitar las agujetas

remedios caseros para las agujetas

En un principio, se tenía la creencia de que se podían quitar las agujetas consumiendo azúcar o bicarbonato de sodio. Esto debido a la teoría de que el dolor era provocado por la acumulación de ácido láctico durante los ejercicios. Ello ha sido desmentido y ahora se sabe que el dolor se debe a pequeñas fracturas de la fibra muscular.

Con lo anterior dicho en mente, es bastante posible seguir un tratamiento para eliminar las agujetas que funcione. Consumiendo alimentos que reparen la fibra muscular y te hagan sentir como nuevo. Dichos alimentos, son la base de los remedios que verás a continuación.

Mezcla de aceite de oliva y aceite de lavanda

Si quieres saber cómo quitar las agujetas, entonces lee este tratamiento que seguramente te funcionará. El aceite de oliva, desde la antigüedad hasta ahora, ha sido un aliado excelente contra el dolor muscular. ¡Y qué decir del aceite de lavanda!, sus propiedades relajantes son simplemente las mejores para los músculos.

Toma un paño de lino y restriega en él una cucharada de aceite de oliva. La idea es que te des un masaje con este aceite en la zona donde más molestias tienes. Luego de esto, has lo propio con el aceite de lavanda. No exageres y se gentil con el masaje.

Bromelina, potasio y magnesio

Existen sustancias propias de los alimentos naturales que son excelentes para quitas las agujetas. En este caso, resaltaremos tres: Bromelina, potasio y magnesio. Dichas sustancias y propiedades ayudan en gran medida a la recuperación muscular y a eliminar los dolores.

Muchos son los alimentos que poseen estas tres sustancias antes mencionadas, aunque ahora solo mencionaremos dos. Dichos alimentos son la naranja y la piña.

Así pues, el mejor remedio para quitar las agujetas de forma natural consiste en un jugo con naranja y piña. Tómalo por las mañanas y verás que el dolor se verá drásticamente reducido. ¡Qué fácil y delicioso es sentirse bien!

También puedes contar con alimentos como el kiwi y las almendras. Ambos, son una gran fuente de magnesio y potasio que te ayudarán a recuperar movilidad corporal. Por consiguiente, si quieres usar correctamente estos alimentos, nada mejor que comerlos en forma de ensalada.

Té de cayena y miel

Es conocido por muchos que la cayena es un analgésico natural que acelera el funcionamiento del organismo. Por tal motivo, este alimento es el ideal a la hora de tratar con las agujetas. Puede calmar y dolor y ayudarte a que los músculos vuelvan a su estado original. ¡2 beneficios en un solo alimento!

Para preparar este té correctamente, primero tendrás que hervir un poco de agua. Luego, deja caer una pequeña pizca de pimienta cayena en el agua hervida y déjalo reposar. Finalmente, añade unos 25g de miel y ¡a beber!

No te excedas con la pimienta cayena a la hora de hacer este té, ya que podría ser nocivo para la salud. Con un cuarto de una cucharilla pequeña es más que suficiente para hacer correctamente un contra las agujetas.

Baño con Romero y tomillo para las agujetas

En última instancia se puede citar un remedio muy bueno para aliviar el dolor de las agujetas como se debe. Para ello, hace falta conseguir romero y tomillo, dos plantas curativas que pueden calmar el dolor.

Consigue tres cucharadas de tomillo y tres cucharadas de romero, para sumergirlas en un litro de agua caliente. Deja que siga hirviendo el agua con estos dos componentes por dos minutos. Acto seguido, déjalo reposar hasta que este parcialmente frío. ¿Qué es lo que harás después? Sencillamente darte un baño con esto por aproximadamente 15 minutos. ¡Eso es todo!

Recomendaciones para contrarrestar las agujetas

Queda simplemente seguir estos prácticos consejos para quitar las agujetas y olvidarse de los malos ratos. No dejes de leer si ya estas al borde de la locura con este dolor muscular:

  • Respeta tus tiempos de reposo y descansa como es debido.
  • Toma baños relajantes constantemente para que el dolor desaparezca más rápido.
  • Ingiere mucha cantidad de agua para así mantener tus músculos y tu cuerpo hidratado.
  • Come sanamente y no caigas en los extremos de una mala alimentación.

No olvides acudir a un profesional en el área si el dolor es muy intenso y no puedes soportarlo más. ¡Cuida tu salud!