¿Qué es la cirugía de revisión de reemplazo de rodilla?

Aunque los implantes de hoy están diseñados para durar muchos años, es posible que en algún momento en el futuro, generalmente de 15 a 20 años o más, su prótesis se rompa o se desgaste. Si tiene sobrepeso o participa en actividades de alto impacto como correr o practicar deportes en la cancha, el dispositivo puede fallar antes.

Cuando un reemplazo de rodilla ya no funciona correctamente, a menudo se requiere cirugía de revisión. Durante este procedimiento, un cirujano reemplaza el dispositivo antiguo por uno nuevo.

La cirugía de revisión no es algo para tomar a la ligera. Es más complicado que un reemplazo total de rodilla (TKR) primario (o inicial) y conlleva muchos de los mismos riesgos. Sin embargo, se estima que cada año se realizan más de 22,000 operaciones de revisión de rodilla en los Estados Unidos. Más de la mitad de estos procedimientos tienen lugar dentro de los dos años posteriores al reemplazo inicial de rodilla.

¿Por qué la cirugía de revisión es más complicada que la cirugía inicial?

Es importante tener en cuenta que un reemplazo de rodilla de revisión no proporciona la misma vida útil que el reemplazo inicial (generalmente alrededor de 10 años en lugar de 20). El trauma acumulado, el tejido cicatricial y la descomposición mecánica de los componentes conducen a una disminución del rendimiento. Las revisiones también son más susceptibles a complicaciones.

Un procedimiento de revisión suele ser más complejo que la cirugía de reemplazo de rodilla original porque el cirujano debe extraer el implante original, que habría crecido en el hueso existente.

Además, una vez que el cirujano retira la prótesis, queda menos hueso. En algunos casos, puede ser necesario un injerto óseo (trasplante de un hueso trasplantado de otra parte del cuerpo o de un donante) para sostener la nueva prótesis. Un injerto óseo agrega soporte y estimula el crecimiento de hueso nuevo.

Sin embargo, el procedimiento requiere planificación preoperatoria adicional, herramientas especializadas y una mayor habilidad quirúrgica. La cirugía tarda más en realizarse que un reemplazo primario de rodilla inicial.

Si es necesaria una cirugía de revisión, experimentará síntomas específicos. Las indicaciones de desgaste excesivo o falla incluyen:

  • estabilidad disminuida o función reducida en la rodilla
  • aumento del dolor o una infección (que generalmente ocurre poco después del procedimiento inicial)
  • una fractura ósea o falla absoluta del dispositivo

En otros casos, los pedazos del dispositivo protésico pueden romperse y causar que se acumulen pequeñas partículas alrededor de la articulación.

Razones para una revisión

Revisiones a corto plazo: infección, aflojamiento del implante debido a un procedimiento fallido o una falla mecánica

Una infección generalmente se presentará dentro de los días o semanas posteriores a la cirugía. Sin embargo, la infección también puede ocurrir muchos años después de la cirugía.

La infección después del reemplazo de rodilla puede causar complicaciones graves. Generalmente es causada por bacterias que se asientan alrededor de la herida o dentro del dispositivo. La infección puede ser introducida por instrumentos contaminados o por personas u otros artículos dentro de la sala de operaciones.

Debido a las extremas precauciones tomadas en el quirófano, la infección rara vez ocurre. Sin embargo, si se produce una infección, puede provocar una acumulación de líquidos y, posiblemente, una revisión.

Si nota alguna hinchazón inusual, sensibilidad o pérdida de líquido, comuníquese con su cirujano de inmediato. Si su cirujano sospecha que hay un problema con su rodilla artificial existente, se le pedirá que se someta a un examen y evaluación. Esto implica rayos X y posiblemente otros diagnósticos por imágenes, como una tomografía computarizada o una resonancia magnética. Este último puede proporcionar pistas importantes sobre la pérdida ósea y determinar si usted es un candidato adecuado para una revisión.

Las personas que experimentan acumulación de líquido alrededor de su rodilla artificial generalmente se someten a un procedimiento de aspiración para extraer el líquido. El médico envía el líquido a un laboratorio para determinar el tipo de infección y si es necesario realizar una cirugía de revisión u otros pasos de tratamiento.

Revisiones a largo plazo: dolor, rigidez, aflojamiento debido al desgaste de componentes mecánicos, dislocación

El desgaste a largo plazo y el aflojamiento del implante pueden ocurrir durante años.

Varias fuentes han publicado estadísticas sobre las tasas de revisión a largo plazo para el reemplazo de rodilla. Según la Agencia de Investigación y Calidad de la Atención Médica (AHRQ) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Y al observar a los pacientes con TKR durante un período de ocho años que finaliza en 2003, la tasa de revisión a largo plazo es del 2 por ciento durante cinco o más años.

Basado en un metaanálisis de bases de datos de registros conjuntos mundiales, publicado en 2011, la tasa de revisión es del 6 por ciento después de cinco años y del 12 por ciento después de diez años.

El análisis de Healthline de aproximadamente 1.8 millones de registros de pagos privados y de Medicare encontró que la tasa de revisión para todos los grupos de edad dentro de los cinco años posteriores a la cirugía es de aproximadamente 7.7 por ciento. La tasa aumenta al 10 por ciento para los mayores de 65 años.

Los datos sobre las tasas de revisión a largo plazo varían y dependen de numerosos factores, incluidas las edades de los observados. Las posibilidades de una revisión son menores para las personas más jóvenes. Puede reducir los problemas futuros manteniendo su peso y evitando actividades que ejerzan un estrés excesivo en la articulación, como correr, saltar, practicar deportes en la cancha y hacer ejercicios aeróbicos de alto impacto.

Durante un proceso llamado aflojamiento aséptico , la unión entre el hueso y el implante se rompe cuando el cuerpo intenta digerir las partículas. Cuando se produce este evento, el cuerpo también comienza a digerir los huesos, lo que se conoce como osteólisis . Esto puede provocar un hueso debilitado, fracturas o problemas con el implante original. El aflojamiento aséptico no implica una infección.

Revisión de cirugía para infección

Típicamente, una revisión requerida debido a una infección involucra dos operaciones separadas: inicialmente, el ortopedista retira la prótesis vieja e inserta un bloque de polietileno y cemento conocido como espaciador que ha sido tratado con antibióticos. Ocasionalmente, harán moldes de cemento como la prótesis original e insertarán antibióticos en ella y la implantarán como la primera etapa.

Durante el segundo procedimiento, el cirujano retira el espaciador o los moldes, reestructura y repara la superficie de la rodilla, y luego implanta el nuevo dispositivo de rodilla. Los dos procedimientos generalmente se realizan con una separación de aproximadamente seis semanas. Insertar el nuevo dispositivo generalmente requiere de 2 a 3 horas en cirugía, en comparación con 1 1/2 horas para un reemplazo primario de rodilla.

Si necesita un injerto óseo, el cirujano tomará hueso de otra parte de su propio cuerpo o usará hueso de un donante, generalmente obtenido a través de un banco de huesos. El cirujano también puede instalar piezas metálicas como cuñas, alambres o tornillos para reforzar el hueso del implante o sujetar el implante al hueso. Una revisión requiere que el cirujano use un dispositivo protésico especializado.

Complicaciones de la cirugía de revisión de rodilla

Las complicaciones que pueden seguir a la cirugía de revisión de rodilla son similares a las del reemplazo de rodilla. Incluyen:

  • La trombosis venosa profunda
  • infección en el nuevo implante
  • aflojamiento del implante, que tiene un mayor riesgo de tener sobrepeso
  • dislocación del nuevo implante, cuyo riesgo es el doble de alto para la cirugía de revisión que para un TKR inicial
  • pérdida adicional o más rápida de tejido óseo
  • fracturas óseas durante la operación que podrían ocurrir si el cirujano debe usar fuerza o presión para extraer el implante viejo
  • diferencia en la longitud de la pierna como resultado del acortamiento de la pierna con la nueva prótesis
  • formación de hueso heterotópico, que es el hueso que se desarrolla en el extremo inferior del fémur después de la cirugía (las infecciones articulares después de la cirugía aumentan el riesgo de esto).

Tasas de morbilidad y mortalidad

Al igual que con el reemplazo primario de rodilla, la tasa de mortalidad a los 30 días después de la cirugía de revisión de rodilla es baja, entre 0.1 por ciento y 0.2 por ciento, según el análisis de Healthline de Medicare y los registros de pagos privados. Las tasas estimadas de complicaciones son:

  • trombosis venosa profunda: 1.5 por ciento
  • infección profunda: 0.97 por ciento
  • aflojamiento de la nueva prótesis: 10 a 15 por ciento
  • dislocación de la nueva prótesis: 2 a 5 por ciento

Recuperación y rehabilitación

Luego, se someterá a un proceso de recuperación y rehabilitación similar al de alguien que recibe un reemplazo primario de rodilla. Esto incluye medicamentos, fisioterapia y la administración de anticoagulantes para prevenir los coágulos. Inicialmente, necesitará un dispositivo de ayuda para caminar, como un bastón, muletas o andador, y es probable que esté en terapia física durante tres meses o más.

Al igual que con el reemplazo de rodilla original, es importante pararse y caminar lo más rápido posible. Se necesita presión, compresión o resistencia para que el hueso crezca y se una correctamente con el implante.

La duración de la recuperación después de la cirugía de revisión de rodilla varía en comparación con el primer reemplazo de rodilla de una persona. Algunas personas tardan más en recuperarse de la cirugía de revisión, mientras que otras se recuperan más rápidamente y experimentan menos molestias que durante el TKR inicial.

Si cree que puede necesitar una revisión, hable con su médico y revise su condición para comprender si es un buen candidato para la cirugía.

5 fuentes

  • Ranawat A, y col. (2010) Revisión de reemplazo total de rodilla: preguntas frecuentes.
    hss.edu/conditions_revision-total-knee-replacement-faqs.asp#2
  • Cirugía de revisión de rodilla. (Dakota del Norte).
    Surgeryencyclopedia.com/Fi-La/Knee-Revision-Surgery.html#b
  • Labek G, y col. (2011) Tasas de revisión después del reemplazo total de la articulación: resultados acumulativos de conjuntos de datos de registros conjuntos mundiales. DOI:
    10.1302 / 0301-620X.93B3.25467
  • Revisión de reemplazo total de rodilla. (2015)
    orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00712
  • Reemplazo total de rodilla. (2003)
    archive.ahrq.gov/downloads/pub/evidence/pdf/knee/knee.pdf
  • Categorías