¿Qué es el queso Labneh? – Y cómo hacerlo

El queso Labneh es un producto lácteo popular cuyo rico sabor y textura ligera se ha disfrutado durante miles de años.

Frecuentemente encontrado en la cocina del Medio Oriente, el queso labneh se puede servir como salsa, aperitivo o postre.

Es bajo en lactosa pero alto en bacterias beneficiosas, proteínas y calcio, todos los cuales son esenciales para su salud.

Este artículo revisa la nutrición, los beneficios y las desventajas potenciales del queso labneh y le brinda una receta para hacer la suya.

¿Qué es el queso labneh?

El queso Labneh es un tipo de queso blando producido al colar el yogur para eliminar la mayor parte del suero y obtener un producto más espeso y concentrado.

A menudo está hecho de productos lácteos cultivados como el kéfir , el yogur griego o el yogur probiótico, todos ricos en bacterias beneficiosas que pueden ayudar a optimizar su salud intestinal.

El queso Labneh generalmente se sazona con limón y hierbas para darle un sabor sabroso y cursi, manteniendo la textura ligera y el sabor ligeramente ácido del yogur.

Es un ingrediente popular en la cocina de Oriente Medio y, a menudo, se enrolla en bolitas o se usa como salsa para untar verduras o pita caliente.

Si bien se puede comprar prefabricado en muchas tiendas especializadas, el queso labneh también es fácil de preparar en casa con solo unos pocos ingredientes simples, la mayoría de los cuales ya puede tener a mano.

Resumen Labneh es un tipo de queso blando hecho colando yogurt para eliminar el suero. A menudo se come en el Medio Oriente como un chapuzón o untado, se puede hacer en casa con ingredientes mínimos.

Buena fuente de varios micro y macronutrientes

Cada porción de queso Labneh contiene una buena cantidad de proteínas y grasas, además de micronutrientes como el calcio y la vitamina A .

También es relativamente alto en sodio , con 530 mg por onza (28 gramos), o el 23% de la ingesta diaria de referencia (IDR).

Una onza (28 gramos) de queso labneh en aceite proporciona (1 2 ).

Resumen El queso Labneh contiene una buena cantidad de proteínas y grasas, además de micronutrientes como sodio, calcio y vitamina A.

El alto contenido de proteínas puede ofrecer varios beneficios

Al igual que otros tipos de queso, labneh ofrece una buena dosis de proteína para un bajo número de calorías, con aproximadamente 5 gramos de proteína en una sola onza (28 gramos) (1 3 los productos lácteos puede preservar la masa corporal magra durante la pérdida de peso, apoyar la salud metabólica, promover el control del azúcar en la sangre y mantener la densidad ósea (4 5 6 dieta alta en proteínas también puede mantenerlo lleno y aumentar su metabolismo para ayudarlo a quemar más calorías durante el día (7

Contiene bacterias beneficiosas para fortalecer su salud intestinal

El queso Labneh es una buena fuente de probióticos, que son un tipo de bacterias beneficiosas que apoyan la salud intestinal .

Los probióticos están vinculados a una multitud de beneficios. Una revisión señaló que los probióticos podrían ayudar en el tratamiento y la prevención de muchas enfermedades digestivas diferentes, incluidas la diarrea, el síndrome del intestino irritable (SII) y la infección por Clostridium difficile (8 9 10 11 probióticos pueden aumentar la pérdida de peso, mejorar la salud mental, reducir los niveles de colesterol e incluso ayudar a tratar afecciones de la piel como la dermatitis y el acné (12 13 14 15

Puede ser adecuado para personas con intolerancia a la lactosa

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la mayoría de los productos lácteos, como la leche, el yogur, el helado y el queso.

Las personas que carecen de la enzima lactasa no pueden digerir la lactosa, lo que produce síntomas como calambres, hinchazón y gases cuando comen alimentos con alto contenido de lactosa (16 intolerante a la lactosa (17 18 19 20

Versátil y fácil de agregar a su dieta

Además de ser altamente nutritivo, Labneh es versátil y fácil de agregar a su dieta.

Puede usarlo como salsa para verduras o pita caliente y untarlo en sus productos horneados o panes favoritos.

Además, a veces se usa en postres o se mezcla con ingredientes como miel , nueces y fruta fresca para un desayuno lleno de proteínas .

Alternativamente, puede enrollarlo en bolitas y servirlo como aperitivo sobre galletas saladas o tostadas.

Resumen El queso Labneh es versátil y fácil de agregar a su dieta. Puede funcionar como salsa, untar, desayuno, aperitivo o postre.

Posibles inconvenientes

Aunque el queso labneh otorga varios beneficios potenciales para la salud, también puede tener inconvenientes.

Para empezar, labneh puede tener un alto contenido de sodio, con una porción de 1 onza (28 gramos) exprimiendo casi el 23% de la IDR (1 21 22 23 24 dieta nutritiva y completa, rica en alimentos integrales saludables.

Además, el queso labneh no es apto para veganos, aquellos con alergia a los lácteos o aquellos que pueden ser sensibles a la caseína, una de las proteínas presentes en los productos lácteos.

Para estas personas, los sustitutos de queso sin lácteos, como el queso de almendras, el anacardo o la levadura nutricional , pueden ser una mejor alternativa.

Resumen El queso Labneh es rico en sodio, por lo que debe moderar su consumo para evitar efectos adversos para la salud. Tampoco es adecuado para veganos y personas con alergia a los lácteos o sensibilidad a la caseína.

Cómo hacer tu propio

El queso Labneh está ampliamente disponible en la sección de lácteos o en el mostrador de delicatessen en la mayoría de las tiendas especializadas y mercados étnicos.

Sin embargo, también es fácil de preparar y requiere solo unos pocos ingredientes simples para hacer en casa.

Para comenzar, simplemente coloque un colador sobre un tazón y cúbralo con unas pocas capas de gasa.

Para 1 taza (224 gramos) de queso labneh, revuelva 1/4 cucharadita de jugo de limón y una pizca de sal en 12 onzas (340 gramos) de yogur griego normal.

Agregue la mezcla de yogurt al colador y doble la gasa sobre el yogurt para cubrir por completo. Luego, transfiera la mezcla al refrigerador y déjela reposar de 12 a 24 horas; cuanto más largo sea el tiempo de espera, más grueso será el producto final.

Una vez que alcanza la consistencia deseada, el labneh se puede cubrir con aceite de oliva y los condimentos que elija, y luego se sirve frío junto con verduras frescas o pita.

Resumen El queso Labneh se puede preparar mezclando yogur, jugo de limón y sal y colocándolo en una gasa para colar durante 12–24 horas.

La línea de fondo

Popular en la cocina del Medio Oriente, el queso labneh es favorecido por su textura ligera y sabor único.

Es versátil, bajo en lactosa y cargado con una buena cantidad de probióticos, proteínas y calcio .

Lo mejor de todo es que es fácil de preparar por su cuenta como una alternativa simple y nutritiva al queso normal.

Categorías