Inicio » Remedios Caseros y Naturales » Cómo Preparar Té De Jengibre – Recetas

Cómo Preparar Té De Jengibre – Recetas

El té de jengibre tiene varios beneficios relacionados con el cuerpo humano, está especialmente indicado en casos de gripe, resfriados y tos. El consumo debe ser moderado, no tomando más de dos tazas al día, excepto en el tratamiento de tos persistente.

Su propiedad más interesante es su naturaleza termogénica, es decir, la bebida es capaz de causar una mayor energía haciendo que nuestro cuerpo produzca más calor. En este sentido, el té de jengibre tiene efectos similares y más sanos que muchos remedios para adelgazar, lo que le da fama de alimento adelgazante, favoreciendo la pérdida de grasa corporal.

Si lo que quieres es perder peso, su consumo debe combinarse con ejercicio regular y una dieta equilibrada.

Para qué sirve el té de jengibre

te de jengibre

Esta raíz asiática posee características bactericidas y fungicidas, anti-inflamatorias, diuréticas, alivia el dolor de estómago y náuseas, mejora la digestión y circulación de la sangre y estimula el sistema inmunológico.

Hay varios estudios sobre la posibilidad de que el jengibre tenga efectos anticancerígenos, actuando en la prevención y tratamiento del cáncer.

Es una planta que también estimula el calentamiento del cuerpo, especialmente de las extremidades (manos y pies), al estimular los receptores de capsaicina.

Esta cualidad termogénica le da al té de jengibre la capacidad para perder peso, especialmente al acelerar el metabolismo y así estimular la quema de grasa, aunque el cuerpo no se mueva. Junto con su función diurética, el té de jengibre es una bebida natural y saludable para adelgazar más rápido.

Cómo hacer té de jengibre

Se venden en bolsas, deshidratado, en polvo o fresco, es relativamente fácil de encontrar en los mercados o tiendas. Para aprovechar al máximo sus beneficios, se recomienda el uso de la raíz fresca para hacer el té de jengibre en casa.

A continuación te mostramos dos recetas fáciles sobre cómo hacerlo.

Receta sencilla

Ingredientes:

  • Alrededor de 2 a 3 cm de jengibre fresco o 5 cucharadas de raíz de jengibre rallado;
  • 1 litro de agua.

Preparación:

Después de lavar bien, cortar la raíz o rallarla, esperar a que el agua hierva para agregar el jengibre. Cubra la cacerola, baje el fuego para reducir la ebullición y espera 8-10 minutos.

Té de jengibre con miel y limón

Después de calentar el agua y añadir el jengibre, utilizar el jugo de un limón o cortar la fruta en rodajas y añadirla junto con una cucharada sopera de mil. Cubra la cacerola, baje el fuego, y esperar durante 8-10 minutos.

Transcurrido ese tiempo ya puedes servirlo y añadir más miel a tu gusto.

Consejos para preparar, tomar y almacenar

  • Ten cuidado de no sobrecalentar la raíz, ya que el jengibre puede perder parte de sus propiedades;
  • El jengibre rallado libera más sustancias, pero se vuelve más sensible a un sobrecalentamiento y hace que el té tenga un sabor más fuerte;
  • Utiliza azúcar moreno o miel para endulzar el té;
  • Si deseas rebajar el fuerte sabor del té, añade más agua o miel;
  • Al echarle cáscara de limón, la mezcla se convierte en un gran diurético natural, conteniendo los antioxidantes de la fruta. La corteza ayuda a añadir fibra y aumenta la sensación de saciedad, si se toma durante el día ayuda a controlar la gula y la ansiedad;
  • Se puede almacenar en el frigorífico para tomarlo durante el día. Incluso puede ser recalentado;
  • Para acelerar los efectos puedes sustituir el agua por té verde en el momento de prepararlo, ya que ambos son termogénicos y diuréticos.

Cuidados

  • El té de jengibre ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, lo que reduce su viscosidad y actúa como anticoagulante. El resultado es una mayor posibilidad de hemorragia y hematomas, por lo que el jengibre no debe ser utilizado por aquellos que usan medicamentos para este propósito sin consultar a un médico;
  • No se debe tomar en casos de fiebre alta (> 38 ° C), si hay inflamación en la piel, úlceras o piedras en la vesícula;
  • Antes de tomar el té de jengibre durante el embarazo consulte con su médico;
  • No hay fórmulas mágicas para la pérdida de peso y, aunque el té de jengibre ayuda a lograr este objetivo, debe equilibrar su consumo con una dieta saludable y ejercicio regular.

Amplía la Información: