Inicio » Enfermedades » Pie plano: síntomas, tratamientos y causas

Pie plano: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es Pie Plano?

Los pies “planos”, o pies planos, son una forma específica de los pies, que se presentan con una reducción del arco plantar, determinando así que, al estar de pie, la planta del pie toque todo el suelo. La mayoría de los bebés tienen pies planos, porque el arco aún no se ha desarrollado y también porque los pies tienen una mayor cantidad de grasa, dando una impresión de aplanamiento. A medida que los pies crecen, por lo general cambian de forma, pero a veces persisten hasta la edad adulta.

Causas

El pie plano puede ser causado por una predisposición familiar o incluso por un componente de hipertrofia ligamentosa. Algunos casos pueden estar relacionados con malformaciones óseas o la aparición de osificaciones anómalas, en estos casos la persona suele tener dolor en los pies, que será más evidente en edad escolar. La aparición o la intensificación del aplanamiento del pie en la edad adulta puede tener como causa una ruptura del tendón, que puede ser traumática o degenerativa (crónica), en estos casos la persona también presentará dolor local.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo para el desarrollo del pie plano entonces:

  • Hiperlibertad de ligamentos
  • Historial familiar de pie plano
  • Lesiones traumáticas del pie (pie plano adquirido)
  • Enfermedades reumáticas (predispone a la ruptura del tendón)
  • Vejez

Síntomas

Síntomas del pie plano

La mayoría de las personas no sienten ningún dolor relacionado con el pie plano. Sin embargo, algunos niños que presentan hipertrofia de ligamentos pueden tener una queja de dolor muscular en las piernas o fatiga debido al esfuerzo.

Si la condición del paciente con pie plano es más severa, puede estar acompañada de dolor, desequilibrio mecánico de la marcha y también interferir en las actividades funcionales de la persona, limitando la práctica de deportes.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

El desarrollo del arco plantar ocurre generalmente entre dos y seis años. Los padres deben ser conscientes en caso de dolor recurrente, empeoramiento de la deformidad, posición asimétrica de los pies, es decir, un pie es diferente del otro, o dificultad para realizar actividades deportivas.

También se debe prestar atención si el pie plano aparece sólo durante la edad escolar, porque puede ser un signo de una barra ósea y es importante buscar ayuda médica ortopédica. Lo mismo debe hacerse si el paciente adulto presenta un cambio en la forma de su pie, ya que puede ser una indicación de otras condiciones de salud.

En la cita con el médico

Si experimenta dolor en uno o ambos pies, el paciente debe buscar un cirujano ortopédico. En el caso de los niños, se recomienda buscar un especialista en ortopedia pediátrica.

Cuando vaya a la consulta, es importante que use zapatos que use todos los días, porque el médico puede revisar el patrón de gasto de las suelas del zapato.

Para facilitar el análisis y agilizar la consulta, puede tomar las respuestas a las siguientes preguntas cuando vaya a hablar con el médico:

  • ¿Siente dolor en los pies o las piernas? ¿Con qué frecuencia e intensidad?
  • ¿Cuándo fue la primera vez que notó un problema en su pie?
  • ¿Este dolor está relacionado con alguna actividad o calzado?
  • ¿Ha notado un cambio en la forma de su pie o la aparición de callosidades?
  • ¿Los padres o hermanos tienen pies como los tuyos?
  • ¿Tiene otros problemas de salud?

Además de estas preguntas, el profesional probablemente le hará una serie de preguntas, tales como:

  • ¿Dónde siente exactamente el dolor?
  • ¿Hay alguna posición o movimiento que empeore el dolor?
  • ¿Su dolor cambia de acuerdo al tipo de zapatos (tacones, zapatos, zapatillas, zapatos sociales, etc.) que usa?
  • ¿Ha usado alguna vez algún tipo de soporte para el arco, como botas o plantillas?
  • ¿Cómo afecta este dolor su calidad de vida?

Diagnóstico del pie plano

El diagnóstico de pie plano incluye un examen físico en el cual el profesional evaluará su pie (frente y espalda), puede pedirle que camine descalzo para que pueda observar la forma (mecánica) de su movimiento y, aún así, puede revisar el patrón de gasto de la suela del zapato. Además, si el paciente siente mucho dolor, puede solicitar las siguientes pruebas para integrar el diagnóstico:

  • Radiografía
  • Tomografía computarizada
  • Ultrasonido
  • Resonancia magnética

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de pie plano

En el caso de los niños, anteriormente era común que los médicos recomendaran el uso de botas ortopédicas para ajustar la curvatura de los pies. Sin embargo, hoy en día este enfoque es más restringido, utilizándose sólo en algunos casos específicos, como en niños con hiperloossness ligamentoso severo y en casos de dolor recurrente en los pies o piernas, atribuido al desequilibrio mecánico causado por la posición anormal de los pies.

Si no hay dolor o formación de callos, tanto en adultos como en niños, por lo general no se requiere tratamiento. En caso de dolor, el médico puede recomendar los siguientes procedimientos según la causa y la intensidad de la molestia:

  • Los soportes ortopédicos como plantillas o botas pueden ayudar a aliviar el dolor. El médico puede indicar plantillas personalizadas, las cuales se fabrican de acuerdo a la forma y tamaño de cada pie. Es importante recordar que este procedimiento no cura el pie plano, sólo puede reducir los síntomas.
  • Los ejercicios de estiramiento pueden ser muy útiles cuando el paciente tiene un acortamiento del tendón de Aquiles (talón) u otros problemas del tendón.
  • El uso de tipos específicos de zapatos, que contienen más soportes, también puede ser recomendado por el médico para reducir el dolor.
  • La pérdida de peso, por lo tanto, con esto disminuiría la presión en el lugar aliviando el dolor.

La cirugía puede estar indicada en casos de pies planos severos, especialmente cuando causa interferencia en el patrón de marcha, o promueve dolor o fatiga muscular debido al esfuerzo. En estos casos, la cirugía suele estar indicada sólo después de los 10 años de edad. En los pies planos asociados a la presencia de una barra ósea, lesiones de tendones o ligamentos, es frecuente la necesidad de una intervención quirúrgica.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

Siguiendo las recomendaciones médicas, se espera que el dolor disminuya significativamente. Normalmente, cuando es necesario el uso de soportes ortopédicos, los médicos optan por indicar un determinado tipo de plantillas, que se pueden utilizar con la mayoría de los zapatos, sin que se produzcan daños estéticos o de confort. En el caso del estiramiento, el paciente probablemente sentirá una mejora considerable de los síntomas en poco tiempo y debería transformar el momento de estiramiento en su rutina diaria. El hábito, además de aliviar el dolor, ayuda a prevenir lesiones cuando se realiza correcta y regularmente. Para los casos quirúrgicos, el postoperatorio será diferente para cada caso, pero se debe seguir la recomendación médica para minimizar los riesgos y acelerar el tiempo de recuperación.

Posibles complicaciones

Aunque normalmente el pie plano no presenta síntomas significativos, en algunos casos puede estar relacionado con problemas tendinosos (tendinitis del calcáneo), rotura de tendones, etc.).

¿Existe una cura para el pie plano?

En general, en el caso de los bebés y los niños, los padres pueden esperar que la curvatura de los pies pequeños se desarrolle progresivamente hasta el comienzo de la edad escolar. Los casos más intensos deben ser evaluados por el médico, principalmente en presencia de dolor en los pies o piernas, aparición de callosidades o dificultades para la locomoción o para la práctica de deportes.

En los adultos, siguiendo las recomendaciones médicas, es posible esperar una disminución significativa o total del dolor, aunque no logran una cura para el pie plano en sí.

Prevención

Prevención

No hay manera de prevenir el pie plano, porque es parte de una característica personal. Sin embargo, los adultos pueden beneficiarse de algunas actitudes:

  • Estirar regularmente
  • Use zapatos cómodos de acuerdo a su tipo de pie y paso, especialmente cuando realice ejercicios
  • .

  • Estar dentro del rango de peso apropiado para su género, edad y estatura

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.