Inicio » Enfermedades » Pie de atleta: síntomas, tratamientos y causas

Pie de atleta: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es el pie de atleta?

El pie de atleta, conocido popularmente como un pie frío, es una infección del pie causada por hongos. Es la enfermedad micótica más común entre todas las que afectan a la piel.

Micosis: las lesiones cutáneas son síntomas de infecciones micóticas

Causas

El pie de atleta es causado por diferentes hongos del género Tricophyton, del mismo tipo que causa la micosis. Los calcetines y zapatos mojados favorecen el crecimiento de estos organismos en los pies.

El pie de atleta es contagioso y puede transmitirse por contacto con una persona infectada o por contacto con superficies contaminadas como toallas, suelos y zapatos. Sin embargo, los individuos no adquieren fácilmente la infección al entrar en contacto con el hongo; existen factores inmunológicos y de barrera que impiden la tracción del hongo por tamiz.

Factores de riesgo

Una persona tiene mayor riesgo de contraer el pie de atleta si:

  • Para los hombres, aunque también puede aparecer en personas de sexo femenino
  • Use calcetines mojados o zapatos apretados
  • Comparta tapetes, alfombras, ropa de cama, ropa o zapatos con alguien que tenga la infección por hongos
  • .

  • Camine descalzo en áreas donde la infección puede propagarse, como vestuarios, saunas, piscinas, bañeras y duchas comunitarias
  • .

  • Tiene un sistema inmunológico debilitado

Síntomas

Síntomas del pie de atleta

El síntoma más común del pie de atleta es tener la piel agrietada y escamosa entre los dedos o en el lado del pie. Otros síntomas pueden incluir

  • Piel roja y con comezón
  • Sensación de ardor o dolor
  • Apariencia de las burbujas

La infección puede afectar a uno o ambos pies y puede extenderse a las uñas, que se decoloran, se vuelven gruesas y quebradizas. El pie de atleta también puede propagarse a las manos, especialmente si la persona se rasca o recoge las partes infectadas de sus pies. El pie de atleta puede ocurrir junto con otras infecciones micóticas de la piel.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Si experimenta una erupción en el pie que no mejora en unas pocas semanas, consulte a un especialista. Busque ayuda médica especialmente si tiene diabetes y sospecha que tiene pie de atleta o si nota enrojecimiento, hinchazón o fiebre excesivos.

En la cita con el médico

Entre las especialidades que pueden diagnosticar el pie de atleta (frieira) se encuentran:

  • Clínica Médica
  • Dermatología
  • Infectología
  • Geriatría

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo aparecieron los síntomas?
  • ¿Ha asistido recientemente a piscinas públicas u otros lugares donde puede haber sufrido un colapso?
  • ¿Tiene el hábito de cambiarse los calcetines y los zapatos?
  • ¿Sientes comezón?
  • ¿Qué tan intensos son sus síntomas?
  • ¿Ha tomado alguna medida para aliviar los síntomas? ¿Funcionó?

Diagnóstico del pie de atleta

En algunos casos, el médico puede diagnosticar un caso de pie de atleta simplemente mediante la observación clínica. Para ayudar a confirmar el diagnóstico y descartar otras afecciones, el médico también puede hacerlo:

  • Recoja muestras del área infectada y véalas bajo un microscopio
  • .

  • Examine los pies bajo luz negra o luz de madera
  • Envíe una pequeña muestra de piel a un laboratorio para su análisis.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento del pie de atleta

Si la micosis es reciente, leve o causada por un hongo no resistente al tratamiento tópico, el médico puede sugerir el uso de un antimicótico de venta libre, generalmente vendido como ungüento, loción o polvo. Si el pie de atleta no responde a este tipo de tratamiento, es posible que necesite un medicamento más fuerte, que sólo el médico puede recetar. Las infecciones graves pueden requerir tabletas antimicóticas orales.

Medicina del pie de atleta

La mayoría de los medicamentos para tratar el pie de atleta son:

  • Canesten
  • Nitrato de miconazol (crema)

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

Algunas medidas caseras pueden ayudar a acelerar el tratamiento y asegurar una recuperación más rápida, tales como:

  • Mantenga los pies limpios y secos, especialmente entre los dedos
  • Lávese bien los pies con agua y jabón y séquese bien el área
  • .

  • Use calcetines de algodón limpios y cámbiese los calcetines y zapatos tantas veces como sea necesario para mantener sus pies secos y saludables.

El pie de atleta generalmente responde bien a la atención domiciliaria, aunque puede volver a aparecer si la atención no se ha mantenido y si la persona está expuesta de nuevo a los factores de riesgo.

Posibles complicaciones

El pie de atleta no es un problema de salud grave, pero si no se trata, puede causar algunas complicaciones, tales como:

  • Retorno de la enfermedad
  • Infecciones bacterianas de la piel, como erisipelas
  • Linfangitis y linfadenitis.

¿Existe una cura para el pie de atleta?

Los pies de atleta varían de leves a severos y pueden durar mucho o poco tiempo. Pueden persistir o regresar, pero por lo general responden bien al tratamiento. Es posible que se requieran medicamentos a largo plazo y cuidados preventivos.

Si el pie de atleta no mejora después de dos a cuatro semanas de cuidados en el hogar, o regresa con frecuencia, consulte a un médico. Puede recetar medicamentos antifúngicos más fuertes. Es posible que se necesiten antibióticos para tratar infecciones bacterianas que ocurren al rascarse demasiado.

Prevención

Prevención

Para evitar el pie de atleta:

  • Seque sus pies completamente después de bañarse o nadar
  • Use sandalias o pantuflas en las duchas o piscinas públicas
  • Cámbiese los calcetines con frecuencia para mantener los pies secos. Esto debe hacerse al menos una vez al día
  • .

  • Use polvos secantes o antifúngicos para evitar el pie de atleta si es propenso a contraerlo o si frecuenta lugares donde el hongo del pie de atleta es común (como duchas públicas)
  • .

  • Use zapatos bien ventilados, preferiblemente hechos de materiales naturales como el cuero. Alternar los zapatos diariamente también puede ayudar, por lo que se secan completamente entre cada uso. Evite usar zapatos de plástico.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.