Inicio » Enfermedades » Parálisis facial: tratamientos y causas

Parálisis facial: tratamientos y causas

¿Qué es la Parálisis Facial?

La parálisis facial es la pérdida de movimiento facial causada por problemas nerviosos. Como resultado, los músculos faciales se debilitan y se vuelven flácidos. Generalmente ocurre sólo en un lado de la cara y puede tener múltiples causas.

La parálisis facial puede ocurrir de forma repentina o gradual a lo largo de los años y, dependiendo de la causa, puede durar poco o mucho tiempo. En algunos casos la cara puede no volver a la normalidad, pero hay procedimientos que minimizan los efectos.

Causas

La parálisis facial puede ser causada por varios factores. Por lo general, cuando se trata de una pérdida gradual de movimiento, se debe a un tumor en la cabeza o el cuello. En el caso de una pérdida repentina, sin embargo, algunas de las razones pueden ser:

  • Parálisis de Bell, que es el tipo más común de parálisis facial
  • Infección o inflamación del nervio facial
  • Traumatismo craneal
  • Ataque al corazón
  • Problemas de oído
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Enfermedad de Lyme, una enfermedad bacteriana transmitida por garrapatas
  • Enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple y el síndrome de Guillain-Barré
  • Síndrome de Ramsay-Hunt, que es una infección viral en el nervio facial

Durante el parto, algunos bebés pueden tener parálisis facial temporal, pero en el 90% de los casos este problema se resuelve sin tratamiento. En los recién nacidos, la parálisis facial puede deberse a algunos síndromes congénitos, como el síndrome de Moebius y el síndrome de Melkersson-Rosenthal.

Factores de riesgo

Tener enfermedades crónicas, enfermedades autoinmunes o infecciones virales en la cara puede contribuir a la aparición de parálisis facial. Además, en el caso de la parálisis de Bell, las mujeres embarazadas (especialmente durante el tercer trimestre) y las mujeres que acaban de dar a luz son más susceptibles. Lo mismo sucede cuando la persona ya ha tenido una parálisis previa o un pariente cercano ha presentado el síntoma.

Síntomas

Síntomas de Parálisis Facial

Además de la incomodidad y el daño estético causado por la parálisis facial, puede generar algunos síntomas adicionales como:

  • Dolor facial
  • Dolores de cabeza
  • Dolores de oído, zumbido en uno o ambos oídos y sensibilidad a los sonidos
  • Dificultad para hablar y comer
  • Incapacidad para mostrar emociones
  • Salivación excesiva
  • Espasmos musculares
  • Desgarro
  • Boca y ojos secos
  • Dificultad para cerrar los ojos (lo cual requiere más cuidado, algunas veces con cubiertas para los ojos y/o gotas para los ojos, para prevenir daños a largo plazo).

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Cuando el síntoma aparece repentinamente, es importante buscar atención de emergencia para poder evaluar el caso y llevar a cabo los procedimientos necesarios.

En caso de sentir una parálisis gradual de la cara, el médico debe comunicarse lo antes posible. En ambos casos, cuanto antes se trate el síntoma, mayores serán las posibilidades de una recuperación completa o con menos secuelas.

En la cita con el médico

Por lo general, los casos de parálisis facial deben ser evaluados por un neurólogo, pero para tratar el síntoma también puede ser necesaria la ayuda de un otorrinolaringólogo y un logopeda.

Es muy importante discutir todos los síntomas, antes y después de la parálisis, con los médicos que realizan la atención, incluso aquellos signos que no parecen estar relacionados con el problema. Por lo tanto, si puede, es bueno anotar los síntomas y medicamentos que está tomando, así como cualquier otra enfermedad que pueda tener. Si el paciente no puede hacer esto, pídale al acompañante que le escriba, para que el médico tenga los detalles que le ayuden a hacer el diagnóstico correcto y a definir el tratamiento. Es importante que la persona con parálisis facial esté acompañada hasta la atención de emergencia disponible y las consultas.

Su médico también le puede pedir que trate de mover los músculos faciales, por ejemplo, levantar las cejas, cerrar los ojos, sonreÃr, fruncir el ceño y las cejas.

Entre las pruebas que el profesional puede solicitar para diagnosticar la parálisis facial se encuentran:

  • Electromiografía, que examina los músculos y nervios que los controlan
  • .

  • Exámenes de imágenes
  • Exámenes de sangre para ayudar a localizar la causa de la parálisis.

Si el paciente o su acompañante tiene dudas sobre esta condición, es importante preguntarle al profesional que realizará la atención. Por lo tanto, si es posible, lleve las dudas a la consulta escrita. Si tiene nuevas preguntas durante el tratamiento, no dude en hacérselas al médico.

Vivir juntos (pronóstico)

¿Se puede curar la parálisis facial?

Las expectativas con respecto a la parálisis facial dependen de la razón que dio origen a este síntoma. Sin embargo, en términos generales, cuanto antes se diagnostique y se trate el problema, menos probable es que el paciente tenga secuelas más graves.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.