Inicio » Enfermedades » Parálisis cerebral: síntomas, tratamientos y causas

Parálisis cerebral: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral es un conjunto de trastornos permanentes que afectan el movimiento y la postura. Los síntomas ocurren debido a un trastorno que ocurre durante el desarrollo del cerebro, con mayor frecuencia antes del nacimiento.

Los signos y síntomas aparecen durante la infancia o el preescolar. Las personas con parálisis cerebral pueden tener dificultad para tragar y generalmente tienen un desequilibrio en el músculo del ojo. El rango de movimiento se puede reducir en varias articulaciones del cuerpo debido a la rigidez muscular.

El efecto de la parálisis cerebral sobre las capacidades funcionales varía enormemente. Algunas personas pueden caminar, mientras que otras no. Algunas personas muestran una función intelectual normal, mientras que otras pueden tener discapacidades intelectuales. La epilepsia, la ceguera o la sordera son condiciones que pueden estar presentes.

En Brasil faltan estudios que investiguen específicamente la prevalencia e incidencia de la parálisis cerebral en el escenario nacional. Sin embargo, en los países desarrollados la prevalencia encontrada varía de 1,5 a 5,9 casos por cada 1.000 nacidos vivos, cuando la incidencia de parálisis cerebral en los países en desarrollo se estima en siete casos por cada 1.000 nacidos vivos. La explicación de la diferencia en la prevalencia entre estos dos grupos de países se atribuye a las malas condiciones de la atención prenatal y de la atención primaria para las mujeres embarazadas.

Tipos

Las personas con parálisis cerebral pueden clasificarse, según la característica clínica más dominante, en espásticos, discinéticos y atáxicos.

Parálisis cerebral espástica

Se caracteriza por la presencia de rigidez muscular y dificultad de movimiento. Causada por una lesión en el sistema piramidal, la parálisis cerebral espástica es una consecuencia del nacimiento prematuro.

Parálisis cerebral discinética

La parálisis cerebral discinética se caracteriza por movimientos atípicos e involuntarios. Es causada por una lesión del sistema extrapiramidal.

Parálisis cerebral atóxica

La parálisis cerebral atópica se caracteriza por una sensación de desequilibrio y falta de percepción de profundidad. Es causada por una disfunción en el cerebelo.

Causas

La parálisis cerebral es el resultado de un trastorno cerebral que ocurre durante el desarrollo fetal o, rara vez, debido a una lesión cerebral después del parto. Está presente al nacer, aunque es posible que no se detecte durante meses. En la mayoría de los casos, se desconoce la causa de la parálisis cerebral. Algunas causas posibles son:

  • Infecciones durante el embarazo que pueden dañar el desarrollo del sistema nervioso fetal
  • Ictericia severa en niños
  • Factor Rh incompatible entre la madre y el bebé
  • Trauma físico y metabólico durante el parto
  • Privación grave de oxígeno en el cerebro o traumatismo craneal significativo durante el trabajo de parto.

Factores de riesgo

Salud materna

Ciertas condiciones durante el embarazo pueden aumentar significativamente el riesgo de parálisis cerebral en el bebé. Echa un vistazo:

  • Rubéola
  • Varicela
  • Citomegalovirus
  • Toxoplasmosis
  • Sífilis
  • Exposición a toxinas
  • Otras afecciones, como trastornos de la tiroides, discapacidad intelectual o convulsiones.

Salud de los niños

Las enfermedades que afectan a un recién nacido pueden aumentar el riesgo de parálisis cerebral incluyen:

  • Meningitis bacteriana
  • Encefalitis viral
  • Ictericia severa o no tratada.

Otros factores del embarazo y el parto

  • Nacimiento prematuro
  • Bajo peso al nacer
  • Bebé nacido fuera de la posición normal (no completamente volteado al nacer)
  • Embarazo gemelar.

Síntomas

Síntomas de parálisis cerebral

Los síntomas de la parálisis cerebral pueden variar. Los problemas de movimiento y coordinación asociados pueden incluir:

  • Rigidez muscular y reflejos exagerados (espasticidad)
  • Rigidez muscular con reflejos normales (rigidez)
  • Falta de coordinación muscular (ataxia)
  • Temblores o movimientos involuntarios
  • Movimientos lentos y contorsionados (atetosis)
  • Dificultad para caminar
  • Babear o tener problemas para tragar
  • Retrasos en el desarrollo del habla o dificultad para hablar
  • Dificultad con movimientos precisos, como coger un lápiz o una cuchara.

Una deficiencia asociada con la parálisis cerebral puede limitarse a una extremidad o a un lado del cuerpo, o puede afectar a todo el cuerpo. La parálisis cerebral no cambia con el tiempo, de manera que los síntomas generalmente no empeoran con la edad, aunque el acortamiento muscular y la rigidez muscular pueden volverse más severos si no se tratan.

Las anomalías cerebrales asociadas con la parálisis cerebral pueden contribuir a otros problemas neurológicos. Las personas con parálisis cerebral también pueden tenerla:

  • Dificultad con la vista y el oído
  • Discapacidad intelectual
  • Convulsión
  • Percepciones anormales del tacto
  • Enfermedades bucales
  • Condiciones psiquiátricas
  • Incontinencia urinaria.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Es importante obtener un diagnóstico rápido de cualquier trastorno del movimiento o posibles retrasos en el desarrollo de su hijo. Solicite una cita médica si tiene preguntas o inquietudes sobre el tono muscular, el movimiento muscular, la coordinación u otros problemas de desarrollo de su hijo.

En la cita con el médico

Es importante llevar a su hijo a todas las visitas pediátricas regularmente durante la infancia. Estas visitas son una oportunidad para que el pediatra supervise el desarrollo en áreas clave, incluyendo:

  • Crecimiento
  • Tono muscular
  • Fuerza muscular
  • Coordinación
  • Postura
  • Habilidades motoras apropiadas para su edad
  • Habilidades sensoriales, como la visión, el oído y el tacto.

El médico puede hacer varias preguntas durante las consultas, incluyendo:

  • ¿Tiene alguna preocupación sobre el crecimiento o desarrollo de su hijo?
  • ¿Cómo responde su hijo al tacto?
  • ¿Observa algún movimiento diferente en un lado del cuerpo?
  • ¿Está el niño alcanzando ciertos hitos del desarrollo, como rodar, sentarse, gatear, caminar o hablar?

También es importante llevar sus preguntas a la consulta escrita, empezando por la más importante. Esto asegura que usted obtendrá respuestas a todas las preguntas relevantes antes de que termine la consulta. Para la parálisis cerebral, algunas preguntas básicas incluyen:

  • ¿Qué exámenes son necesarios?
  • ¿Qué mostrarán los resultados de la prueba?
  • ¿Es necesario buscar un experto?
  • ¿Habrá exámenes para otros trastornos además de la parálisis cerebral?
  • ¿Cómo monitorear el desarrollo del niño?
  • ¿Puede sugerir materiales educativos locales y servicios de apoyo con respecto a la parálisis cerebral?

No dude en hacer otras preguntas si surgen en el momento de la consulta.

Diagnóstico de parálisis cerebral

La parálisis cerebral se puede diagnosticar muy temprano, especialmente cuando el bebé está en riesgo conocido del problema. La afección generalmente se manifiesta en la primera infancia, generalmente antes de los 18 meses de edad. El diagnóstico se define sobre una base clínica, en la que el médico analiza los cambios en el movimiento y la postura, y las pruebas complementarias se utilizan sólo para asegurarse de que no existen otras causas para los síntomas.

A pesar de la importancia del diagnóstico precoz, la parálisis cerebral se diagnostica a menudo alrededor de los 24 meses de edad, especialmente en casos de gravedad leve.

Se deben observar algunos síntomas para el diagnóstico de la parálisis cerebral. Revise los principales signos y el porcentaje de ocurrencia en personas con la afección:

Cambios de movimiento:

  • Ausencia de movimientos inquietos (99%)
  • Golpes repetitivos de larga duración (4%)
  • Movimientos circulares del brazo (11%)
  • Movimientos asimétricos de los segmentos (6%)
  • Movimientos recurrentes de la longitud de las piernas (18%)
  • Brotes que sugieren excitación, no asociados con la expresión facial placentera (10%)
  • Ausencia de movimiento de la pierna (16%)
  • Movimientos bilaterales de lateralización repetitivos o monótonos de la cabeza (27%)
  • Movimientos repetidos de apertura y cierre de la boca (29%)
  • Protrusión repetitiva del lenguaje (20%).

Cambios de postura:

  • Incapacidad para mantener el encabezado en la línea media (63%)
  • Postura corporal asimétrica (15%)
  • El baúl y los miembros se cayeron en la cama (16%)
  • Persistencia de la respuesta tónica cervical asimétrica (33%)
  • Extensión de brazos y piernas (25%)
  • Hiperextensión de tronco y cuello (11%)
  • Mango cerrado (35%)
  • Apertura y cierre sincronizado de los dedos (19%)
  • Hiperextensión y abducción de los dedos (16%).

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la parálisis cerebral

Los niños y adultos con parálisis cerebral necesitan cuidados a largo plazo con un equipo médico. Este equipo puede incluir:

  • Pediatra o fisiatra
  • Neurólogo pediátrico
  • Cirujano ortopédico
  • Fisioterapeuta
  • Terapeuta ocupacional
  • Terapeuta del habla
  • Especialista en salud mental, como un psiquiatra o psicólogo
  • Trabajador social
  • Profesor de educación especial.

Medicamentos

La selección de los medicamentos depende del conjunto de síntomas, que pueden afectar sólo a ciertos músculos (aislados) o a todo el cuerpo (generalizados). Los tratamientos farmacológicos pueden incluir lo siguiente

  • Espasticidad aislada: se pueden recomendar inyecciones de toxina botulínica directamente en el músculo, el nervio o ambos. Los efectos secundarios pueden incluir dolor, moretones o debilidad severa. Otros efectos secundarios más graves incluyen dificultad para respirar y tragar
  • .

  • Espasticidad generalizada: los relajantes musculares administrados por vía oral pueden ayudar cuando los músculos se contraen. Algunos medicamentos se pueden administrar directamente a la médula espinal, a través de una bomba que se implanta quirúrgicamente debajo de la piel del abdomen.

También se pueden prescribir medicamentos específicos para niños que tienden a babear mucho.

Terapias

Una variedad de terapias pueden ayudar a una persona con parálisis cerebral a mejorar sus habilidades funcionales. Ver:

  • Fisioterapia
  • Las correas o férulas pueden ayudar a prevenir las contracturas musculares
  • Terapia ocupacional: El equipo de adaptación puede incluir andadores, bastones cuádruples, sistemas de asientos eléctricos o sillas de ruedas
  • .

  • Terapia del habla
  • Terapia recreativa, como montar a caballo, para ayudar a mejorar las habilidades motoras, el habla y el bienestar emocional.

Procedimientos quirúrgicos y otros procedimientos

La cirugía puede ser necesaria para disminuir la tensión muscular o corregir anomalías óseas causadas por la espasticidad. Estos tratamientos incluyen

  • Cirugía ortopédica para contracturas o deformidades musculares graves
  • En algunos casos graves, cuando otros tratamientos no han ayudado, los cirujanos pueden cortar los nervios que controlan los músculos afectados. Esto relaja el músculo y reduce el dolor, pero también puede causar entumecimiento.

Medicamentos para la parálisis cerebral

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar problemas relacionados con la parálisis cerebral son:

  • Diazepam

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Posibles complicaciones

La debilidad o rigidez muscular y los problemas de coordinación pueden contribuir a una serie de complicaciones en pacientes con parálisis cerebral, desde la infancia hasta la edad adulta. Ver:

  • Contractura: acortamiento del tejido muscular debido a un estiramiento muscular severo (espasticidad). El contraste puede inhibir el crecimiento óseo, obstaculizar el movimiento y provocar deformidades o dislocaciones articulares y desplazamientos parciales
  • .

  • Desnutrición: puede ocurrir debido a que los problemas de deglución pueden dificultar la alimentación
  • .

  • Afecciones de salud mental: el aislamiento social y los desafíos de hacer frente a la discapacidad pueden aumentar el riesgo de afecciones psiquiátricas
  • .

  • Enfermedad pulmonar: las personas con parálisis cerebral pueden desarrollar enfermedades pulmonares y trastornos respiratorios
  • .

  • Afecciones neurológicas: los pacientes pueden ser más propensos a desarrollar trastornos del movimiento o presentar síntomas neurológicos que empeoran con el tiempo
  • .

  • Osteoartritis: la presión sobre las articulaciones o la alineación anormal de las articulaciones puede provocar el desarrollo temprano de la osteoartritis (artrosis).

Prevención

Prevención

A menudo se desconocen las causas de la parálisis cerebral, por lo que no hay forma de evitarla. Pero se pueden tomar algunas medidas durante el embarazo para prevenir un parto prematuro, disminuyendo así el riesgo de parálisis cerebral.

Antes de quedar embarazada, es importante mantener una dieta saludable y asegurarse de que cualquier problema médico esté siendo tratado. Es vital obtener atención prenatal adecuada durante el embarazo.

Controlar la diabetes, la anemia, la hipertensión, las convulsiones y las deficiencias nutricionales durante el embarazo puede ayudar a prevenir algunos nacimientos prematuros y, como resultado, algunos casos de parálisis cerebral.

Una vez que nazca su bebé, hay acciones que usted puede tomar para reducir el riesgo de daño cerebral, lo cual podría conducir a la parálisis cerebral. En el automóvil, asegúrese de que su bebé esté bien instalado en un asiento infantil y de que lleve puesto el cinturón de seguridad, así como otras precauciones para evitar caídas y traumatismos en el cráneo.

Esté consciente de la exposición al plomo en su casa, ya que el envenenamiento por plomo puede causar daño cerebral. Recuerde vacunar a su hijo a la edad correcta, previniendo infecciones que pueden causar daño cerebral, resultando en parálisis.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.