Inicio » Enfermedades » Oliguria: tratamientos y causas

Oliguria: tratamientos y causas

¿Qué es la Oliguria?

Desde un punto de vista clínico, la oliguria se define como una reducción significativa del volumen urinario, con valores de 400 mililitros por día o 30 mililitros por hora. En los niños este volumen urinario es de 0,5 mililitros por kilogramo por hora. Es diferente de la anuria, una situación en la que la diuresis es de 100 ml al día. Por lo tanto, se caracteriza por una reducción expresiva en el volumen de orina eliminado.

La oliguria se manifiesta con síntomas que varían dependiendo de la causa, gravedad y edad. En general, una reducción importante del volumen urinario es el síntoma típico y más común. También prevalecen síntomas como sed, palpitaciones, aumento rápido del pulso (frecuencia cardíaca), fatiga y pérdida de peso.

En casos más severos, pueden ocurrir mareos, vértigo, ausencia de volumen urinario e incluso pérdida del conocimiento.

Tipos

Hay dos tipos de oliguria.

La oliguria fisiológica o pre-renal, que ocurre cuando los riñones limitan la pérdida de volumen del compartimiento vascular debido a condiciones de hipotensión (presión arterial baja), deshidratación o sangrado. Esta reducción de la filtración renal juega un papel protector en la prevención del empeoramiento del cuadro clínico.

La oliguria patológica, por otro lado, resulta del deterioro de la unidad funcional del riñón (la nefrona), que pierde la capacidad de realizar los pasos necesarios para la excreción de orina. La insuficiencia renal aguda grave o la fase final de la insuficiencia renal crónica suelen ser las causas. El diagnóstico diferencial se basa en la historia clínica, el examen físico y las pruebas de laboratorio, incluidas las pruebas de función renal dosificadas en sangre y orina.

Causas

Entre las causas más frecuentes de oliguria se encuentra la deshidratación, que puede ser causada por vómitos, diarrea y fiebre. Es importante recordar que todas estas situaciones predominan en bebés y niños pequeños, lo que requiere una evaluación y tratamiento inmediatos.

Otras causas comunes son:

  • Obstrucción del tracto urinario causada por cálculos
  • Obstrucción de la uretra debido al agrandamiento de la próstata
  • Caída severa de la presión arterial causada por infecciones severas
  • Insuficiencia renal.

También con frecuencia, el uso de ciertos medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios, quimioterapéuticos e inmunosupresores puede causar daño renal al reducir significativamente el volumen urinario.

Todas estas causas, si no se tratan adecuadamente, pueden causar insuficiencia renal. La oliguria es uno de los signos más importantes de insuficiencia renal.

Con menos frecuencia, la pérdida grave de líquidos debido a hemorragias o quemaduras traumáticas, o en estados de aumento excesivo del volumen urinario (poliuria), como la diabetes insípida y la diabetes mellitus, puede causar posteriormente oliguria.

Factores de riesgo

Entre los diversos factores que pueden desencadenar la oliguria, muchos pueden ser corregidos mediante intervenciones clínicas preventivas.

Los factores de riesgo más frecuentes son:

  • Pérdida severa de líquidos por sangrado o deshidratación
  • Uso de algunos medicamentos que causan toxicidad renal, como inmunosupresores, antiinflamatorios, antibióticos, antivirales
  • Enfermedades crónicas como hipertensión, lupus y anemia hemolítica.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Los casos más graves de oliguria se identifican rápidamente, ya que los síntomas son muy evidentes. Los síntomas de vómitos, diarrea o fiebre alta debilitan a la persona y a veces la incapacitan para reponer el volumen de líquido necesario, lo que hace que busque atención médica. Por otro lado, las imágenes claras pueden pasar desapercibidas. Por lo tanto, es importante enfatizar que siempre que haya una reducción visible y consistente en el volumen de orina, es necesario buscar una evaluación médica.

Diagnóstico de oliguria

El diagnóstico de la oliguria se basa en una marcada reducción del volumen urinario, generalmente menos de 400 ml o 500 ml en 24 horas. Además de esta observación, la historia clínica que busca identificar los factores de riesgo o las causas asociadas y las pruebas de laboratorio de sangre y orina permiten la clarificación de la afección. Los exámenes imagenológicos, como la ecografía, también pueden ser muy útiles.

La estrategia de seguimiento depende de varios factores, como la edad del paciente, la gravedad y especialmente el factor causal. El tratamiento es individualizado y puede que sólo requiera medidas de hidratación hasta la terapia de reemplazo renal, como la hemodiálisis, por ejemplo.

Tratamiento y cuidado

Precauciones

En presencia de oliguria, la persona debe buscar inmediatamente atención médica. Se debe evitar el uso de cualquier tipo de medicamento, ya que cuando se usa de manera inadecuada puede empeorar la afección. En los casos en que la pérdida de líquido es clara, como en la deshidratación y la diarrea, se debe adoptar el reemplazo de volumen. Por otro lado, en casos con patología renal instalada, no se recomienda este reemplazo de fluidos.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.