Inicio » Dietas » Nuevos estudios revelan más daños a la salud por la carne roja

Nuevos estudios revelan más daños a la salud por la carne roja

Nuevos estudios revelan más daños a la salud por la carne roja

Si necesita más tiempo para comer menos carne roja, ya hay algunas de probada eficacia: puede ser alta en colesterol y grasas saturadas y su alta ingesta se ha asociado con un mayor riesgo de padecer diversas afecciones crónicas de salud.

Ahora, dos nuevos estudios proporcionan aún más razones para reducir las hamburguesas y las barbacoas. La primera sugiere que la carne roja puede aumentar el riesgo de diverticulitis, una afección intestinal inflamatoria común. La segunda encontró una relación entre los altos niveles de carne a la parrilla, ahumada y asada y los mayores índices de muerte prematura entre las sobrevivientes de cáncer de mama.

Ambos informes destacan los peligros potenciales de preparar carne roja a altas temperaturas, que pueden producir compuestos inflamatorios y cancerígenos. Esto también se ha asociado con el aumento del riesgo de cáncer y, más recientemente, con la diabetes.

Riesgo de desarrollar diverticulitis

El estudio más reciente, publicado en la revista Gut, analizó el impacto potencial de comer carnes rojas, aves y pescado en las probabilidades de que una persona desarrolle diverticulitis, una afección en la que se inflaman las bolsas pequeñas del revestimiento intestinal que es responsable de más de 200,000 ingresos hospitalarios cada año, y los nuevos casos están aumentando entre los jóvenes.

Los investigadores analizaron los registros de salud y dieta de casi 46,500 hombres que participaron en un estudio nacional de 26 años. Durante este tiempo, 764 hombres desarrollaron esta peligrosa condición inflamatoria.

Después de ajustar factores como el fumar, el ejercicio, el uso de medicamentos y la ingesta de fibra, encontraron que los que comían más carne roja tenían un mayor riesgo de 58% de desarrollar diverticulitis en comparación con los que comían menos. Cada dosis diaria de carne roja se asoció con un mayor riesgo del 18%, aunque este riesgo alcanzó su punto máximo con seis porciones por semana.

El autor principal Andrew Chan, director del programa Gastrointestinal Training Program del Massachusetts General Hospital , dice que se necesita más investigación para determinar exactamente cómo se relaciona la carne roja con la diverticulitis. Sin embargo, los estudios sugieren que el alto consumo altera el equilibrio de bacterias en el intestino, dice, lo que podría afectar la respuesta inmunológica del cuerpo y su vulnerabilidad a la inflamación.

Y aunque la carne procesada tiene una reputación particularmente mala, la asociación en este estudio fue en realidad más fuerte con el carnen sin procesar. Esto puede deberse a que la carne no procesada se prepara generalmente a temperaturas más altas que la carne procesada, lo que puede ser particularmente perjudicial para el microbioma intestinal.

Los investigadores también determinaron que reemplazar una porción diaria de carne roja por pescado o aves de corral podría reducir el riesgo de diverticulitis en 20 por ciento. “Es fácil decirle a la gente que limite la carne roja, pero es importante decirles qué comer en su lugar”, aseguró Chan. “Por lo tanto, evaluamos otras fuentes de proteína animal, y encontramos que éstas no proponían un alto riesgo de enfermedad.

Mayor riesgo de muerte entre las sobrevivientes de cáncer de mama

El segundo estudio, publicado la semana pasada en JNCI: Journal of National Cancer Institute , dio seguimiento a más de 1,500 sobrevivientes de cáncer de mama durante unos 18 años. Durante este período, murieron unas 600 mujeres.

Los investigadores encontraron que las mujeres que comían la mayoría de las carnes a la parrilla, asadas y ahumadas antes de su diagnóstico tenían un mayor riesgo de muerte por cualquier causa en un 23%, en comparación con las que comían menos.

Y en comparación con las mujeres que redujeron estos alimentos después de su diagnóstico, aquellas que continuaron consumiendo grandes cantidades de carne roja tuvieron un riesgo 31% mayor de muerte. Estos resultados también fueron ajustados para influenciar factores como el índice de masa corporal, el ejercicio y el consumo de alcohol.

Cuando los descubrimientos se desglosaron por tipo de carne, se sugirió que las aves de corral o el pescado ahumado pueden no estar asociados con los mismos altos riesgos y, de hecho, pueden incluso ser protectores. Sin embargo, estos resultados no fueron estadísticamente significativos, y los investigadores no encontraron los mismos efectos protectores para las aves de corral o el pescado asados o a la parrilla.

Ambos estudios fueron observacionales – lo que significa que dieron seguimiento a un cierto grupo de personas a lo largo del tiempo y confiaron en la información auto-reportada – de modo que los investigadores no pudieron sacar ninguna conclusión sobre la causa y el efecto.

Proporcionan material para los investigadores que estudian más a fondo las conexiones entre la carne roja y el riesgo de enfermedades, así como para que los consumidores piensen en tomar mejores decisiones para su dieta.

“La carne roja se ha asociado con otros efectos sobre la salud, por ejemplo, un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y ciertos tipos de cáncer”, señaló Chan. “Es importante pensar en todos los beneficios potenciales de una dieta en particular, y estos estudios proporcionan más razones para pensar en limitar el consumo de carne roja.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.