Inicio » Enfermedades » Neuroblastoma: síntomas, tratamientos y causas

Neuroblastoma: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es el neuroblastoma?

El neuroblastoma es un tipo de cáncer que se desarrolla principalmente en niños menores de cinco años de edad. Nace de las células nerviosas de varias partes del cuerpo, como el cuello, el pecho, el abdomen o la pelvis, pero es más común en los tejidos de las glándulas suprarrenales.

Algunas formas de neuroblastoma pueden desaparecer por sí solas, mientras que otras necesitan múltiples tratamientos. Según datos del Instituto de Tratamento do Câncer Infantil, en São Paulo, el neuroblastoma representa el 7,8% de todos los tipos de cáncer en niños menores de 15 años, y cerca del 97% de ellos ocurren en recién nacidos o en niños muy pequeños. Muchas veces el neuroblastoma ya está presente al nacer.

Este tipo de cáncer es extremadamente raro después de los 14 años y a menudo, cuando se diagnostica, ha hecho metástasis a otros órganos, como los pulmones, los huesos, la médula ósea, el hígado y los ganglios linfáticos.

Causas

En general, el cáncer comienza con una mutación genética que permite que las células normales y sanas continúen creciendo y multiplicándose sin responder a los signos de detenerse y perder el control. La acumulación de estas células forma una masa, el tumor.

En el caso del neuroblastoma, el cáncer comienza en los neuroblastos, que son células nerviosas inmaduras que forman parte del desarrollo del feto. Con el tiempo, los neuroblastos se convierten en células nerviosas, fibrosas y las que componen las glándulas suprarrenales. La mayoría de los neuroblastos ya están maduros en el momento del nacimiento, sin embargo, una parte de ellos se puede encontrar en los recién nacidos. Dado que por lo general maduran o desaparecen con el tiempo, algunos, sin embargo, terminan convirtiéndose en una forma de tumor.

Todavía no está claro para los médicos e investigadores cuál es la causa inicial de la mutación genética que conduce al neuroblastoma.

Factores de riesgo

La mayoría de las veces nunca se identifica la causa del neuroblastoma, por lo que es difícil determinar qué factores aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad. Sin embargo, cuando hay antecedentes familiares de neuroblastoma, el niño puede ser más susceptible al cáncer, aunque sólo un pequeño número del total de casos de la enfermedad corresponde a este escenario.

Síntomas

Síntomas del neuroblastoma

Los síntomas del neuroblastoma varían dependiendo de qué parte del cuerpo ha sido afectada.

Neuroblastoma en el abdomen

  • Dolor abdominal
  • Apariencia de una masa dura debajo de la piel
  • Cambios en los hábitos intestinales, como diarrea frecuente, por ejemplo
  • Hinchazón de las piernas

Neuroblastoma en el pecho

  • Accidente cerebrovascular
  • Dolor en la región
  • Cambios en los ojos, incluyendo párpados caídos y tamaño desigual de las pupilas

Otros síntomas

Además, para ambos tipos, pueden tener los siguientes síntomas:

  • Pedazos de tela bajo la piel
  • Ojos que parecen estar desplazados hacia adelante (proptose)
  • Ojeras
  • Dolor de espalda
  • Fiebre
  • Pérdida de peso inesperada
  • Dolor óseo

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Póngase en contacto con su pediatra si su hijo tiene alguno de los síntomas que le preocupan. Mencione al pediatra cualquier cambio en el comportamiento o hábitos del niño que usted haya notado.

En la cita con el médico

Si el pediatra del niño sospecha de un problema, puede remitir el caso a un gastroenterólogo, oncólogo, neumólogo o neurólogo.

Antes de que llegue el día de la consulta, para explicar mejor los problemas y recibir la información que está buscando, puede ser bueno tomar algunas notas:

  • Todos los síntomas y cambios que se notaron en el niño, junto con el momento en que aparecieron. Aunque no parezcan estar relacionados con ninguna enfermedad, es importante informar al médico
  • .

  • Notifique si el niño ha experimentado recientemente una situación de cambio y/o estrés
  • .

  • Una lista de medicamentos y vitaminas que toma con frecuencia o que ha tomado recientemente
  • .

  • Si le han diagnosticado cualquier otra enfermedad en poco tiempo
  • Preguntas sobre la condición del niño que quiere preguntarle al médico, empezando por la más importante. Esto, además de guiarlo en su cita y ahorrarle tiempo, le permite salir de la oficina con toda la información relevante para realizar los exámenes o iniciar el tratamiento
  • .

Algunos asuntos que pueden ser importantes para los padres o tutores son:

  • ¿Probablemente qué está causando los síntomas?
  • ¿Qué exámenes o pruebas necesitará tomar el niño?
  • ¿Probablemente esta condición es temporal o crónica?
  • ¿Cuáles son los próximos pasos que debo tomar con respecto a este problema?
  • ¿Hay alguna restricción (comida, movimientos, hábitos, etc.) que el niño necesite seguir?

El médico todavía puede cuestionar la gravedad de los síntomas del niño y si hay algo que parezca mejorar o empeorar estos síntomas.

Diagnóstico del neuroblastoma

Los procedimientos para el diagnóstico del neuroblastoma incluyen…:

  • Examen físico
  • Prueba de orina
  • Análisis de sangre
  • Exámenes de imagen como rayos X, ultrasonido, tomografía computarizada, resonancia magnética, entre otros
  • Biopsia de un pequeño trozo de tejido o hueso para su análisis. Este procedimiento ayuda a diagnosticar la enfermedad y también la etapa en la que se encuentra
  • .

Los exámenes imagenológicos también ayudan a determinar la etapa del neuroblastoma.

Estadios del neuroblastoma

Las etapas del neuroblastoma son:

  • Etapa 1 – Cuando el neuroblastoma se localiza sólo en un área y se puede extirpar completamente con cirugía.
  • Etapa 2 A – Cuando se localiza el neuroblastoma, pero puede no ser tan fácil extirparlo con cirugía.
  • Etapa 2 B – El neuroblastoma permanece localizado, pero es posible que no se extirpe fácilmente debido a que tanto los ganglios linfáticos vinculados al tumor como los cercanos contienen células cancerosas.
  • Etapa 3 – En esta etapa el neuroblastoma ya se considera avanzado y no es posible extirparlo con cirugía. El tumor puede ser más grande en esta etapa y puede o no existir células cancerosas cercanas.
  • Etapa 4 – El neuroblastoma en una etapa avanzada ya se ha diseminado a otras partes del cuerpo.
  • Etapa 4 S – Esta etapa es una categoría especial de neuroblastoma que no se comporta como en las otras etapas de la enfermedad, aunque la razón de esto aún no está clara. Ocurre sólo en niños menores de un año de edad y el neuroblastoma ya se ha diseminado a otras regiones del cuerpo, comúnmente a la piel o los huesos. A pesar de su extensión, los bebés tienen grandes posibilidades de recuperación, incluso a veces sin necesidad de tratamiento.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento del neuroblastoma

El tipo de tratamiento dependerá de varios factores, como la edad del niño, la ubicación del tumor, el estadio de la enfermedad en el diagnóstico, la biología del tumor, entre otros.

Hay básicamente cuatro tipos de tratamiento para el neuroblastoma:

  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Trasplante de médula ósea, que ocurre si hay necesidad de reemplazar el tejido dañado con quimioterapia o radioterapia. Muchas veces la médula utilizada puede ser la propia del paciente, extraída antes del tratamiento para ser reemplazada posteriormente.

Vivir juntos (pronóstico)

Posibles complicaciones

Las complicaciones del neuroblastoma pueden incluir

  • El cáncer se disemina a otras partes del cuerpo, como los ganglios linfáticos, la piel, los huesos, la médula ósea y el hígado.
  • Compresión de la médula espinal, que puede causar dolor y parálisis.
  • Síndromes paraneoplásicos, que se deben a secreciones del tumor que pueden irritar tejidos normales y sanos.

¿El neuroblastoma es curable?

El pronóstico de la enfermedad dependerá del grupo de riesgo en el que se encuentre el niño, según el tipo, estadio, síntomas, antecedentes de tumores, otras condiciones de salud y edad. Hay tres grupos, riesgo bajo, riesgo medio y riesgo alto, y en los dos primeros hay una alta probabilidad de curación del neuroblastoma y en el último puede ser más difícil.

Además, el neuroblastoma puede ser recurrente, es decir, puede reaparecer después de haber sido tratado.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.