Inicio » Enfermedades » Neumonía química: síntomas, tratamientos y causas

Neumonía química: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la neumonía química?

A diferencia de las neumonías más conocidas, la neumonía química, mejor llamada neumonitis química, no es causada por virus o bacterias, sino por la inhalación de sustancias agresivas para los pulmones, como el humo, los pesticidas u otros productos químicos. Cuando se aspiran, estas sustancias van a los pulmones y encienden los alvéolos de las vías respiratorias, estructuras que transportan oxígeno a la sangre. Esta inflamación pulmonar facilita la aparición de bacterias, que pueden evolucionar en neumonía bacteriana

.

La inflamación y la eventual infección dificultan los intercambios respiratorios, causando falta de aliento e insuficiencia respiratoria. La falta más común de exposición a los gases irritantes es la industria. En el hogar, podemos mencionar los productos de limpieza, los incendios y las fugas de gas.

La neumonitis química fue importante en el caso de la discoteca Kiss en Santa Maria, Rio Grande do Sul, donde la gente estaba confinada al ambiente cerrado de la discoteca inhalando los gases y químicos del incendio.

El humo se compone de varios gases dañinos para el cuerpo, agravados por la temperatura caliente que puede quemar las vías respiratorias.

La neumonitis por aspiración es otra forma de neumonitis química, que también puede llamarse neumonitis por aspiración. Este tipo se produce cuando las secreciones orales o el contenido del estómago se aspiran a los pulmones. La inflamación proviene de los efectos tóxicos del ácido gástrico y las enzimas en el tejido pulmonar. Las bacterias en el estómago o la boca también pueden causar neumonitis bacteriana.

Síntomas

Síntomas de neumonía química

Los principales síntomas de una neumonía química son la tos y la falta de aliento, que comienzan después del contacto con el producto químico. Además, pueden aparecer otros signos, dependiendo de los siguientes factores:

  • Composición química
  • Entorno de pantalla (exterior, interior)
  • Tiempo de exposición (segundos, minutos, horas)
  • Sustancia de contacto (gases, líquidos, vapor)
  • Medidas de protección utilizadas, como el enmascaramiento, en el caso de los trabajadores del campo, por ejemplo
  • Antecedentes médicos y presencia de otras enfermedades.

Dependiendo de los factores mencionados anteriormente, la neumonía química también puede presentar estos síntomas:

  • Irritación en nariz, ojos, labios, boca y garganta
  • Tos seca
  • Tos productiva, que produce moco claro, amarillo o verde
  • Tos productiva, con secreción rosada en la saliva y presencia de sangre
  • Náusea o dolor abdominal
  • dolor en el pecho
  • respiración dolorosa
  • dolor de cabeza
  • síntomas de la gripe
  • debilidad o desorientación.

Los síntomas de la neumonía química pueden tardar días en aparecer; en el caso del humo, por ejemplo, el cuerpo puede tardar hasta tres días en manifestar irritaciones de la garganta al toser y falta de aliento. En casos más graves, también es posible observar estos síntomas:

  • fiebre
  • chillidos en el pecho
  • Insuficiencia respiratoria
  • quemaduras en la boca, nariz o piel
  • piel pálida y labios sudorosos
  • alteración del pensamiento y razonamiento comprometido
  • inconsciencia
  • inflamación de los ojos o la lengua, voz ronca o apagada
  • Salivación intensa.

Diagnóstico y exámenes

Diagnóstico de neumonía química

En presencia de cualquiera de los síntomas de la neumonía química, lo ideal es ponerse en contacto con un médico para su análisis. En caso de síntomas graves, el paciente debe ser derivado inmediatamente al hospital. Es importante informar al médico si ha habido contacto con alguna sustancia química, cuándo y durante cuánto tiempo – esto facilita el diagnóstico médico y le ayuda a elegir la mejor manera de tratar el problema.

Además de inspeccionar sus signos vitales (frecuencia cardíaca, presión arterial, frecuencia respiratoria, temperatura y la cantidad de oxígeno que tiene en la sangre), su médico evaluará sus ojos, nariz, garganta, piel, corazón, pulmones y abdomen. Se pueden hacer otros exámenes dependiendo de factores como la condición de la persona lesionada y el tipo de exposición.

Los exámenes, como las radiografías de tórax y la toma de muestras de sangre, pueden ayudar en el diagnóstico. La broncoscopia es un examen que ayuda a diagnosticar casos graves. Se utiliza un tipo de cámara para visualizar los pulmones.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento químico de la neumonía

Depende de la gravedad del caso. En los casos más graves de neumonía química, con presencia de dificultad respiratoria, se realiza la administración de oxígeno y respiración artificial. En los casos más ligeros, lo ideal es buscar un neumólogo, que le indicará el tratamiento adecuado para cada caso, que puede ir desde la simple observación, la administración de oxígeno hasta la fisioterapia. No es común administrar medicamentos, como antibióticos y antiinflamatorios, pero puede ocurrir en casos de infecciones más graves y generalizadas.

Medicamentos para la neumonía química

Los fármacos más utilizados para el tratamiento de la neumonía química son los broncodilatadores por inhalación:

  • Fenoterol, el popular Berotec
  • Oxígeno
  • Corticosteroides.

Los casos graves pueden requerir intubación orotraqueal, en la que la respiración artificial se realiza mediante un dispositivo, con el fin de proteger y mejorar los pulmones. Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico al pie de la letra y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar antes a un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Posibles complicaciones

La inflamación en el pulmón puede dejar el órgano debilitado y puede evolucionar a infecciones secundarias como la neumonía bacteriana, o en otras áreas del cuerpo. La insuficiencia respiratoria puede ser muy grave y puede llevar a la muerte. Las complicaciones pueden variar dependiendo de la condición médica previa de la persona – alguien con asma u otros problemas pulmonares puede tener complicaciones más fácilmente, por ejemplo. Por la situación estresante, pueden surgir trastornos de estrés postraumático y enfermedades que alteran el sistema endocrino.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.