Inicio » Suplementos » Mesalazina engorda? ¿Para qué sirve y para qué sirven los efectos secundarios?

Mesalazina engorda? ¿Para qué sirve y para qué sirven los efectos secundarios?

Mesalazina engorda? ¿Para qué sirve y para qué sirven los efectos secundarios?

La mesalazina es un medicamento oral y para adultos que puede encontrarse a la venta en envases que contienen 30 comprimidos recubiertos. Su comercialización sólo se permite previa presentación de una receta. La información procede del prospecto del medicamento puesto a disposición por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

¿Para qué sirve la Mesalazina?

Según el prospecto presentado por Anvisa, el fármaco funciona como un antiinflamatorio que está indicado para el tratamiento de enfermedades inflamatorias que afectan al intestino y también puede ser utilizado para el tratamiento sintomático de la enfermedad diverticular del colon, asociada o no a una terapia basada en fármacos antibióticos como la ampicilina (sulbactam) o la rifaximina.

¿Mesalazina engordando?

Para saber si la Mesalazina engorda, lo primero que hicimos fue verificar si el prospecto del medicamento tiene alguna indicación de que el medicamento puede causar aumento de peso directamente.

Según la información contenida en el documento, no podemos decir que Mesalazina engorde. Esto se debe a que no hay efectos secundarios en el prospecto que nos hagan creer que el medicamento causa directamente el levantamiento de pesas en el cuerpo.

Por lo tanto, si experimenta aumento de peso mientras toma el medicamento, consulte al médico responsable de su tratamiento para averiguar dónde se originó el problema y cómo proceder para revertirlo.

No deje de usar Mesalazine sin consultar a su médico ya que esto puede dañar su tratamiento así como su salud.

Efectos secundarios de la mesalazina

De acuerdo con las instrucciones proporcionadas por Anvisa, el medicamento puede causar los siguientes efectos secundarios:

Reacción muy común – en más del 10% de los pacientes:

  • Dolor de cabeza.

Reacciones comunes – entre el 1% y el 10% de los pacientes:

  • Mareos;
  • Hormigueo en la piel
  • Náuseas;
  • Indigestión;
  • Diarrea;
  • Vómitos;
  • Dolor abdominal;
  • Erupciones cutáneas;
  • Fiebre;
  • Dolor articular.

Reacciones inusuales – entre el 0,1% y el 1% de los pacientes:

  • Anemia;
  • Zoom;
  • Gases;
  • Comezón;
  • Dolor muscular;
  • Falta de eficacia;
  • Urticaria – alergias en la piel.

Reacciones raras – entre el 0,01% y el 1% de los pacientes:

  • Trastornos de la sangre;
  • Disminución del recuento de células sanguíneas;
  • Reducción de la producción de células sanguíneas;
  • Pancreatitis – inflamación del páncreas;
  • Miocarditis – inflamación miocárdica;
  • Pericarditis – inflamación del pericardio (que es la membrana que cubre el corazón);
  • Lupus con inflamación de la pleura (que es la membrana que cubre los pulmones y la caja torácica), inflamación del pericardio y síntomas como dolor articular y erupción cutánea);
  • Problemas renales como nefritis intersticial, síndrome nefrótico e insuficiencia renal;
  • Elevación de los niveles de bilirrubina;
  • Dolor de pecho;
  • Reacciones alérgicas en los pulmones – puede ocurrir neumonía y dificultad para respirar;
  • Dificultad para respirar
  • Tos;
  • Cambios en los resultados de las pruebas de función hepática;
  • Hepatitis;
  • Agravaciones de los síntomas de la colitis;
  • Pérdida de cabello.

Reacciones con frecuencia desconocida o desinformada:

  • Náuseas, diarrea, vómitos, dolor abdominal y dolor de cabeza en una pequeña proporción de pacientes que anteriormente no toleraban la sulfasalazina;
  • empeoramiento de los síntomas de la colitis en usuarios que ya han tenido problemas con sulfasalazina;
  • Cambios de humor;
  • El aumento de los niveles de metahemoglobina, que es un pigmento formado por la hemoglobina, cuyos bajos niveles en sangre se consideran normales, pero las concentraciones más altas son signos de lesión o de la presencia de agentes tóxicos, reportó el Diccionario Médico.

El documento también aclara que ya se han reportado reacciones de hipersensibilidad como erupciones cutáneas, fiebre, broncoespasmo, lupus y dolor articular.

Si usted experimenta alguna reacción adversa debido al uso del medicamento, consulte inmediatamente a su médico para averiguar cómo proceder. El prospecto explica que el tratamiento con el medicamento no debe interrumpirse sin el conocimiento del médico.

Contraindicaciones y cuidados con Mesalazina

El prospecto también explica que el medicamento no puede ser utilizado por personas que padezcan alergias a los salicilatos o a alguno de los componentes de su fórmula, que padezcan una insuficiencia renal grave, que padezcan una insuficiencia hepática grave, que tengan una alta tendencia al sangrado, ni por niños ni por personas de edad avanzada con una función renal anormal.

El uso de Mesalazina requiere cuidados en pacientes con úlceras gástricas o duodenales, con asma, con alteración de la función renal por reacciones de hipersensibilidad, predispuestos a tener miocarditis y pericarditis, con enfermedades tromboembólicas, con problemas de función pulmonar e hipersensibilidad a la sulfasalazina y con antecedentes de esta hipersensibilidad.

Las mujeres embarazadas y en período de lactancia deben informar a su médico de la condición antes de tomar el medicamento para que pueda evaluar si pueden usarlo o no.

Además, cualquier persona que tome cualquier otro tipo de medicamento debe informar a su médico para comprobar si existe algún riesgo de interacción entre la Mesalazina y el medicamento en cuestión.

Dosis de mesalazina

En primer lugar, es esencial enfatizar que la dosis diaria, la duración del tratamiento, las horas en que se deben tomar las píldoras y otros aspectos del tratamiento siempre deben ser determinados por el médico y debidamente obedecidos por el paciente.

La dosis diaria recomendada oscila entre 800 mg y 2,4 mil mg, que varía según la gravedad de la afección y el caso en que se utilice el fármaco, según los criterios del médico.

El documento también establece que las tabletas de Mesalazina no deben romperse, masticarse ni abrirse.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.