Inicio » Enfermedades » Meningitis bacteriana: síntomas, tratamientos y causas

Meningitis bacteriana: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la meningitis bacteriana?

La meningitis bacteriana, también llamada meningitis meningocócica, es la inflamación de las meninges causada por bacterias. Más del 80% de los casos de meningitis son causados por una infección bacteriana.

Causas

Tres bacterias pueden causar meningitis bacteriana. Se trata de Neisseria meningitidis , Hemophilus influenzae y Streptococcus pneumoniae . Estos tres normalmente se encuentran en el medio ambiente y pueden incluso vivir en la nariz de una persona o en un aparato respiratorio sin causar ningún daño.

Meningitis: entender la enfermedad infecciosa y saber cómo detectarla

Ocasionalmente, estos organismos infectan el cerebro sin poder identificar la razón de esto. En otros casos, la infección es causada por una herida en la cabeza o por un sistema inmunológico anormal.

Factores de riesgo

Las personas con mayor riesgo de tener meningitis bacteriana son aquellas que tienen infecciones crónicas de oído y nariz, neumonía y que abusan de bebidas alcohólicas.

La enfermedad también es más común en niños de un mes a dos años de edad y ocurre con más frecuencia en invierno o primavera. Puede causar epidemias locales en internados, dormitorios de estudiantes o bases militares.

Síntomas

Síntomas de meningitis bacteriana

Los principales signos y síntomas de la meningitis bacteriana suelen manifestarse rápidamente y pueden incluirse:

  • Fiebre alta y escalofríos
  • Cambios en el estado mental
  • Náuseas y vómitos
  • Áreas de color púrpura, como moretones
  • Erupciones, puntos rojos
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Dolor de cabeza fuerte
  • Cuello rígido (meningismo).

Otros síntomas que pueden ocurrir:

  • Fontanelas (moleiras) que sobresalen
  • Pérdida del conocimiento
  • Dieta deficiente o irritabilidad en los niños
  • Respiración acelerada
  • Postura inusual con la cabeza y el cuello doblados hacia atrás.

Diagnóstico y exámenes

En la cita con el médico

Entre las especialidades que pueden diagnosticar meningitis bacteriana están..:

  • Clínica Médica
  • Infectología
  • Neurología
  • Pediatría.

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Antecedentes, incluyendo cualquier otra afección que pueda tener y cualquier medicamento o suplemento que tome regularmente.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas son frecuentes u ocasionales?
  • ¿Qué tan intensos son sus síntomas?
  • ¿Ha estado experimentando agitación recientemente?
  • ¿Ha tenido episodios de inconsciencia?
  • ¿Ha tomado alguna medida para aliviar los síntomas? ¿Funcionó?

Diagnóstico de meningitis bacteriana

Debido a que la meningitis bacteriana puede causar la muerte en pocas horas, se necesita atención médica inmediata.

Durante el examen físico, el médico buscará la presencia de erupciones (generalmente manchas rojas y moradas), cianosis (un color azulado de la piel), rigidez de la nuca y otros signos característicos de meningitis.

Para cualquier paciente sospechoso de tener meningitis, es importante realizar una punción lumbar, en la cual se recoge líquido cefalorraquídeo (conocido como líquido cefalorraquídeo o LCR) para su análisis.

Las posibles pruebas incluyen:

  • Hemocultivo
  • Radiografía de tórax
  • Examen del LCR del recuento de células, glucosa y proteína
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Tinción de Gram, otras tinciones especiales y cultivo de LCR
  • Conteo de glóbulos blancos.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la meningitis bacteriana

El tratamiento con antibióticos debe iniciarse lo antes posible. Si es necesario, el tratamiento también puede realizarse con corticosteroides por vía intravenosa para reducir la inflamación. Se pueden usar uno o más antibióticos para combatir las bacterias.

Una vez identificada la bacteria responsable (generalmente uno o dos días después) es posible elegir el antibiótico más apropiado para tratar la enfermedad. El tratamiento también incluye la administración de líquidos debido a la fiebre, sudoración, vómitos y falta de apetito.

Medicamentos para la meningitis bacteriana

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la meningitis bacteriana son:

  • Bepeben
  • Cilodex
  • Clocef
  • Ciprofloxacino

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Posibles complicaciones

La meningitis bacteriana puede convertirse en problemas de salud más graves. Ejemplos:

  • Daño cerebral
  • Pérdida de audición
  • Hidrocefalia
  • Miocarditis
  • Convulsión
  • Sangrado (hematoma subdural: acumulación de sangre entre el cráneo y el cerebro).

¿Existe una cura para la meningitis bacteriana?

El tratamiento temprano mejora las expectativas de recuperación. La tasa de mortalidad oscila entre el 5% y el 15%, y las principales víctimas son niños pequeños y adultos mayores de 50 años.

Prevención

Prevención

Todos los miembros de la familia y las personas cercanas (especialmente en entornos de salud o educativos) a alguien con este tipo de meningitis deben comenzar el tratamiento con antibióticos lo antes posible para prevenir la propagación de la enfermedad. Pregúntele a su médico acerca de esto durante su primera visita.

Se deben observar contactos cercanos en el hogar, la escuela o la guardería para detectar signos tempranos de la enfermedad tan pronto como se diagnostica el primer caso. Siempre tenga buenos hábitos de higiene, como lavarse las manos antes y después de cambiar pañales o después de ir al baño.

Las vacunas son eficaces para controlar las epidemias. Actualmente se recomiendan para:

  • Estudiantes universitarios que viven en dormitorios en su primer año en la universidad
  • Reclutamiento militar
  • Personas que viajan a ciertas regiones del mundo.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.