Inicio » Enfermedades » Macrocefalia: tratamientos y causas

Macrocefalia: tratamientos y causas

¿Qué es la macrocefalia?

La macrocefalia es la condición en la cual la cabeza del niño tiene un tamaño mayor al que se considera esperado para su edad. La cabeza del niño se mide en consultas de rutina con el pediatra, en las que éste evalúa si el crecimiento del niño en su conjunto está ocurriendo dentro del rango esperado.

En general, la circunferencia de la cabeza del recién nacido es dos centímetros mayor que la circunferencia del pecho. De 6 meses a dos años, estas medidas son las mismas, y después es normal que la circunferencia del pecho sea mayor que la circunferencia de la cabeza.

Causas

La más común es que la macrocefalia es una característica genética familiar, la llamada macrocefalia familiar benigna. Sin embargo, a veces la macrocefalia puede ser un síntoma de alguna enfermedad, como:

  • Hidrocefalia, la acumulación de líquido en la cabeza, que puede ser congénita, postraumática u obstructiva
  • .

  • Tumores cerebrales
  • Sangrado intracraneal
  • Hematomas crónicos
  • Síndrome de Morchio
  • Síndrome de Hurler
  • Enfermedad de Canavan.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

En general, la macrocefalia sólo se detectará cuando el niño acuda periódicamente al pediatra, es importante que los padres respeten este ciclo, para diagnosticar no sólo la macrocefalia, sino cualquier otro problema de salud del niño.

Las familias brasileñas, debido a la vida y el trabajo de sus padres, terminan recurriendo a la Sala de Emergencias y, por lo tanto, terminan perdiendo el acompañamiento rutinario de sus hijos.

La periodicidad recomendada para las consultas es:

  • Mensual hasta 12 meses
  • Después de 15 y 18 meses
  • Entre dos y cuatro años, dos consultas al año.

Esta es la rutina para la detección temprana, no sólo de la macrocefalia, sino de otros cambios evitables con el diagnóstico temprano.

Exámenes

Para controlar no sólo la circunferencia (y así detectar la macrocefalia), sino también otros factores como el crecimiento y el peso del niño, existen tablas de peso y estatura. Este seguimiento se realiza en consultas de rutina con el pediatra: en el primer año de vida estas consultas son mensuales, luego a los 15 y 18 meses. Y entre dos y cuatro años, hay dos consultas al año. De este modo, se recogen una serie de medidas que generan una curva de seguimiento. Con el seguimiento mensual, se pueden detectar cambios y patrones anormales.

Después de verificar la macrocefalia, el médico puede tratar de identificar las causas por medio de pruebas, analizando principalmente las condiciones del cerebro. Para hacerlo, pueden ordenar una resonancia magnética y una tomografía computarizada.

A menudo, con una sola medición no es posible saber si el niño está con macrocefalia, y se necesitan mediciones futuras. En tales casos, el niño está bajo observación y los padres deben observar si esto ocurre:

  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Movimientos anormales del ojo
  • Sueño excesivo
  • Irritabilidad.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.