Linfoma indolente

¿Qué es el linfoma indolente?

El linfoma indolente es un tipo de linfoma no Hodgkin (NHL) que crece y se propaga lentamente. Un linfoma indolente generalmente no tendrá ningún síntoma.

El linfoma es un tipo de cáncer de los glóbulos blancos del sistema linfático o inmunitario. El linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin difieren según el tipo de célula que ataca.

Esperanza de vida para esta enfermedad.

La edad promedio de las personas diagnosticadas con linfoma indolente es de aproximadamente 60 años. Afecta tanto a hombres como a mujeres. La esperanza de vida promedio después del diagnóstico es de aproximadamente 12 a 14 años .

Los linfomas indolentes son aproximadamente el 40 por ciento de todos los NHL combinados en los Estados Unidos.

¿Cuales son los sintomas?

Debido a que el linfoma indolente crece lentamente y se propaga lentamente, es posible que no tenga ningún síntoma notable. Sin embargo, los posibles síntomas son aquellos que son comunes a todos los linfomas no Hodgkin. Estos síntomas comunes de NHL pueden incluir:

  • hinchazón de uno o más ganglios linfáticos, que generalmente no es doloroso
  • fiebre que no se explica por otra enfermedad
  • pérdida de peso involuntaria
  • pérdida de apetito
  • sudores nocturnos severos
  • dolor en el pecho o el abdomen
  • fatiga severa que no desaparece con el descanso
  • sentirse lleno o hinchado todo el tiempo
  • el bazo o el hígado se agrandan
  • piel que siente picazón
  • bultos en la piel o sarpullido

Tipos de linfoma indolente

Existen varios subtipos de linfoma indolente. Éstos incluyen:

Linfoma folicular

El linfoma folicular es el segundo subtipo más común de linfoma indolente. Constituye del 20 al 30 por ciento de todos los NHL.

Su crecimiento es extremadamente lento y la edad promedio al momento del diagnóstico es de 50 años. El linfoma folicular se conoce como un linfoma de edad avanzada porque su riesgo aumenta cuando excede los 75 años.

En algunos casos, el linfoma folicular puede progresar hasta convertirse en linfoma difuso de células B grandes.

Linfomas cutáneos de células T (CTCL)

Los CTCL son un grupo de NHL que generalmente comienzan en la piel y luego se extienden para incluir su sangre, ganglios linfáticos u otros órganos.

A medida que avanza un CTCL, el nombre del linfoma cambia según el lugar donde se diseminó. La micosis fungoide es el tipo más notable de CTCL porque afecta la piel. Cuando un CTCL se mueve para incluir la sangre, se llama síndrome de Sézary.

Linfoma linfoplasmacítico y macroglobulinemia de Waldenström

Ambos subtipos comienzan en un linfocito B, un tipo específico de glóbulo blanco. Ambos pueden llegar a ser avanzados. En la etapa avanzada, pueden incluir su tracto gastrointestinal, sus pulmones y otros órganos.

Leucemia linfocítica crónica (CLL) y linfoma linfocítico de células pequeñas (SLL)

Estos subtipos de linfoma indolente son similares tanto en los síntomas como en la edad promedio al momento del diagnóstico, que es de 65 años. La diferencia es que SLL afecta principalmente el tejido linfoide y los ganglios linfáticos. La CLL afecta principalmente la médula ósea y la sangre. Sin embargo, la CLL también puede propagarse a los ganglios linfáticos.

Linfoma de zona marginal.

Este subtipo de linfoma indolente comienza en los linfocitos B en un área llamada zona marginal. Esta enfermedad tiende a permanecer localizada en esa zona marginal. El linfoma de la zona marginal a su vez tiene sus propios subtipos, que se determinan en función de dónde se encuentran en su cuerpo.

Causas del linfoma indolente

Actualmente se desconoce qué causa el LNH, incluido el linfoma indolente. Sin embargo, algunos tipos pueden ser causados ​​por una infección. Tampoco hay factores de riesgo conocidos relacionados con el NHL. Sin embargo, la edad avanzada puede ser un factor de riesgo para la mayoría de las personas con linfoma indolente.

Opciones de tratamiento

Se usan varias opciones de tratamiento para el linfoma indolente. El estadio o la gravedad de la enfermedad determinarán la cantidad, frecuencia o combinación de estos tratamientos. Su médico le explicará sus opciones de tratamiento y determinará qué tratamiento funcionará mejor para la enfermedad en particular y qué tan avanzada está. Los tratamientos pueden cambiarse o agregarse según el efecto que tengan.

Las opciones de tratamiento incluyen lo siguiente:

Espera vigilante

Su médico también puede llamar a esto vigilancia activa. La espera vigilante se usa cuando no tiene ningún síntoma. Debido a que el linfoma indolente es de crecimiento tan lento, es posible que no necesite tratamiento durante mucho tiempo. Su médico usa la espera vigilante para controlar de cerca la enfermedad con pruebas regulares hasta que el linfoma necesite tratamiento.

Terapia de radiación

La radioterapia de haz externo es el mejor tratamiento si solo tiene un ganglio linfático o algunos afectados. Se usa para apuntar solo al área afectada.

Quimioterapia

Este tratamiento se usa si la radioterapia no funciona o si hay un área demasiado grande para apuntar. Su médico puede darle solo un medicamento de quimioterapia o una combinación de dos o más.

Los medicamentos de quimioterapia que se administran individualmente con mayor frecuencia son fludarabina (Fludara), clorambucilo (Leukeran) y bendamustina (Bendeka).

Los medicamentos combinados de quimioterapia que se usan con mayor frecuencia son:

  • CHOP, o ciclofosfamida , doxorrubicina (Doxil), vincristina (Oncovin) y prednisona (Rayos)
  • R-CHOP, que es CHOP con la adición de rituximab (Rituxan)
  • CVP o ciclofosfamida, vincristina y prednisona
  • R-CVP, que es CVP con la adición de rituximab

Terapia dirigida

El rituximab es el medicamento utilizado para la terapia dirigida, generalmente en combinación con medicamentos de quimioterapia. Solo se usa si tiene un linfoma de células B.

Trasplante de células madre

Su médico puede recomendar este tratamiento si tiene una recaída o si el linfoma indolente regresa después de la remisión y otros tratamientos no funcionan.

Ensayos clínicos

Puede hablar con su médico para ver si es elegible para algún ensayo clínico. Los ensayos clínicos son tratamientos que todavía están en la fase de prueba y aún no se han lanzado para uso general. Los ensayos clínicos generalmente son una opción solo si su enfermedad regresa después de la remisión y otros tratamientos no ayudan.

¿Cómo se diagnostica?

A menudo, el linfoma indolente se detecta inicialmente durante un examen médico de rutina (por ejemplo, un examen físico completo realizado por su médico) porque es probable que no tenga ningún síntoma.

Sin embargo, una vez descubierto, se requieren pruebas de diagnóstico más exhaustivas para determinar el tipo y el estadio de su enfermedad. Algunas de estas pruebas de diagnóstico pueden incluir lo siguiente:

  • biopsia de ganglios linfáticos
  • biopsia de médula ósea
  • examen físico
  • imágenes y escaneos
  • análisis de sangre
  • colonoscopia
  • ultrasonido
  • punción lumbar
  • endoscopia

Las pruebas que necesita dependen del área que afecta el linfoma indolente. Los resultados de cada prueba pueden requerir que tenga pruebas adicionales. Hable con su médico sobre todas las opciones y procedimientos de prueba.

Complicaciones de esta enfermedad

Si tiene una etapa posterior de linfoma folicular, puede ser más difícil de tratar. Tendrá una mayor probabilidad de recaída después de lograr la remisión.

El síndrome de hiperviscosidad puede ser una complicación si tiene linfoma linfoplasmocítico o macroglobulinemia de Waldenström. Este síndrome ocurre cuando las células cancerosas crean una proteína que no es normal. Esta proteína anormal puede conducir al engrosamiento de la sangre. La sangre espesa a su vez inhibe el flujo sanguíneo a través del cuerpo.

Los medicamentos de quimioterapia pueden tener complicaciones si se usan como parte de su tratamiento. Debe analizar las posibles complicaciones y los beneficios de cualquier opción de tratamiento para determinar el mejor tratamiento para usted.

Perspectivas para el linfoma indolente

Si le diagnostican linfoma indolente, debe trabajar con un profesional médico que tenga experiencia en el tratamiento de este tipo de linfoma. Este tipo de médico se llama hematólogo-oncólogo. Su médico de cabecera o compañía de seguros debería poder derivarlo a uno de estos especialistas.

El linfoma indolente no siempre se puede curar. Sin embargo, con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, puede entrar en remisión. El linfoma que entra en remisión puede eventualmente curarse, pero ese no es siempre el caso. La perspectiva de un individuo depende de la gravedad y el tipo de linfoma.

10 fuentes

  • Linfoma folicular indolente. (2008)
    lymphoma.org/atf/cf/%7B0363cdd6-51b5-427b-be48-e6af871acec9%7D/INDOLENT%20FOLLICULAR.PDF
  • Gribben JG. (2007) Cómo trato el linfoma indolente. DOI:
    10.1182 / sangre-2006-10-041863
  • Ciobanu A, y col. (2013) Linfoma indolente: diagnóstico y pronóstico en la práctica médica.
    ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3968468/
  • Non-Hodgkin lymphoma: Signs and symptoms.
    (n.d.).
    lls.org/lymphoma/non-hodgkin-lymphoma/signs-and-symptoms
  • Non-Hodgkin lymphoma: Diagnosis. (n.d.).
    lls.org/lymphoma/non-hodgkin-lymphoma/diagnosis
  • Pileri SA, et al. (2004). Indolent lymphoma: The
    pathologist’s viewpoint. DOI:
    10.1093/annonc/mdh002
  • Rajiv K, et al. (2017). Hodgkin’s vs.
    non-Hodgkin’s lymphoma: What’s the Difference?
    mayoclinic.org/diseases-conditions/hodgkins-lymphoma/expert-answers/lymphoma/faq-20058546
  • Treatments
    for indolent non-Hodgkin lymphoma. (n.d.).
    cancer.ca/en/cancer-information/cancer-type/non-hodgkin-lymphoma/treatment/indolent-lymphoma/?region=on
  • Tratamiento para subtipos de NHL indolentes. (Dakota del Norte).
    lls.org/lymphoma/non-hodgkin-lymphoma/treatment/treatment-for-indolent-nhl-subtypes
  • Tipos de linfoma no Hodgkin. (2017)
    cancer.org/cancer/non-hodgkin-lymphoma/about/types-of-non-hodgkin-lymphoma.html
  • Categorías