Inicio » Jugos » Jugos Verdes » Jugos Verdes Para Embarazadas

Jugos Verdes Para Embarazadas

Como toda mamá primeriza, seguro que tienes algunas dudas sobre lo que puedes comer o no en este período tan importante y lleno de cambios en nuestra vida, así que vamos a aclarar una pregunta que muchas mujeres embarazadas tienen: ¿Puedo tomar jugos verdes estando embarazada?

Para el deleite de los amantes de estos jugos, la respuesta es SÍ. Las embarazadas pueden y deben tomar jugos verdes durante la gestación, pues además de dar esa fuerza a la inmunidad, que en este período se vuelve más frágil, ayuda a nutrir al bebé. Aunque hay que tener en cuenta que en el embarazo no se pueden sustituir comidas por jugos. Lo ideal es tomarlos en los intervalos, como las meriendas.

A continuación te dejamos 3 estupendos jugos verdes para embarazadas.

jugos verdes para embarazadas

Receta #1

Es rico en hierro, vitamina C, omega 3, calcio y antioxidante. Bueno para la memoria, ayuda a reducir la retención de líquidos, acelera el metabolismo, protege el hígado y garantiza buenos nutrientes para el desarrollo del sistema nervioso del bebé.

Batir en la licuadora:

  • 2 hojas de coles sin tallo,
  • 1/2 zumo de limón;
  • 4 hojas de menta,
  • 1 cucharada de linaza,
  • 1 cucharada de jengibre,
  • 1/2 pera o manzana
  • 1 vaso de agua.

Una vez licuado servir y tomar.

Receta #2

Es rico en fibra, calcio, magnesio, vitaminas C y K, betacaroteno. Bueno para la saciedad, funcionamiento intestinal, piel y para el desarrollo del sistema inmune del bebé.

Batir en la licuadora:

  • 200g de mango,
  • 1/2 plátano,
  • 1 rama de berro pequeño,
  • 1 vaso de agua de coco.

Una vez licuado servir y tomar.

Receta #3

Es rico en fibra, calcio, magnesio, fósforo, potasio, vitamina C y ácido fólico. Bueno para mejorar el intestino, fortalecer las uñas y el cabello, disminuir la voluntad de comer dulces y garantizar los nutrientes esenciales para la salud del bebé.

Batir en la licuadora:

  • 4 fresas,
  • 3 ciruelas secas,
  • 1 cucharada de linaza,
  • 1 cucharada de quinoa,
  • 1 castaña,
  • 1/2 vaso de agua.

Una vez licuado servir y tomar.

Es importante recordar que una mujer embarazada debe tener cuidado con la alimentación para que no falte ningún nutriente en el desarrollo del bebé. Si tienes alguna duda consúltalo con tu médico o nutricionista.

Es una pequeña inversión que trae resultados fantásticos tanto para la salud de la mamá como para la del niño.