Inicio » Enfermedades » La inmunoterapia en el tratamiento del cáncer: ver cuando está indicada

La inmunoterapia en el tratamiento del cáncer: ver cuando está indicada

La inmunoterapia para el tratamiento del cáncer es, de una manera muy sencilla, una forma de combatir el problema utilizando el propio sistema de defensa del cuerpo para atacar las células cancerosas.

Para entender cómo funciona la inmunoterapia, usted necesita saber un poco acerca de cómo funciona el cáncer en su cuerpo. Las células del cuerpo nacen, se desarrollan, se multiplican y mueren, siempre de forma ordenada y proporcional. Sin embargo, si empiezan a crecer de forma incontrolada y no mueren en la misma medida, tenemos la formación de un tumor.

Los tumores pueden ser benignos o malignos, severos o no, dependiendo de dónde están creciendo y de su capacidad para diseminarse a otros órganos (metástasis). El comportamiento del tumor determina si el tratamiento será necesario y cuál, ya que cada tipo de cáncer puede responder mejor o peor a un tipo de tratamiento.

Algunos tipos de cáncer son capaces de esquivar el sistema inmunológico utilizando una especie de “camuflaje” para no ser notados, o “desactivando” los mecanismos del cuerpo responsables de identificar que hay algo malo en esa célula. El tratamiento le da al sistema inmunológico herramientas para ver estas células y combatirlas más fuertemente, a través de medicamentos orales o inyectables. Por lo tanto, el tratamiento del cáncer con inmunoterapia se puede hacer básicamente de dos maneras:

  • Estimular el propio sistema inmunológico del paciente para que trabaje con más fuerza contra las células cancerosas
  • Ofrecer los componentes del sistema inmunológico fabricados en el laboratorio, como las proteínas del sistema inmunológico.

Estos tipos también se llaman terapia biológica o bioterapia. Funciona mejor para algunos tipos de cáncer que para otros, y aún está en proceso de aprobación para su uso en Brasil y en otras partes del mundo.

Hoy en día, en Brasil, el método está aprobado para tratar el melanoma, el cáncer de pulmón y los linfomas[en verificación].

Tipos de inmunoterapia

Existen cuatro tipos principales de inmunoterapia contra el cáncer:

Anticuerpos monoclonales

Estas son células de defensa humana fabricadas en el laboratorio que pueden atacar algunas partes específicas de la célula tumoral. Común en el tratamiento de pacientes con:

  • Cáncer de mama
  • Leucemia linfoide aguda
  • Leucemia linfoide crónica
  • Linfoma anaplásico de células grandes
  • Linfoma de Hodgkin
  • Linfomas de células B
  • Linfomas no Hodgkin de células B.

Inhibidores de puntos de control inmunitario

Estos medicamentos básicamente “detienen” el sistema inmunológico, ayudando a reconocer y atacar las células cancerosas. Se utilizan en el tratamiento de pacientes con:

  • Cáncer de vejiga
  • Cáncer de cabeza y cuello
  • Cáncer de pulmón de células no pequeñas
  • Cáncer de riñón
  • Linfoma de Hodgkin
  • Melanoma

Vacunas contra el cáncer

Algunas partes de las células tumorales pueden ser cambiadas en el laboratorio, reduciendo su agresividad y devueltas al paciente para estimular al sistema inmunológico a combatir el cáncer.

Se utilizan en la prevención de tumores relacionados con la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH), tales como:

  • Cáncer anal
  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer de garganta
  • Cáncer de pene

Y también en la prevención del cáncer de hígado relacionado con la infección por el virus de la hepatitis B:

  • Glioblastoma
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de colon y recto
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de riñón
  • Cáncer de pulmón
  • Linfomas
  • Melanomas
  • Cáncer de páncreas

Inmunoterapias no específicas

Estos son medicamentos que estimulan la respuesta del sistema inmunológico a las células cancerosas. Sin embargo, estimulan el sistema inmunológico en general, y no específicamente como los anteriores. Se utilizan en pacientes con:

  • Cáncer de riñón metastásico
  • Cáncer de riñón
  • Leucemia mieloide crónica
  • Linfoma cutáneo de células T
  • Linfoma folicular no Hodgkin
  • Melanoma
  • Sarcoma de Kaposi

Efectos secundarios

En general, la inmunoterapia se tolera mejor que la quimioterapia, por ejemplo, pero cada grupo de estos medicamentos puede tener diferentes efectos secundarios. Los principales son:

Anticuerpos monoclonales

  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Debilidad
  • Lesiones de la piel
  • Náuseas y vómitos
  • Baja presión

Inhibidores de puntos de control inmunitario

  • Comezón
  • Fatiga
  • Lesiones de la piel
  • Lesiones pulmonares, renales y hepáticas
  • Náuseas
  • Pérdida de apetito
  • Tos

Inmunoterapias no específicas

  • Conteo bajo de glóbulos blancos
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Lesiones de la piel
  • Náuseas
  • Pérdida de apetito
  • Vómitos

¿La inmunoterapia se considera un tratamiento experimental?

Sí y no. Esto se debe a que muchos medicamentos de inmunoterapia están todavía en fase de investigación, y otros están siendo sometidos a procesos de aprobación por organismos reguladores de todo el mundo, como ANVISA (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) en Brasil y la FDA (Food and Drug Administration) en los Estados Unidos.

Sin embargo, a pesar de ello, muchos tipos ya están bien establecidos y aprobados por los principales organismos internacionales, por lo que no es más experimental, sino más bien tratamientos investigados y conocidos por ser eficaces en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer.

Tiempo de tratamiento

El tiempo de tratamiento de la persona con inmunoterapia dependerá de la eficacia que los fármacos estén demostrando en la lucha contra el cáncer y de la tolerancia de la persona al tratamiento. En los estudios, normalmente se han utilizado hasta dos años, pero aún no se ha establecido la duración óptima del tratamiento.

Riesgos de la inmunoterapia

El mayor riesgo de la inmunoterapia es que el tratamiento no funcione y los efectos secundarios sean muy fuertes, lo que hace que esta forma de terapia sea inviable para la persona. Sin embargo, los efectos secundarios no son lo suficientemente graves como para traer riesgos al paciente.

Diferencia entre quimioterapia, radio e inmunoterapia

La quimioterapia es un tipo de tratamiento que introduce compuestos químicos, llamados quimioterapia, en el torrente sanguíneo para combatir el cáncer. El mecanismo de acción depende de cada quimioterapia y actualmente existen varios tipos.

La radioterapia es un método capaz de destruir las células tumorales mediante un haz de radiación ionizante en el lugar del tumor, es decir, es un tratamiento local. Por lo general, los efectos secundarios de la radioterapia son más leves que los de la quimioterapia.

La inmunoterapia, por otro lado, funciona fortaleciendo el sistema inmunológico, es decir, no destruye directamente las células tumorales, sino que estimula el propio sistema inmunológico de la persona para que lo haga.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.