Injerto de piel

¿Qué es un injerto de piel?

El injerto de piel es un procedimiento quirúrgico que consiste en extraer la piel de un área del cuerpo y trasladarla o trasplantarla a un área diferente del cuerpo. Esta cirugía se puede realizar si una parte de su cuerpo ha perdido su cubierta protectora de la piel debido a quemaduras, lesiones o enfermedades.

Los injertos de piel se realizan en un hospital. La mayoría de los injertos de piel se realizan con anestesia general, lo que significa que estará dormido durante todo el procedimiento y no sentirá ningún dolor.

¿Por qué se hacen los injertos de piel?

Se coloca un injerto de piel sobre un área del cuerpo donde se ha perdido la piel. Las razones comunes para un injerto de piel incluyen:

  • infecciones de la piel
  • quemaduras profundas
  • heridas grandes y abiertas
  • llagas en la cama u otras úlceras en la piel que no han cicatrizado bien
  • cirugía de cáncer de piel

Tipos de injertos de piel

Hay dos tipos básicos de injertos de piel: injertos de espesor dividido y de espesor completo.

Injertos de espesor dividido

Un injerto de espesor parcial implica la eliminación de la capa superior de la piel, la epidermis, así como una parte de la capa más profunda de la piel, llamada dermis. Estas capas se toman del sitio donante, que es el área donde se encuentra la piel sana. Los injertos de piel de grosor dividido generalmente se cosechan desde la parte delantera o externa del muslo, el abdomen, las nalgas o la espalda.

Los injertos de espesor dividido se utilizan para cubrir grandes áreas. Estos injertos tienden a ser frágiles y típicamente tienen una apariencia brillante o lisa. También pueden aparecer más pálidos que la piel adyacente. Los injertos de espesor parcial no crecen tan fácilmente como la piel no injertada, por lo que los niños que los obtienen pueden necesitar injertos adicionales a medida que crecen.

Injertos de espesor completo

Un injerto de espesor completo implica la eliminación de toda la epidermis y la dermis del sitio donante. Por lo general, se toman del abdomen, la ingle, el antebrazo o el área por encima de la clavícula (clavícula). Tienden a ser pequeños trozos de piel, ya que el sitio donante de donde se cosecha generalmente se junta y se cierra en una incisión en línea recta con puntos de sutura o grapas.

Los injertos de espesor completo generalmente se usan para heridas pequeñas en partes altamente visibles del cuerpo, como la cara. A diferencia de los injertos de espesor parcial, los injertos de espesor completo se combinan bien con la piel que los rodea y tienden a tener un mejor resultado cosmético.

Cómo prepararse para un injerto de piel

Es probable que su médico programe su injerto de piel con varias semanas de anticipación, por lo que tendrá tiempo para planificar la cirugía. Informe a su médico con anticipación sobre cualquier medicamento recetado o de venta libre que esté tomando. Ciertos medicamentos, como la aspirina, pueden interferir con la capacidad de la sangre para formar coágulos. Su médico puede indicarle que cambie su dosis o deje de tomar estos medicamentos antes de la cirugía. Además, fumar o los productos de tabaco afectarán su capacidad para sanar un injerto de piel, por lo que su médico probablemente le pedirá que deje de fumar antes de su cirugía.

Su médico también le dirá que no coma ni beba nada después de la medianoche del día del procedimiento. Esto es para evitar que vomite y se atragante durante la cirugía si la anestesia le produce náuseas.

También debe planear traer a un familiar o amigo que pueda llevarlo a su casa después de la cirugía. La anestesia general puede causar somnolencia después del procedimiento, por lo que no debe conducir hasta que los efectos hayan desaparecido por completo.

También es una buena idea que alguien se quede con usted los primeros días después de la cirugía. Es posible que necesite ayuda para realizar ciertas tareas y moverse por la casa.

Procedimiento de injerto de piel

Un cirujano comenzará la operación quitando la piel del sitio donante. Si está recibiendo un injerto de espesor parcial, la piel se eliminará de un área de su cuerpo que generalmente está oculta por la ropa, como la cadera o la parte externa del muslo. Si está recibiendo un injerto de espesor completo, los sitios donantes preferidos son el abdomen, la ingle, el antebrazo o el área por encima de la clavícula (clavícula).

Una vez que se retira la piel del sitio donante, el cirujano la colocará cuidadosamente sobre el área del trasplante y la asegurará con un vendaje quirúrgico, grapas o puntos de sutura. Si se trata de un injerto de grosor dividido, puede estar «engranado». El médico puede perforar múltiples agujeros en el injerto para estirar el trozo de piel de modo que pueda recolectar menos piel del sitio del donante. Esto también permite que el líquido drene debajo del injerto de piel. La recolección de líquido debajo del injerto puede hacer que falle. A largo plazo, la malla puede hacer que el injerto de piel tenga una apariencia de «red de pesca».

El médico también cubre el área donante con un vendaje que cubrirá la herida sin pegarse.

Cuidados posteriores para un injerto de piel

El personal del hospital lo vigilará de cerca después de la cirugía, monitoreará sus signos vitales y le dará medicamentos para controlar el dolor.

Si ha tenido un injerto de espesor parcial, es posible que su médico quiera que permanezca en el hospital durante unos días para asegurarse de que el injerto y el sitio del donante estén sanando bien.

El injerto debe comenzar a desarrollar vasos sanguíneos y conectarse a la piel que lo rodea dentro de las 36 horas. Si estos vasos sanguíneos no comienzan a formarse poco después de la cirugía, podría ser una señal de que su cuerpo está rechazando el injerto.

Es posible que escuche a su médico decir que el injerto «no se ha tomado». Esto puede suceder por varias razones, incluyendo infección, acumulación de líquido o sangre debajo del injerto, o demasiado movimiento del injerto sobre la herida. Esto también puede suceder si fuma o tiene un flujo sanguíneo deficiente al área que se está injertando. Es posible que necesite otra cirugía y un nuevo injerto si el primer injerto no toma.

Cuando salga del hospital, su médico le dará una receta de analgésicos para ayudar a minimizar el dolor. También le darán instrucciones sobre cómo cuidar el sitio del injerto y el sitio del donante para que no se infecten.

El sitio donante sanará en una o dos semanas, pero el sitio del injerto tardará un poco más en sanar. Durante al menos tres o cuatro semanas después de la cirugía, deberá evitar realizar cualquier actividad que pueda estirar o dañar el sitio del injerto. Su médico le dirá cuándo es seguro reanudar sus actividades normales.

4 fuentes

  • Janis J, y col. (2014) Curación de heridas: parte II. Aplicaciones clínicas.
    ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24572884
  • Injerto de piel. (Dakota del Norte).
    mountsinai.org/patient-care/health-library/treatments-and-procedures/skin-graft
  • Injerto de piel. (Dakota del Norte).
    dermnetnz.org/procedures/graft.html
  • Injerto de piel y cirugía de colgajo. (Dakota del Norte).
    Surgery.med.miami.edu/plastic-and-reconstructive/skin-grafting-flap-surgery
  • Categorías