Inicio » Enfermedades » Infección del oído: síntomas, tratamientos y causas

Infección del oído: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es una infección de oído?

Aunque existen diferentes tipos de infecciones del oído, la más común es la llamada otitis media aguda, que implica inflamación e infección del oído medio – localizada detrás del tímpano. Es una infección dolorosa, causada por virus o bacterias, que afecta a más niños.

¿Sabe cómo cuidar la salud de su oído?

Causas

Una infección de oído es causada por bacterias o virus en el oído medio de una persona. Es común que este tipo de inflamación aparezca como un síntoma de otras enfermedades, como la gripe o las alergias, pero otras causas pueden llevar a la aparición de los síntomas.

Una de estas causas es la obstrucción del conducto auditivo que sale del oído medio y llega a la parte posterior de la garganta, responsable de drenar el líquido que normalmente produce el oído medio. Si este tubo se bloquea, el líquido se acumulará, generando también la acumulación de bacterias o virus en la región, causando así la infección. Las inflamaciones del oído son comunes en bebés y niños precisamente porque la trompa auditiva puede congestionarse fácilmente.

De manera similar, la inflamación en las adenoides también puede causar otitis media aguda. Las adenoides son pequeños trozos de tejido ubicados en la parte posterior de la nariz, muy cerca de la trompa auditiva. La inflamación o el agrandamiento de las adenoides también pueden obstruir la trompa y, en consecuencia, causar otitis.

La infección del oído también puede ser causada por derrame. Es exactamente igual que la inflamación común, en la cual hay acumulación de líquido en el oído medio, sólo que sin infección por bacterias o virus. Este tipo de inflamación puede ocurrir porque, incluso después de sanar la otitis, la acumulación de líquido persiste, causando la infección una vez más.

Factores de riesgo

Algunos factores de riesgo pueden aumentar las probabilidades de que una persona desarrolle infecciones de oído. Echa un vistazo:

  • Edad: Los niños de entre seis meses y dos años de edad tienden a ser más susceptibles a este tipo de inflamación porque, a esta edad, la trompa auditiva es todavía demasiado pequeña y el sistema inmunológico demasiado poco desarrollado.
  • Racimos: la frecuentación de lugares con mucha gente aumenta la posibilidad de infecciones de oído, ya que las posibilidades de contraer la gripe y los resfriados también aumentan considerablemente.
  • Lactancia materna: Los niños que beben leche a través del biberón, cuando están tumbados, tienden a tener más inflamaciones de los oídos que los niños que son amamantados por sus madres.
  • Estaciones más frías: en otoño e invierno, la incidencia de infecciones de oído aumenta en relación con otras estaciones del año. Es durante estos períodos de resfríos que la gripe y los resfríos son más comunes.
  • Mala calidad del aire: la exposición al humo del cigarrillo y la mala calidad del aire, con mucha contaminación, también pueden aumentar el riesgo de inflamación.

Síntomas

Síntomas de infección de oído

Los síntomas de la otitis media aguda varían según la edad del individuo. En los niños, por ejemplo, los signos más comunes de inflamación son:

  • Dolor de oídos
  • Empuje y tire de la oreja
  • Dificultad para dormir
  • Llorar más de lo normal
  • Irritabilidad
  • Dificultad para oír y responder a los sonidos
  • Pérdida de equilibrio
  • Fiebre alta
  • Drenaje de líquido a través del canal auditivo
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de apetito

Ya en adultos:

  • Dolor de oídos
  • Drenaje de líquido a través del canal auditivo
  • Problemas de audición

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Busque a un experto cuando:

  • Los síntomas persisten por más de un día
  • El dolor en los oídos es muy intenso
  • Pérdida de líquido, pus o sangrado en el oído

Permanezca atento: si su hijo está muy irritable o tiene problemas para dormir después de la gripe, haga una cita.

En la cita con el médico

Estar preparado para la consulta puede ayudar a optimizar el tiempo, facilitar el diagnóstico y permitirle responder a sus preguntas. Vea ejemplos de preguntas que un experto puede hacer:

  • ¿Qué síntomas ha estado experimentando?
  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Qué tan fuerte es su dolor de oídos?

Describa también los síntomas que ha visto en su hijo. Esto ayudará a su médico a hacer el diagnóstico y a elegir el mejor tratamiento disponible.

Diagnóstico de infección de oído

El diagnóstico de las infecciones del oído se hace generalmente con base en la descripción de los síntomas mediante un examen clínico.

El médico puede realizar el diagnóstico por medio de un instrumento llamado otoscopio, mediante el cual puede examinar el oído medio y evaluar la cantidad de líquido que hay.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de infecciones de oído

Muchas infecciones del oído se resuelven con tratamiento antibiótico. Sin embargo, en algunos casos, la inflamación desaparece de la misma manera que lo hizo: de repente. En tales casos, el médico puede optar por no recetar ningún tipo de medicamento. En situaciones como ésta, la mejor medicina es el tiempo.

En otros casos, el tratamiento tiene como objetivo aliviar el dolor. El médico puede recomendar una compresa caliente en la región del oído y también algunos medicamentos que no requieren prescripción médica. Las gotas otológicas, que funcionan de la misma manera que las gotas para los ojos, también se pueden utilizar en el tratamiento, siempre y cuando sean recetadas por el médico.

Si la otitis media es recurrente, el médico puede elegir un procedimiento para drenar el líquido dentro del oído medio. Para ello, el médico perforará un orificio muy pequeño dentro de la membrana del tímpano que permitirá la fuga de fluidos internos y se puede colocar un tubo de ventilación o drenaje.

Medicamentos para la infección del oído

Los medicamentos más comúnmente usados para el tratamiento de una infección de oído son:

  • Amoxicilina + clavulanato de potasio
  • Azitromicina
  • Cataflam
  • Diclofenac colestiramina
  • Diclofenac Potasio
  • Diclofenaco Resinado
  • Fenaflan D

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Posibles complicaciones

La mayoría de las infecciones del oído no causan complicaciones más graves, pero la recurrencia de la inflamación puede llevar a algunos problemas, como por ejemplo:

  • El oído está definitivamente dañado. En caso de inflamación, es común que el paciente tenga dificultades auditivas, pero cuando la infección pasa, la condición se normaliza. Sin embargo, cuando la inflamación es persistente, puede causar daño permanente a la audición de la persona.
  • Infección generalizada. Puede ocurrir que la inflamación salga del oído medio y se propague a través de tejidos cercanos a los de origen, especialmente si el tratamiento no tiene el efecto esperado.
  • En raras ocasiones, se puede desarrollar una infección más grave, como la mastoiditis (una infección de los huesos alrededor del cráneo) y la meningitis (una infección cercana al cerebro).
  • Tímpano roto o perforado
  • Infecciones crónicas y recurrentes del oído
  • Formación de un absceso o tumor benigno (llamado colesteatoma) causado por complicaciones de infecciones crónicas y recurrentes del oído
  • .

  • Retraso en el desarrollo del habla en niños que sufren de pérdida de audición a largo plazo causada por múltiples infecciones recurrentes del oído.

¿Existe una cura para la infección del oído?

Las infecciones del oído son tratables, pero pueden volver a ocurrir en el futuro. Pueden ser muy dolorosos. Si le recetan antibióticos a usted o a su hijo, es importante que termine todo el medicamento como se le indicó.

Prevención

Prevención

Se pueden tomar algunas medidas para prevenir las infecciones del oído. Echa un vistazo:

  • Prevenir los resfriados y la gripe es siempre un buen comienzo. Lavándose bien las manos, comiendo bien y no compartiendo cubiertos y vasos con otros.
  • Evite colocar a su hijo en guarderías con muchos niños en una sola clase.
  • Evite el cigarrillo. Si fuma, deje de hacerlo. Si usted no fuma, pero vive con fumadores, evite el contacto con el humo tanto como sea posible.
  • Mujeres, el consejo es que amamanten a sus bebés durante al menos seis meses. Retrasar al máximo el uso de botellas y chupetes. Si no es así, coloque a su bebé en posición vertical cuando tome el biberón. Nunca amamante acostado.
  • Vacúnese. Hable con su médico acerca de las posibles vacunas para usted y su hijo.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.