Inicio » Enfermedades » Imágenes por resonancia magnética: qué es, para qué sirve y a qué precio

Imágenes por resonancia magnética: qué es, para qué sirve y a qué precio

¿Qué es?

La resonancia magnética, también conocida como resonancia magnética nuclear, es un estudio por imágenes que, a partir de equipos, produce imágenes para fines de diagnóstico médico. La máquina utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes detalladas de los órganos y tejidos del cuerpo.

Así, las máquinas de resonancia magnética digitalizan imágenes de un grupo de células debido al comportamiento de sus núcleos atómicos capaces de absorber y emitir energía de radiofrecuencia cuando se colocan en un campo magnético externo.

Indicaciones

Este examen es una forma no invasiva para que el médico examine los órganos, los tejidos y el sistema esquelético. La resonancia magnética produce imágenes de alta resolución del interior del cuerpo que ayudan a diagnosticar una variedad de problemas como cáncer, fracturas, esclerosis múltiple, ataque cardíaco e infecciones.

Tipos

Según José de Ávila Fernandes, radiólogo del Hospital Santa Catarina, los dispositivos que realizan imágenes por resonancia magnética pueden variar en relación con el gradiente, el campo magnético, los recursos para la captura, transmisión y posprocesamiento de imágenes, así como las dimensiones y la apertura del túnel que alberga al paciente. Los exámenes más comunes son:

Imágenes por resonancia magnética del cerebro y la médula espinal: La resonancia magnética es el método de diagnóstico por imágenes más utilizado en el cerebro y la médula espinal. Se utiliza para diagnosticar aneurismas de vasos cerebrales, trastornos del oído interno y de los ojos, esclerosis múltiple, lesiones de la médula espinal, accidente cerebrovascular, tumores y lesiones cerebrales por traumatismo.

Imágenes por resonancia magnética del corazón y los vasos sanguíneos: Este tipo de IRM es capaz de evaluar el tamaño y la función de las cavidades cardíacas, el grosor y el movimiento de las paredes del corazón, la extensión del daño causado por un ataque cardíaco o enfermedad cardíaca, obstrucciones de los vasos sanguíneos y aneurismas.

Imágenes por resonancia magnética de órganos internos: es capaz de detectar tumores u otras anomalías en diversos órganos del cuerpo, como el hígado, los riñones, el bazo, el páncreas, el útero, los ovarios y la próstata.

Imágenes por resonancia magnética de huesos y articulaciones: ayuda a evaluar las articulaciones anormales causadas por lesiones traumáticas o repetidas, como cartílagos y ligamentos dañados. Además, puede detectar anormalidades en los discos de la columna vertebral, infecciones óseas y tumores en los huesos y tejidos blandos.

Imágenes por resonancia magnética de la mama: se utiliza además de la mamografía para detectar el cáncer de mama, especialmente en mujeres que tienen tejido mamario denso o que pueden estar en mayor riesgo de padecer la enfermedad.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones de la resonancia magnética son para personas con implantes auditivos (cocleares), algunos implantes oculares y en otras regiones del cuerpo. Es importante que esto se informe en el momento de programar el examen por imágenes.

“Los marcapasos en principio están contraindicados, pero algunos tipos específicos, bajo la supervisión del cardiólogo, pueden ser admitidos a través de soporte técnico y autorización”, explica el radiólogo José de Ávila.

Embarazada, ¿puedes hacerlo?

Las mujeres embarazadas pueden realizar el procedimiento siempre y cuando haya indicación y necesidad, ya que el método no presenta radiación ionizante y, por lo tanto, no daña a la mujer embarazada. Sin embargo, los especialistas tratan de evitar la resonancia magnética durante el primer trimestre del embarazo.

Por lo tanto, antes de programar una RMN, dígale a su médico si sospecha que está embarazada. Los efectos de los campos magnéticos en los fetos no se comprenden bien. El médico puede recomendar otra prueba alternativa o posponer la RMN.

Preparación de exámenes

Para realizar la resonancia magnética, el especialista le pide al paciente que retire los siguientes objetos que pueden afectar las imágenes del examen:

  • Joyería
  • Clips para el cabello
  • Relojes
  • Gafas
  • Sujetador con llantas
  • Pelucas
  • Audífonos.

Dependiendo de la zona en la que se realice la resonancia magnética, el especialista le entregará un vestido para que lo use durante el examen.

Cómo se realiza la resonancia magnética

La máquina de RMN es un tubo largo y estrecho con ambos extremos abiertos. Durante la prueba, el paciente se acuesta en una mesa deslizante que se desliza a través del tubo a través de la abertura. Un técnico supervisa el examen de otra habitación. Es posible hablar con este profesional a través del micrófono.

Si el paciente tiene claustrofobia, es decir, miedo a permanecer en espacios cerrados, es posible que el especialista le administre medicamentos antes del examen para ayudarle a sentirse menos ansioso y soñoliento.

La máquina de resonancia magnética crea un fuerte campo magnético alrededor del cuerpo y emite ondas de radio. Pero puede estar seguro de que el procedimiento es indoloro: la persona no siente el campo magnético ni las ondas de radio, y no hay partes móviles alrededor.

Durante el examen, el interior del imán produce latidos repetidos, latidos y otros sonidos. Pueden proporcionar tapones para los oídos o auriculares con música para ayudar a bloquear el ruido.

Según la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro del área de servicios médicos e investigación médico-hospitalaria, en algunos casos es necesario inyectar un material de contraste, generalmente gadolinio, en una vena de la mano o del brazo. El material de contraste mejora la apariencia de ciertos detalles. Además, este tipo, cuando se usa en las resonancias magnéticas, es menos probable que cause una reacción alérgica en comparación con el material de contraste usado en las tomografías computarizadas.

Duración de la prueba

Según el radiólogo José de Ávila, una resonancia magnética puede durar de 15 minutos a más de una hora. La duración del examen depende del área evaluada y del número de segmentos a estudiar.

Recomendaciones posteriores al examen

El individuo puede realizar imágenes por resonancia magnética y regresar inmediatamente a sus actividades y trabajos habituales, sin interferir en la rutina. “Se recomienda la ingestión de líquidos después del uso del contraste para facilitar su purificación”, dice José de Ávila.

En situaciones de sedación, existen recomendaciones habituales en la recuperación post-anestésica que son dadas por el médico.

Periodicidad del examen

La resonancia magnética se suele solicitar en casos de sospecha de una enfermedad crónica, es decir, los médicos no sólo la solicitan como prueba de detección. Además, el examen no utiliza radiación ionizante, de manera que no hay contraindicación para el número de veces que se puede hacer, a diferencia de los rayos X y las tomografías computarizadas.

Más información:
Ver diferencias entre electrocardiograma, ecocardiograma y resonancia magnética

Riesgos

Debido a que la resonancia magnética utiliza imanes muy potentes, la presencia de metal en el cuerpo puede representar un peligro para la seguridad o afectar una parte de la resonancia magnética. Antes de realizar la prueba, dígale al técnico si tiene algo metálico o un dispositivo electrónico en su cuerpo, como por ejemplo

  • Prótesis articuladas de metal
  • Válvulas cardíacas artificiales
  • Desfibrilador cardioversor implantable
  • Marcapasos
  • Abrazaderas quirúrgicas
  • Implantes cocleares
  • Bala, astilla o cualquier otro tipo de fragmento de metal.

Si usted tiene tatuajes, pregúntele a su médico si pueden afectar su MRI. Las tintas más oscuras pueden contener metales.

Dígale a su médico o profesional sanitario sobre cualquier problema renal o hepático que tenga. Esto se debe a que los problemas con estos órganos pueden limitar el uso de inyectores de medios de contraste durante la exploración.

Resultados

Un médico especialmente capacitado para interpretar los exámenes por resonancia magnética (radiólogo) analiza las imágenes del examen y luego comunica los resultados al médico. El médico es responsable de informar el resultado final y cualquier hallazgo importante, así como los siguientes pasos a seguir.

Precio (etiqueta__7)

El precio de la resonancia magnética puede variar entre R$ 800 y R$ 1000, dependiendo del área diagnosticada, de los segmentos evaluados y de la complejidad de la prueba.

Referencias

  • José de Ávila Fernandes, radiólogo del Hospital Santa Catarina (CRM-SP 102647)
  • Mayo Clinic, una organización sin fines de lucro en el área de servicios médicos e investigación médico-hospitalaria, disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/mri/about/pac-20384768.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.