Inicio » Embarazo » Complicaciones En El Embarazo » Hipertensión Gestacional

Hipertensión Gestacional

El embarazo puede generar padecimientos muy específicos, como es el caso de la hipertensión gestacional. Esta misma, se caracteriza por ser un trastorno común para las gestantes en general. ¿Cuáles son las características de este padecimiento del embarazo? ¿Traerá efectos nocivos para la madre después del embarazo? Sigue en este lugar y descubre más al respecto. ¡La hipertensión puede aparecer hasta en el embarazo!

Características importantes de la hipertensión gestacional

A este tipo de hipertensión en particular también se le conoce como hipertensión infundida por el embarazo. Esto, gracias a que la característica fundamental de la misma es causar hipertensión arterial de manera aleatoria. Es decir, que esta hipertensión aparece sin previo aviso, sin previo diagnostico que asome su aparición. ¡Todo por culpa del embarazo!

Como has de saber, el embarazo produce toda clase de transformaciones y cambios en la mujer. Ello hace que su cuerpo funcione de manera muy aleatoria, arrojando uno que otro padecimiento por allí y por allá. ¡La hipertensión puede ser considerada uno de ellos!

hipertensión en el embarazo

Por si no lo sabias, la hipertensión arterial es una enfermedad crónica que aumenta las cifras de presión sanguínea. Esto trae consigo toda serie de problemas tales como:

  1. Estrés excesivo, motivado por la hiperactividad del sistema nervioso simpático.
  2. Retención de líquidos y sodio por parte del organismo.
  3. Mal funcionamiento de los riñones y alguno que otro órgano importante del cuerpo.
  4. Daños severos al corazón.

¡Imagínate ahora que esta enfermedad la padezca una mujer embarazada! Puede llegar a ser mortal si no llega a tratarse correctamente. De hecho, la hipertensión gestacional puede ocasionar:

  • Que la placenta no tenga suficiente flujo de sangre para el feto.
  • Aparición de Preeclampsia, lo que traería a su vez la aparición de eclampsia.
  • Que el feto (de poder nacer) lo haga con un peso muy bajo.

Definitivamente, ¡es una enfermedad en el embarazo que se debe evitar a toda costa!

Tratamiento de la hipertensión gestacional

El tratamiento de la hipertensión gestacional depende en gran medida de la cercanía al día de parto. Si estás cerca de dar a luz y la hipertensión aparece, no queda más que proceder cuanto antes al alumbramiento. Por su parte, si no estás tan cerca de dar a luz, entonces puede que tengas que hacer lo siguiente:

  • Reposar tanto como puedas y descansar sobre el lado izquierdo para reducir el peso del bebé sobre los vasos sanguíneos.
  • Ir con mucha más regularidad a los chequeos, para que nada pueda salirse de control.
  • Disminuir considerablemente el consumo de sal.
  • Mantener el cuerpo sumamente hidratado, tomando 8 vasos de agua al día.
  • Consumir algún medicamento para bajar la tensión arterial en el embarazo.

A la hora de la verdad, es el especialista que te observa el que determinará cuál será el mejor tratamiento. ¡Debes confiar en lo que diga tu médico de confianza!

Cómo se puede prevenir la hipertensión arterial

Ya que esta enfermedad suele aparecer aleatoriamente en el embarazo, es difícil definir una forma de prevenirlo. Usualmente se suele tener mucha más precaución de hipertensión en los siguientes casos de embarazos:

  • Embarazos primerizos.
  • Embarazos múltiples.
  • Obesidad de la madre.
  • Que la embarazada tenga más de 30 años de edad.
  • Si eres de procedencia afroamericana.
  • Si en tu familia existe un historial de hipertensión arterial bastante arraigado.
  • Si sufres de insuficiencia renal o alguna especie de diabetes.

En esos casos, la mejor manera de prevenirlos es teniendo un embarazo tranquilo y bastante relajado. Debes dejar de forzar tu cuerpo y de complicarte la vida mientras estés embarazada. ¡Ello puede reducir significativamente la presencia de hipertensión gestacional! Sumado a esto, también se debe consumir mucha menos sal y procurar beber altas cantidades de agua al día. ¡Así se evita la retención de líquidos!

Entre las muchas otras cosas que puedes hacer para prevenir la hipertensión gestacional se encuentra:

  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Mantener tus pies elevados a lo largo del día.
  • Evitar el consumo de alcohol y de cualquier otra bebida o sustancia psicotrópica.
  • No consumir exceso de cafeína.
  • Aumentar la cantidad de proteínas consumidas.
  • Disminuir la ingesta de comida chatarra y alimentos fritos.

Aplicas todo esto durante el embarazo y ten la certeza de que no padecerás de hipertensión gestacional. Recuerda acudir a todas tus citas programadas con el obstetra o el ginecólogo para mantenerte informada de tus cambios corporales. ¡Ya sabes lo que puedes hacer para prevenir la hipertensión! Solo queda ponerlo en práctica, ¿no te parece?

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario