Gingivitis: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una inflamación de las encías. Es la etapa temprana de la enfermedad periodontal y por lo tanto más fácil de tratar, pero si no se trata, puede progresar y causar complicaciones más graves.

Causas

La gingivitis es la primera fase de la enfermedad periodontal, que consiste en una inflamación e infección que causa cambios en los tejidos que sostienen los dientes, como las encías, los ligamentos y el hueso alveolar – el tejido óseo que rodea las raíces de los dientes.

La gingivitis es a veces el resultado de los efectos de la acumulación de placa a largo plazo, aunque la enfermedad también se puede notar mucho antes. La gingivitis suele ser causada por una higiene deficiente o equivocada. La placa, o biopelícula, en términos médicos, es un material pegajoso hecho de bacterias, moco y residuos de alimentos que se desarrolla en la parte expuesta de los dientes. También es la principal causa de caries dental.

Si no se retira la placa, se convierte en un depósito duro llamado sarro, que se queda atrapado en el diente. Las bacterias y toxinas producidas por la placa y el sarro irritan las encías y las dejan hinchadas y sensibles.

El daño de las encías puede ser el resultado de numerosas causas. Incluso el cepillado excesivo o el uso de hilo dental vigoroso pueden causar gingivitis. Además, los cambios hormonales también pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta inflamación al hacer que las encías sean más sensibles. La gingivitis aparece a menudo en los adolescentes al comienzo de la pubertad, en los jóvenes al comienzo de la edad adulta y en las mujeres embarazadas.

Los dientes desalineados, las puntas de obturación ásperas o los dispositivos mal ajustados o limpiados, como los frenos y las prótesis dentales, pueden irritar las encías y aumentar el riesgo de inflamación.

También se relacionan con la gingivitis el uso de drogas como la fenitoína y las píldoras anticonceptivas, así como metales pesados como el plomo y el bismuto.

Factores de riesgo

La gingivitis es común y cualquiera puede tenerla, pero algunos factores de riesgo considerados contribuyen al desarrollo de esta inflamación.

  • Mala higiene de la boquilla
  • Humo
  • Diabetes
  • Vejez
  • Baja inmunidad
  • Uso de medicamentos específicos
  • Infecciones virales y fúngicas
  • Boca seca
  • Cambios hormonales, relacionados con el embarazo, el ciclo menstrual, la pubertad y las píldoras anticonceptivas
  • Deficiencias nutricionales
  • Uso excesivo de ciertas sustancias
  • Boquilla mal ajustada o limpia.

Síntomas

Síntomas de gingivitis

Las encías inflamadas suelen ser más rojas de lo normal o incluso de color púrpura. Se inflama, se vuelve sensible y sangra fácilmente durante el cepillado y el uso de hilo dental. A pesar de ello, sólo se molestan cuando se les toca.

En la gingivitis, la encía a veces no duele, así que una persona puede tenerla y ni siquiera saberlo. Vea otros síntomas típicos de esta inflamación:

  • Los dientes se ven más largos debido a la recesión de las encías
  • Las encías se separan o se alejan de los dientes, creando una bolsa
  • La forma en que los dientes encajan en la mordida cambia
  • Secreción de pus alrededor de los dientes y el saco gingival
  • Mal aliento constante y mal sabor de boca.

¿Es normal que las encías sangren durante el cepillado de los dientes? – Preguntas de salud oral

Buscar ayuda médica

Ir al dentista regularmente debe ser parte de la vida de todos. De esta manera, el dentista puede detectar cualquier problema de salud bucal y tratarlo antes de que se convierta en algo más serio e irreversible. Si usted nota cualquier síntoma característico de gingivitis, haga una cita. Mientras más pronto busque ayuda médica u odontológica, más rápida será la recuperación.

Diagnóstico y exámenes

En la cita con el médico

En el consultorio, su dentista le hará una serie de preguntas que le ayudarán a hacer el diagnóstico. Tener esta información a mano puede ayudar a reducir la hora de su cita. Aquí hay algunos ejemplos:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas son continuos u ocasionales?
  • ¿Con qué frecuencia se cepilla los dientes?
  • ¿Usas hilo dental?
  • ¿Toma alguna medicación?

Diagnóstico de la gingivitis

El diagnóstico de gingivitis se realiza mediante la descripción de los síntomas del paciente y la evaluación oral, en la que el profesional examina el diente, las encías, la lengua y las paredes internas de la boca. El dentista buscará acumulación de placa y depósitos de sarro en el diente y luego evaluará la situación de las encías.

Si las causas de la gingivitis no son claras, su dentista puede ordenar exámenes específicos para ayudar a diagnosticarla.

Una vez que haya hecho un diagnóstico de gingivitis, hay algunas preguntas que puede hacerle a su dentista. Aquí hay algunos ejemplos:

  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para la gingivitis?
  • ¿Qué precauciones debo tomar en casa para mantener mis dientes y encías saludables?
  • ¿Qué pasta de dientes recomiendas?
  • ¿Qué tipo de cepillo de dientes recomienda?
  • ¿Qué tal un enjuague bucal?
  • ¿Cuánto tiempo tardan mis encías en estar sanas de nuevo?

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la gingivitis

El tratamiento de la gingivitis consiste en eliminar las causas para revertir los síntomas de la inflamación y evitar que se convierta en un problema más grave. Los dentistas afirman que el tratamiento ideal es una unión de fuerzas entre los profesionales de la salud y la atención al paciente, que juntos pueden poner fin a los síntomas de la gingivitis.

En el consultorio del médico, el dentista debe seguir el siguiente procedimiento:

  • Evaluación y limpieza de la boquilla para eliminar toda la placa presente en la superficie de los dientes y el sarro
  • Instrucciones para un correcto cepillado y uso de hilo dental
  • Visitas regulares al dentista para chequeos y limpieza
  • Reparación de aparatos de ortodoncia, prótesis y restauraciones que pueden dificultar la higiene.

El procedimiento de limpieza dental se conoce como profilaxis. En él, el dentista remueve toda la placa acumulada y el sarro depositado en la base del diente.

El tratamiento suele ser eficaz y el problema de la gingivitis, si se trata al principio, puede resolverse en el consultorio del médico. Sin embargo, es importante que el paciente continúe con buenas prácticas de higiene bucal en casa para evitar que la inflamación reaparezca. Su dentista puede guiarlo sobre cómo realizar una higiene adecuada.

Medicamentos para la gingivitis

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la gingivitis son:

  • Amoxilina
  • Cefalexina
  • Clindamicina
  • Clordox
  • Flanax

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

Algunas medidas pueden ayudar a aliviar los síntomas y el malestar causado por la gingivitis, compruébelo:

  • Use un cepillo de dientes suave y cámbielo cada tres o cuatro meses, en promedio, o cuando las cerdas se deformen
  • .

  • Elija usar un cepillo de dientes eléctrico, que puede ayudar a eliminar la placa
  • .

  • Cepíllese los dientes después de cada comida del día
  • Use hilo dental por lo menos una vez al día y de manera eficiente
  • Si se lo recomienda su dentista, use un enjuague bucal antiséptico.

Es importante mantener siempre una buena higiene bucal para que la gingivitis no reaparezca.

Posibles complicaciones

La gingivitis es la etapa temprana de la enfermedad de las encías, la cual, si no se trata, puede afectar la estructura dental y hacer que los dientes se caigan de la boca. Entre las complicaciones de la gingivitis se encuentran la periodontitis, en la que el hueso y las fibras que mantienen los dientes en posición están muy dañados, y la periodontitis avanzada, en la que el hueso que soporta el diente es muy reabsorbido. Esto hace que los dientes migren o se vuelvan móviles, lo que afecta a la mordida y puede llevar a la caída de los dientes también.

Además, las enfermedades periodontales también pueden afectar a la salud del cuerpo en su conjunto, aumentando el riesgo de problemas como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, enfermedades pulmonares e incluso problemas de embarazo, lo que hace que el bebé nazca prematuramente o con bajo peso.

Prevención

Prevención

La mejor manera de prevenir la gingivitis es mantener una buena higiene bucal, es decir, con un cepillado completo de todos los dientes, la lengua, las encías, las paredes internas y el paladar, y luego con el uso de hilo dental y enjuague bucal para eliminar las bacterias que pueden haber escapado al alcance del cepillo de dientes.

Los dentistas recomiendan cepillarse después de cada comida, con el uso de hilo dental al menos una vez al día, preferiblemente cuando se cepille por última vez.

Haga una cita con su dentista periódicamente, preferiblemente una vez cada seis meses o un año. Si usted está en grupos considerados de riesgo, donde las probabilidades de desarrollar gingivitis son mayores, las visitas al dentista deben ser más frecuentes. Consulte a su dentista para determinar la mejor manera de prevenir la gingivitis y la higiene bucal en su boca.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.