Inicio » Enfermedades » Fiebre tifoidea: síntomas, tratamientos y causas

Fiebre tifoidea: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la fiebre tifoidea?

Enfermedad de distribución mundial asociada a bajos niveles socioeconómicos, saneamiento deficiente, higiene personal y condiciones ambientales. Como resultado, está virtualmente extinto en los países donde estos problemas han sido superados. En Brasil, se presenta de manera endémica, con algunas epidemias donde las condiciones son más precarias.

La fiebre tifoidea no presenta estacionalidad ni otros cambios cíclicos, ni tampoco distribución geográfica, que son de importancia práctica. Su ocurrencia está directamente relacionada con las condiciones de saneamiento básico existentes y los hábitos individuales. En las zonas endémicas, afecta con mayor frecuencia a las personas de 15 a 45 años y la tasa de ataque disminuye con la edad. En Brasil, en las últimas décadas, ha habido una tendencia a la disminución de los coeficientes de morbilidad y mortalidad de la fiebre tifoidea.

Síntomas

Síntomas de fiebre tifoidea

Fiebre alta, dolores de cabeza, malestar general, falta de apetito, latidos cardíacos retardados, aumento del volumen del bazo, manchas rosadas en el tronco, estreñimiento o diarrea y tos seca.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la fiebre tifoidea

El paciente debe ser tratado de forma ambulatoria, básicamente con antibióticos y rehidratación. En casos excepcionales, se requiere hospitalización para la hidratación y administración venosa de antibióticos. Sin un tratamiento antibiótico adecuado, la enfermedad puede ser mortal hasta en un 15% de los casos.

Medicamentos para la fiebre tifoidea

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la fiebre tifoidea son:

  • Androfloxina
  • Bacteracina y Bacteracina-F
  • Bactrim
  • Cefalotina
  • Ciprofloxacino
  • Clordox
  • Doxiciclina
  • Norfloxacino

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Posibles complicaciones

La fiebre tifoidea puede transmitirse al ingerir agua o alimentos contaminados con heces humanas u orina que contenga bacterias Salmonella entérica serotipo Typhi . Algunas veces puede transmitirse por contacto directo (mano a boca) con las heces, la orina, la secreción respiratoria, el vómito o el pus de un individuo infectado. La víctima elimina las bacterias en las heces y la orina, independientemente de los síntomas de la enfermedad. El tiempo de eliminación de bacterias puede ser de hasta tres meses. Los portadores crónicos pueden transmitirlo hasta por un año.

Prevención

Prevención

Inmunización

La vacuna contra la fiebre tifoidea no es el arma principal para su control. Esta enfermedad requiere que se preste especial atención a las medidas de higiene individuales y a la mejora del saneamiento básico. Por lo tanto, la vacuna no tiene valor práctico para el control de brotes y no se recomienda en situaciones de desastre. La experiencia ha demostrado que cuanto mayor es la dilución de la salmonela, menor es el riesgo de contraer la enfermedad. Este hecho parece coincidir con la observación general de que, aunque temida por las autoridades sanitarias durante las inundaciones, la fiebre tifoidea no suele producir brotes en estos momentos, probablemente debido a la mayor dilución de las bacterias en el medio acuático.

Además, se sabe que la vacuna actualmente disponible no tiene un alto poder inmunogénico y que la inmunidad es de corta duración, estando indicada sólo para personas sujetas a exposiciones excepcionales, como trabajadores que entran en contacto con aguas residuales; para aquellos que entran en áreas de alta endemicidad durante sus viajes; y también para aquellos que viven en áreas donde se ha comprobado que la incidencia es alta.

Acciones de educación para la salud

Destacar los hábitos de higiene personal, especialmente el lavado correcto de las manos. Este aspecto es fundamental entre las personas que manipulan alimentos y trabajan en la atención de pacientes y niños. Observar el cuidado en la preparación, manipulación, almacenamiento y distribución de los alimentos, así como en la pasteurización o ebullición de la leche y los productos lácteos. Las moscas pueden transportar mecánicamente a los alimentos las bacterias presentes en los desechos de los pacientes y de los portadores, aunque no desempeñan un papel importante en la propagación de la enfermedad. Es necesario proteger los alimentos del contacto, cuidar la basura, proteger las puertas y ventanas, entre otras medidas.

Medidas generales

  • Limpiar y desinfectar periódicamente los tanques de agua de las instituciones públicas (escuelas, jardines de infancia, hospitales, centros de salud, asilos, prisiones, etc.) cada 6 meses, o a intervalos más cortos si es necesario
  • .

  • Guíe a la población a limpiar y desinfectar los tanques de agua del hogar cada 6 meses, o a intervalos más cortos si es necesario
  • .

  • En lugares donde el agua se considera sospechosa, guíe a la población para que hierva o clore el agua.

Medidas relativas a los alimentos

Deben adoptarse algunos procedimientos para evitar la transmisión de la fiebre tifoidea por la ingestión de alimentos contaminados. Entre ellos, destacan:

  • Debe conocerse el origen de la materia prima o del producto alimenticio, las fechas de producción y las fechas de caducidad
  • .

  • El almacenamiento de los alimentos deberá realizarse en condiciones que proporcionen protección contra la contaminación y reduzcan al máximo la incidencia de daños y deterioro
  • .

  • La manipulación de los alimentos debe realizarse en lugares que hayan aplicado buenas prácticas de fabricación (RDC No. 216, del 15 de septiembre de 2004), por personas con buenos hábitos de higiene, que no sean portadoras de S. Typhi y no presenten enfermedades diarreicas
  • .

  • La preparación debe incluir procesos y condiciones que excluyan cualquier posibilidad de presencia de S. typhi en el alimento listo para el consumo
  • .

  • Los utensilios y equipos utilizados en la producción de alimentos deben limpiarse cuidadosamente para evitar la contaminación del producto
  • .

  • La conservación del producto alimenticio terminado y listo para el consumo debe realizarse en ambientes especiales (con refrigeración), de modo que se mantengan sus características y no sea posible la proliferación de microorganismos
  • .

  • Los alimentos listos para el consumo deberán almacenarse y transportarse de manera que se excluya la posibilidad de contaminación.

SABER MÁS

¿Por qué salir? Hoy la fiesta es en el patio trasero La música al aire libre ayuda a combatir el estrés

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.