Inicio » Enfermedades » Fiebre reumática: síntomas, tratamientos y causas

Fiebre reumática: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la fiebre reumática?

La fiebre reumática, también llamada reumatismo infeccioso, es una enfermedad inflamatoria que se desarrolla después de una infección previa causada por una bacteria estreptocócica.

La fiebre reumática puede afectar las articulaciones, la piel e incluso órganos vitales como el corazón y el cerebro.

Causas

Las infecciones causadas por la bacteria Streptococcus pyogenes (o estreptococo del grupo A), como el estreptococo y la escarlatina, son el punto de partida para la fiebre reumática. Esta enfermedad se manifiesta como una complicación de un proceso inflamatorio previo. Más específicamente, la fiebre reumática se considera una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico, por razones desconocidas, comienza a identificar células y tejidos sanos del cuerpo como invasores, atacándolos y causando diversos problemas de salud.

Las causas exactas de la fiebre reumática aún no se han aclarado completamente.

Factores de riesgo

Sin embargo, se sabe que algunos factores pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle un cuadro de fiebre reumática. Estos incluyen

Historial familiar

La causa de la fiebre reumática podría estar en la sangre. Algunas personas pueden ser portadoras de uno o más genes que las hacen más propensas a desarrollar la enfermedad.

Tipos de bacterias estreptococos

Ciertos tipos de bacterias estreptocócicas tienen más probabilidades de causar fiebre reumática, como las bacterias que causan la escarlatina y la faringitis estreptocócica.

Factores ambientales

La presencia de fiebre reumática está asociada con algunos factores exógenos, como el hacinamiento, la falta de saneamiento básico y otras condiciones que pueden dar lugar a la transmisión y contaminación por bacterias estreptocócicas.

Edad

La fiebre reumática suele aparecer con más frecuencia en niños y adolescentes de entre seis y 15 años de edad.

Síntomas

Síntomas de fiebre reumática

Los síntomas de la fiebre reumática suelen variar. Algunas personas pueden tener varios signos de la enfermedad, mientras que otras pueden tener pocos síntomas. También pueden cambiar con el curso de la enfermedad. La fiebre reumática suele aparecer entre dos y cuatro semanas después de la infección estreptocócica.

Los principales signos y síntomas de la fiebre reumática pueden incluir:

  • Fiebre
  • Sensibilidad y dolor articular (principalmente en tobillos, rodillas, codos y muñecas, y con menos frecuencia en hombros, caderas, manos y pies)
  • Hinchazón, calor y enrojecimiento en las articulaciones
  • Apariencia de pequeños nódulos indoloros debajo de la piel
  • Dolor de pecho
  • Soplo cardíaco
  • Fatiga
  • Artritis migratoria
  • Postración
  • Inapetencia
  • Dificultad para respirar
  • Apariencia de manchas rojizas en la piel (eritema marginal)
  • Movimientos corporales incontrolables – principalmente en las manos, los pies y la cara
  • Inflamación en el músculo cardíaco (carditis)
  • Soplo cardíaco, cuando las válvulas cardíacas están comprometidas
  • Sydenham Corea (inestabilidad emocional, debilidad muscular y movimientos rápidos, descoordinados y espasmódicos que afectan principalmente a la cara, los pies y las manos).

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Busque atención médica si nota síntomas de fiebre reumática en su hijo. Sin embargo, como los signos de la enfermedad también son muy comunes con los de otras condiciones de salud, su hijo necesitará someterse a una evaluación médica más detallada.

También busque ayuda de un especialista si su hijo tiene síntomas de cualquier tipo de infección estreptocócica. El tratamiento correcto de una infección causada por bacterias estreptocócicas reduce considerablemente el riesgo de desarrollar fiebre reumática.

En la cita con el médico

Especialistas que pueden diagnosticar la fiebre reumática saludable:

  • Médico generalista
  • Infectología
  • Inmunología
  • Cardiología
  • Neurología
  • Psiquiatría
  • Otorrinolaringología
  • Pediatría

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a alguien que lo acompañe.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo aparecieron los síntomas de su hijo?
  • ¿Qué tan intensos son los síntomas?
  • ¿Su hijo ha sido diagnosticado recientemente con alguna infección de garganta?
  • ¿Cuál es el tratamiento del médico para la infección de garganta?
  • ¿Ha tomado alguna medida para aliviar los síntomas? ¿Funcionó?

Diagnóstico de fiebre reumática

El especialista diagnosticará la fiebre reumática sobre la base de un examen físico y pruebas específicas. Durante el examen físico, el médico buscará signos de inflamación articular, medirá la fiebre y examinará la piel en busca de nódulos subcutáneos.

Entre los otros exámenes que el médico debe solicitar se encuentran:

  • Exámenes para la infección estreptocócica, como exámenes de sangre
  • Electrocardiograma (ECG o EKG), que registra las señales eléctricas que viajan a través del corazón de su hijo
  • .

  • Ecocardiografía, que utiliza ondas sonoras para reproducir imágenes del corazón en vivo. Esta prueba común puede permitir al médico identificar estructuras alteradas dentro del corazón.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la fiebre reumática

Los objetivos principales del tratamiento de la fiebre reumática son destruir cualquier rastro remanente de bacterias estreptocócicas en el cuerpo, así como aliviar los síntomas, controlar la inflamación y prevenir episodios recurrentes de fiebre reumática.

El tratamiento de la fiebre reumática se realiza básicamente por medio de medicamentos, entre los que se incluyen:

  • Prescripción de antibióticos específicos
  • Prescripción de medicamentos antiinflamatorios
  • Prescripción de medicamentos anticonvulsivos.

Medicamentos para la fiebre reumática

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la fiebre reumática son:

  • Astro
  • Benzetacil
  • Betametasona
  • Cecloro
  • Cefaclor
  • Cefalotina
  • Celestone
  • Doxiciclina
  • Eritromicina
  • Prednisolona.

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

El médico puede recomendar reposo y que se restrinjan las actividades hasta que la inflamación, el dolor y otros síntomas causados por la fiebre reumática mejoren. Si la inflamación está presente en los tejidos cardíacos, el especialista puede recomendar reposo absoluto durante unas semanas. Dependiendo del grado de inflamación, este período puede extenderse aún más.

¿Existe una cura para la fiebre reumática?

La fiebre reumática puede reaparecer en pacientes que no siguen estrictamente las pautas médicas y desobedecen el tratamiento y el uso de antibióticos, especialmente durante los primeros años después del diagnóstico. Las complicaciones de la enfermedad pueden ser graves, especialmente para las válvulas cardíacas.

Posibles complicaciones

La inflamación causada por la fiebre reumática puede durar desde unas pocas semanas hasta varios meses. En algunos casos, esta inflamación puede causar complicaciones a largo plazo.

La cardiopatía reumática se refiere al daño permanente al corazón y es una de las principales complicaciones que resultan de la fiebre reumática. Este daño puede conducir a otros problemas, tales como:

  • Estenosis de la válvula
  • Regurgitación sanguínea
  • Daño al músculo cardíaco
  • Daño a la válvula mitral, otras válvulas cardíacas u otros tejidos cardíacos

Entre otras posibles complicaciones están:

  • Fibrilación auricular
  • Insuficiencia cardíaca
  • Pericardita
  • Arritmia cardíaca
  • Endocarditis.

Prevención

Prevención

La única manera conocida de prevenir la fiebre reumática es tratando las infecciones de garganta causadas por la bacteria estreptocócica.

SABER MÁS

Los snacks pueden ser villanos de la dieta: 6 cosas que necesita saberLas lanchas en el trabajo pueden engordar hasta 3 kg al año

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.