Inicio » Enfermedades » Feocromocitoma: síntomas, tratamientos y causas

Feocromocitoma: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es el feocromocitoma?

El feocromocitoma es un tipo raro de tumor que aparece en el tejido de algunas glándulas, más comúnmente en las suprarrenales, glándulas que están por encima de los riñones, la parte posterior del abdomen y causa hipertensión, entre otros síntomas.

Las glándulas suprarrenales (o suprarrenales) producen adrenalina y noradrenalina, que son responsables de las respuestas de nuestro cuerpo en situaciones extremas y de su posterior relajación, respectivamente. Cuando se presenta un feocromocitoma, hay un cambio en la producción de estas hormonas.

Tipos

Los feocromocitomas se clasifican según el lugar donde aparecen. El 90% de los feocromocitomas se presentan en las glándulas suprarrenales. Cuando su ubicación cambia, se denominan feocromocitomas o paragangliomas extra suprarrenales y pueden presentarse en el corazón, el pecho, el cráneo o el cuello.

Causas

No se sabe exactamente qué causa la aparición del feocromocitoma. Algunos expertos creen que el problema tiene un origen hereditario, pero aún no se ha probado nada. Puede aparecer con algunos trastornos genéticos, como la neurofibromatosis y el síndrome de von Hippel-Lindau.

En general, el feocromocitoma está relacionado con la neoplasia endocrina múltiple tipo 2, una enfermedad rara que afecta a varias glándulas y que también se transmite por herencia genética.

Sin embargo, algunas personas con feocromocitoma no tienen antecedentes familiares del problema.

Síntomas

Síntomas del feocromocitoma

Los síntomas más comunes del feocromocitoma son..:

  • Hipertensión
  • latidos cardíacos rápidos o fuertes
  • Sudor intenso
  • Dolor de cabeza fuerte
  • Temblores
  • Pallor
  • Respiración acortada

Entre los síntomas menos comunes del feocromocitoma, sí:

  • Ansiedad
  • Dolor abdominal
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso

Los síntomas del feocromocitomo pueden presentarse en pequeños ataques que duran de 15 a 20 minutos, pero pueden repetirse varias veces al día. Algunos factores desencadenan estos ataques, tales como:

  • Esfuerzo físico
  • Ansiedad o estrés
  • Cambios en la posición del cuerpo
  • Alimentos ricos en tiramina, como algunos tipos de quesos, cerveza y vino, carnes secas o ahumadas, plátanos, aguacates, entre otros
  • .

  • Medicamentos como descongestionantes y estimulantes

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Los síntomas del feocromocitoma en realidad pueden indicar un número de otras enfermedades, y tener un diagnóstico apropiado es crítico.

Pero si usted está bajo alta presión, vale la pena informar al médico si tiene presentes:

  • Dificultad para controlar la presión arterial incluso con tratamiento
  • Antecedentes familiares de feocromocitoma
  • Antecedentes familiares de neoplasia endocrina múltiple tipo 2, síndrome de von Hippel-Lindau o neurofibromatosis

En la cita con el médico

Especialistas que pueden diagnosticar un feocromocitoma sano:

  • Médico generalista
  • Endocrinólogo
  • Nefrólogo

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a una persona que lo acompañe

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Sus síntomas son continuos o van y vienen?
  • ¿Hay algo que lo empeore o que desencadene sus síntomas?
  • ¿Qué parece mejorar o empeorar sus síntomas?
  • ¿Toma medicamentos para la hipertensión? ¿Y los consume de la forma en que fueron recetados?
  • ¿Ha sido diagnosticado con alguna otra condición médica? ¿Y sigue su tratamiento?

También es importante llevar sus preguntas a la consulta escrita, empezando por la más importante. Esto asegura que usted obtendrá respuestas a todas las preguntas relevantes antes de que termine la consulta.

Diagnóstico del feocromocitoma

Es posible que muchos médicos no sospechen inmediatamente que una persona tiene feocromocitoma porque la persona tiende a no tener tantos síntomas persistentes además de la presión arterial alta. Sin embargo, cuando este problema aparece en personas jóvenes, va de un lado a otro o está acompañado de otros síntomas, el médico puede ordenar exámenes para confirmar la sospecha de un feocromocitoma.

Entre las pruebas, la principal es la cantidad de hormonas en las glándulas suprarrenales, que se puede medir en pruebas de orina de 24 horas y análisis de sangre.

Si estas pruebas indican la presencia de un feocromocitoma, el médico puede ordenar pruebas de imagen que confirmen el diagnóstico, como la tomografía computarizada, la resonancia magnética, entre otras, para verificar la existencia del tumor.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento del feocromocitoma

El mejor tratamiento para el feocromocitoma es la cirugía para extirpar el tumor. Sin embargo, antes de la operación es necesario preparar al paciente controlando su presión arterial antes de la cirugía. Los medicamentos que se usan antes de la operación son generalmente:

  • Alfabloqueantes, que impiden que la noradrenalina estimule los músculos de las paredes de las venas y de las arterias más pequeñas, reduciendo la presión arterial
  • .

  • Betabloqueantes, que inhiben la adrenalina, haciendo que el corazón lata más despacio y con menos fuerza, además de dejar las venas relajadas
  • .

Pero se pueden usar otros medicamentos si estos dos no producen una mejoría en la condición de la hipertensión.

La cirugía en sí se realiza por laparoscopia, cirugía realizada con pequeñas incisiones y mínimamente invasiva. La mayoría de las veces, se extirpa toda la glándula, a menos que la otra glándula ya haya sido extirpada en otra ocasión.

Si el tumor es maligno, la cirugía sólo tendrá éxito si el tumor y los tejidos metastásicos están aislados y el tratamiento debe complementarse con quimioterapia, radioterapia o terapia diana, según la orientación del oncólogo.

Vivir juntos (pronóstico)

Posibles complicaciones

Si el feocromocitoma no se diagnostica y trata, puede desarrollar una serie de complicaciones fatales, tales como:

  • Crisis hipertensivas
  • Arritmia cardíaca
  • Infarto de miocardio
  • Insuficiencia de múltiples órganos

¿El feocromocitoma es curable?

En general, los feocromocitomas son tumores benignos y cuando se extirpan con cirugía, el pronóstico es positivo. Sin embargo, las estadísticas muestran que el 10% de las personas operadas tienen la posibilidad de tener una recurrencia del tumor en la otra glándula.

Prevención

Prevención

No se conocen formas de prevenir el feocromocitoma.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.