Inicio » Dietas » Esteatosis hepática – Qué es, Tratamiento, Grado y Consejos

Esteatosis hepática – Qué es, Tratamiento, Grado y Consejos

Esteatosis hepática - Qué es, Tratamiento, Grado y Consejos

Hay muchas enfermedades causadas por problemas relacionados con una dieta deficiente y un estilo de vida sedentario. La esteatosis hepática ya es una enfermedad considerada como un problema de salud pública, ya que está muy asociada, principalmente, a casos de sobrepeso, obesidad y diabetes, que están aumentando en los últimos años en nuestra sociedad.

Vamos a entender lo que es esta enfermedad, conozca las principales maneras y consejos para el tratamiento de la esteatosis hepática a continuación.

¿Qué es la esteatosis hepática?

El hígado es el segundo órgano más grande del cuerpo humano y tiene la función de procesar y filtrar todas las sustancias tóxicas obtenidas de los alimentos digeridos para que no entren en el torrente sanguíneo.

Normalmente, el hígado puede producir nuevas células hepáticas que reemplazarán a las células dañadas. Sin embargo, algunos problemas de salud pueden dañar permanentemente estas células, causando síntomas de por vida.

La esteatosis hepática es una enfermedad caracterizada por la acumulación de triglicéridos y otros tipos de grasas en las células hepáticas. Es normal que haya una cierta cantidad de grasa en el hígado, pero para que se considere saludable, el hígado debe tener un máximo del 10% de su correspondiente peso en grasa.

Cuando el exceso de grasa entra al hígado, hay una acumulación de grasa que puede causar inflamación de las células hepáticas y aumento del volumen del hígado.

Los estudios han demostrado que entre el 10% y el 20% de los estadounidenses tienen grasa en el hígado, pero no tienen daño o inflamación en las células hepáticas. El diagnóstico de la enfermedad suele ser tardío y se realiza principalmente en personas de entre 40 y 60 años de edad. La cantidad de grasa acumulada en el hígado puede ser evaluada por varias pruebas, incluyendo el ultrasonido.

Existen básicamente dos tipos de grasa en el hígado: la enfermedad del hígado graso alcohólico y la enfermedad del hígado graso no alcohólico. El primer tipo está directamente relacionado con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas. El segundo tipo está relacionado con el sobrepeso, la obesidad y los malos hábitos alimenticios. En este caso, los pacientes también pueden presentar una alta tasa de colesterol y también casos de diabetes.

La esteatosis hepática puede ser diagnosticada y definida en diferentes grados según el desarrollo de la enfermedad. La esteatosis hepática leve, también llamada esteatosis hepática de grado 1, ocurre cuando hay una pequeña acumulación de grasa en el hígado y generalmente es asintomática y más difícil de diagnosticar rápidamente.

La esteatosis hepática moderada, también llamada esteatosis hepática de grado 2, ocurre cuando hay una mayor acumulación de grasa y puede presentar algunos síntomas más leves. Finalmente, en un grado más avanzado, existe la esteatosis hepática difusa, también llamada esteatosis hepática de grado 3, que se define por el aumento expresivo del volumen del hígado, que puede causar dolor y presentar varios síntomas aparentes.

Las causas de esta enfermedad aún no se conocen del todo, pero se cree que esta acumulación de grasa ocurre debido a una respuesta del hígado a las agresiones y a las malas condiciones de funcionamiento del cuerpo.

Causas de la esteatosis hepática

Las siguientes son algunas de las posibles causas de la enfermedad:

– Enfermedades hepáticas

Varias enfermedades hepáticas presentan esteatosis hepática como una manifestación de la enfermedad, entre ellas la hepatitis B y C, la enfermedad de Wilson, las enfermedades colestásicas y la enfermedad hepática alcohólica. En buena parte de los pacientes que abusan del alcohol, se diagnostica la esteatosis hepática.

– Causas secundarias

Cuando las causas son secundarias, puede haber una inversión del cuadro de la enfermedad. Son varios los factores que pueden causar la enfermedad, como el hipotiroidismo, la exposición a químicos, el uso abusivo de medicamentos, entre ellos las sustancias anabolizantes, la cortisona, los medicamentos para combatir el cáncer, los medicamentos para el tratamiento de las arritmias cardíacas, entre otros.

– Enfermedad hepática grasa no alcohólica

Esta es la principal causa de esta enfermedad, representando alrededor del 70% de los casos de la misma enfermedad. Se asocia directamente con la diabetes, la obesidad y los altos índices de colesterol y triglicéridos, como resultado de varios cambios metabólicos.

¿Cuáles son los síntomas de la esteatosis hepática?

La esteatosis hepática leve (esteatosis hepática de grado 1) no presenta síntomas aparentes, ya que es el comienzo de la enfermedad. Por esta razón, muchas veces el diagnóstico se hace por casualidad a través de otros tipos de exámenes por imágenes (ultrasonografía abdominal, tomografía computarizada o resonancia magnética), y es común encontrar pacientes con la enfermedad ya en etapa avanzada y que no han sido diagnosticados correctamente.

Cuando los síntomas son aparentes, como sucede con la esteatosis hepática moderada y la esteatosis hepática difusa, entre ellas se encuentran las imágenes de vómitos, náuseas, hinchazón en la región abdominal, dolor localizado, presencia de piel y ojos amarillos, cansancio, pérdida de peso, pérdida de apetito, debilidad, dificultad de concentración, presencia de manchas oscuras en la piel, entre otras.

Todos los pacientes con grasa hepática, incluso si aún no han sido diagnosticados con esteatosis hepática, tienen un mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades a lo largo de los años, incluyendo diabetes y enfermedades cardiovasculares, como cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco.

El diagnóstico de la enfermedad se realiza a través de la evaluación de la historia clínica y de la exploración física para detectar el aumento de volumen en la región hepática. El examen de sangre también puede detectar cambios en las enzimas hepáticas, así como exámenes imagenológicos. Sin embargo, algunos casos sólo pueden ser confirmados mediante una biopsia hepática.

¿Cuál es el tratamiento para la esteatosis hepática?

Dependiendo del grado de la enfermedad y también de su grado de avance, la esteatosis hepática de grado 1 y la esteatosis hepática de grado 2 pueden ser reversibles. En primer lugar, es necesario identificar la posible causa de la enfermedad para definir un tratamiento más adecuado.

El tratamiento generalmente incluye intervención médica y orientación nutricional, así como la supervisión por parte de un profesional de la salud de un plan de actividad física programada.

La mayoría de los pacientes tienen un cambio estable en el hígado que puede reducirse durante el tratamiento hasta que el problema metabólico se resuelva o al menos se controle. La esteatosis hepática que se produce con la acumulación de grasa en el hígado puede evolucionar a una condición de esteatohepatitis, que se caracteriza por la inflamación causada por la grasa, y, finalmente, puede llegar a una condición de cirrosis hepática, convirtiéndose en no reversible.

1. Consejos para la dieta y la alimentación del paciente

Los pacientes con la enfermedad, debido a causas secundarias, deben recibir tratamiento con adecuación y ajuste de estilo de vida que es la causa principal del problema. El tratamiento está inicialmente dirigido a la modificación de los hábitos de vida y puede ser realizado en conjunto con el uso de medicamentos.

Es importante tener mucho cuidado con el tipo de alimentos que se van a consumir, y también es importante consumir una dieta rica en nutrientes, que contenga fibra, así como una dieta baja en calorías, con bajo consumo de grasas malas y que contenga grasas saludables, como las grasas poliinsaturadas.

Los siguientes son algunos alimentos que se recomiendan y que pueden ser utilizados en la alimentación realizada durante el tratamiento de pacientes con esteatosis hepática:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceites de origen vegetal, como aceites de maíz, arroz, canola, soja, entre otros;
  • Salvado de avena;
  • Semilla de lino
  • Carne magra de res y pollo;
  • Leche descremada;
  • Quesos finos, como los frescos de las minas, ricotta y requesón;
  • Frutas y verduras;
  • Alimentos ricos en fibra y granos enteros, como pan integral y arroz integral;

Los alimentos ricos en grasas saturadas deben evitarse en la medida de lo posible, así como los que contienen altas dosis de azúcar y carbohidratos simples. Los siguientes son algunos de los alimentos que no deben consumirse en la dieta de los pacientes con esteatosis hepática:

  • Alimentos ricos en grasas saturadas, como carnes grasas, salchichas, bocadillos, papas fritas, entre otros;
  • Alimentos ricos en azúcar, como refrescos, dulces, galletas rellenas, helados, jarabes, chocolate, pastas, salsas, entre otros;
  • No deberías beber alcohol.

2. Actividad física y estilo de vida

La actividad física es fundamental para ayudar en la reducción de peso de los pacientes, así como en la reducción del porcentaje de grasa corporal, ayudando en la reducción de la cantidad de grasa en el hígado. Se recomienda la elaboración de un plan de actividad física que incluya, al menos, 30 minutos de ejercicios durante 3 veces a la semana.

Si el paciente tiene una vida sedentaria, es importante elegir actividades más ligeras, como caminar, hidrogimnasia, bailar o cualquier otro ejercicio aeróbico de bajo impacto.

Si el paciente tiene sobrepeso o es obeso, es necesario tener un programa de pérdida de peso para lograr niveles saludables de composición corporal, ayudando así a reducir la cantidad de grasa en el hígado. El proceso de adelgazamiento puede contribuir en gran medida a la reducción de los cambios metabólicos y hepáticos que se producen debido a la esteatosis.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.